08 julio 2012

Entrevista: a una cebra 'Los niños son la esencia de nuestro trabajo'

Dos proyectos, elegidos de entre más de 70, representarán a Bolivia en el certamen internacional de periodismo infanto-juvenil. Este es uno de ellos.
Participaron Natalia Muñoz Paulsen, Laura Iriarte Winberg, Gaby Valenzuela Delgadillo, Camila Noya Torrico, Valentina Jáuregui y Nicol Vargas. La maestra guía fue Mirtha Meza, del segundo de secundaria del colegio San Ignacio, de La Paz.
Las cebras de La Paz, caracterizadas por adolescentes contratadas por el municipio, representan a los personajes que a diario ordenan el caótico flujo vehicular, educan y enseñan buenos modales sobre el uso de la calzada a peatones y conductores. Las alumnas del 2do de secundaria del colegio San Ignacio entrevistaron a una "cebra" y este es el resultado del diálogo.

Hola, estimada amiga, queremos conversar contigo para concienciar a la ciudadanía sobre tu trabajo. Nos gustaría que te presentes y nos cuentes ¿cómo te animaste a ser cebra?
¡Buenos días! Mi nombre es Yesiba Chavarría López. Me animé a ser cebrita luego de ver trabajar desinteresadamente a mis demás compañeras por la ciudad siempre con energía, con alegría, cuidando a los peatones y enseñándoles lo que es cultura ciudadana y educación vial.

¿Puedes describir detalladamente lo que haces como cebra?
Como cebritas trabajamos en la calle cuatro horas al día, pero no solo en las calles, sino también en las unidades educativas, ferias, parques y otros lugares, para educar, por ejemplo, sobre la importancia del desayuno escolar. Muchos de ustedes nos habrán visto en los pasos peatonales y los puntos de parada, pidiendo a la gente que siempre camine por la acera y no por las vías.

¿Cómo nació la idea de las cebras en La Paz?
Es una idea del ex oficial mayor de Culturas Pablo Groux, a quien un día se le ocurre reemplazar los pasos peatonales, que eran solo líneas blancas, por pasos de cebra. Entonces surge la idea de las cebras de cuatro patas, con trajes donde entraban dos personas, una parada y otra agachada. Empezamos con 20 jóvenes y 10 trajes, que luego mejoraron hasta volvernos cebritas de dos patas.

¿Crees que tus mejores admiradores son los niños?
Los niños son la esencia de nuestro trabajo. Este año estamos con el lema: "Las cebras son para los niños y los niños están con nosotros". Los niños son muy importantes para nosotros pero también las personas adultas y las de la tercera edad. Es en la actitud de los niños que nos damos cuenta que nuestras enseñanzas están dando resultado. Ellos son nuestra mayor motivación y los que nos dan mayor energía.
¿Sientes que la mayoría de la gente valora tu trabajo?
Creemos que sí, porque cuando durante un mes, en enero, nos ausentamos de las calles para capacitarnos y recargarnos, la gente nos pregunta: “Cebrita, dónde te has perdido”. Les voy a contar una anécdota: Un día una madre, apurada, intentaba cruzar la calle con su hijo con el semáforo en verde, pero su hijo no le permitió y le aclaró que debían hacerlo en rojo porque la cebrita lo dice. Entonces su mamá respondió: “Ya hijito, pero no lo digas tan fuerte” (risas). Las palabras de aliento que nos dan los niños nos ayudan ante el bajón de escuchar a los conductores que nos piden que no los molestemos.

¿Cómo te sientes ayudando de esta manera a la sociedad?
Me siento bien, feliz. Aunque al final uno acaba agotada me siento contenta, porque para mí no sólo es un deber que cumplir, es mucho más.

Mencionaste que se capacitaban, ¿cómo lo hacen?
Vamos a tallares de capacitación para prepararnos mejor y salir a las calles. El macrodistrito Maximiliano Paredes, por ejemplo, es un lugar muy complejo, muy conflictivo por el comercio que hay en el lugar: faltan semáforos, las vías son enormes, a la gente se le hace difícil cruzar las calles… Entonces nuestra ayuda es vital y para eso hay que estar preparadas, ¿no es cierto?

¿Quiénes son los burros y qué función cumplen?
La cebrita es la que educa y el burrito es el que representa las malas actitudes de las personas, tanto de conductores como de peatones. Es el personaje más dinámico, más fregado, pero a la vez es el más inteligente.

¿Por qué?
Porque cumple dos papeles: el de cebra y del burro. La cebrita solo educa y hace siempre el mismo papel, mientras que el burrito, con mucha inteligencia y creatividad, tiene que atraer a la gente para educarla.

¿Qué haces el Día de la Cebra?
El Día de la Cebra es el 19 de noviembre y ese día, como es nuestro cumpleaños, lo festejamos con torta y todo.

¿Qué les dices a los peatones y conductores?
A los conductores, que tengan más cuidado, que entiendan que tanto ellos como los peatones y las cebras somos humanos, por lo tanto merecemos respeto; después de todo esta ciudad es de ellos y para ellos. A los peatones, que tengan más cuidado, que cambien sus conductas negativas, y una manera de hacerlo es empezando por uno mismo…

¿Qué hace Yesiba cuando no es cebra?
También soy coordinadora, ocupo dos turnos que son de 7:30 a 11:30 y de 14:30 a 18:30. Por las noches estudio en un instituto Contabilidad y también paso talleres de capacitación sobre cultura ciudadana. Los sábados estudio computación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada