14 mayo 2017

Presunto guerrillero peruano Juez envía a San Pedro a Julio César Vásquez

La Juez 4to de Instrucción en lo Penal Cautelar de La Paz, Wedy Belzu, resolvió ayer anular la medida sustitutiva de detención domiciliaria del presunto líder del grupo terrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias – Ejército Popular Tupacamarista (FAR-EPT) Julio César Vásquez Vásquez, y resolvió enviarlo a la cárcel de San Pedro de La Paz, por el delito de evasión a la justicia dentro de un caso de asesinato.

Vásquez radica en Bolivia desde el año 2000, bajo el estatus de refugiado, por su condición de miembro del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

La pasada semana, el Gobierno peruano informó que sospecha de un proceso de rearticulación de actividades de terrorismo del MRTA, pero desde el lado boliviano, y presume que ese movimiento subversivo está encabezado por Vásquez, quien, según el Ministerio del Interior de Perú, apareció en una entrevista en territorio boliviano, con el pseudónimo de “Camilo Reyes”, anunciando una nueva guerra revolucionaria en Perú..

Por su lado, el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, señaló el viernes no tener indicios sobre esa denuncia y sospechas, pero decidió pedir al Consejo Nacional del Refugiado (Conare) revocar el estatus de refugiado que tenía, debido a que el peruano incurrió en la comisión de delitos comunes, que lo descalifican para gozar del refugio político del que gozaba.

En la audiencia de medidas cautelares de ayer, la juez encontró indicios suficientes del delito de evasión, riesgos procesales y antecedentes que ameritan la detención preventiva.

El peruano fue imputado en 2014 de proveer el arma para el asesinato de una mujer, motivo por el cual enfrentaba un proceso penal, pero no se presentó a las últimas audiencias y, en consecuencia, la parte demandante pidió la declaratoria en rebeldía.

Vásquez admitió que también violaba la medida cautelar de la detención domiciliaria, ya que cumplía trabajo en un estudio jurídico, para el que realizaba trámites en los juzgados.

El abogado de la víctima del crimen explicó a la juez que al haberse sustraído de la administración de justicia, cometió ya el delito de evasión, por lo que se le abrió otro proceso, distinto al principal.

La próxima semana sería presentada otra denuncia, esta vez por feminicidio, en el grado de complicidad, por haber prestado el arma que con la cual se asesinó a una joven embarazada.

Al término de la audiencia, Vásquez fue llevado a celdas judiciales, mientras se cumplan los trámites para su traslado y reclusión en la cárcel de La Paz.

La policía capturó al ciudadano peruano el pasado viernes, luego de que agentes de inteligencia le realizaran un seguimiento y constataran que abandonó su domicilio y se dirigía a una universidad, donde fue aprehendido.

Vásquez, quien se declaró partidario del gobierno de Evo Morales, reveló que mantiene nexos con organizaciones sociales de Bolivia afines a su ideología política.

Sin embargo, aseguró que él no concedió ninguna entrevista y calificó la denuncia como una mentira del Gobierno peruano, que pretende perjudicarlo en su estado de refugiado.

De su parte, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, expresó su deseo de que el Perú pida la extradición de Vásquez, pero hasta ayer no se tenía noticia alguna al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario