14 agosto 2016

Para el Gobierno demandas de las cooperativas mineras son homenaje al "gonismo" privatizador

El ministro de Gobierno Carlos Romero cuestionó este domingo las demandas de las cooperativas mineras que exigen mayores beneficios para el sector, como áreas, subvenciones y facilidades, que finalmente, según dijo, serán entregadas a las empresas privadas transnacionales mediante contratos de asociación que piden que se les permita suscribir.

Romero señaló que esas demandas constituyen un homenaje al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, caracterizado por haber llevado adelante el proceso de capitalización en el país y vender las empresas estatales.

"Los recursos naturales son del pueblo boliviano y unos cooperativistas pretenden despojarnos de yacimientos mineros para entregarlos a las empresas extranjeras, entonces démosle un homenaje al "gonismo" privatizador, restituyamos el neoliberalismo en el planteamiento que nos hacen algunos dirigentes de las cooperativas mineras", sostuvo el ministro en entrevista con la televisora BTV.

Entre las demandas de las cooperativas mineras, que realizaron bloqueos y enfrentamientos violentos con la Policía, del miércoles al viernes, están el pedido de dotación de mayores áreas mineras; ser eximidos del régimen impositivo para la importación de maquinaria; reducir sus obligaciones ambientales, tarifas preferenciales en el consumo de energía eléctrica y la potestad de negociar contratos de asociación con empresas privadas, entre las principales.

Con estas demandas, expuso Romero, las cooperativas mineras "en vez de ser una entidad de cooperación, se constituyen en la una entidad de expoliación de nuestra riqueza natural, en una entidad que camufla a una empresa transnacional, entregándoles todos sus privilegios para que la empresa extraiga la riqueza y ellos vivan de la renta".

El ministro remarcó que algunos dirigentes "quieren utilizar el maquillaje de la cooperativa para traer empresas trasnacionales y entregarles los yacimientos mineralógicos que le pertenecen a todo el pueblo boliviano".

Subrayó que es potestad exclusiva e indelegable del Estado suscribir contratos con personas individuales y colecticas sobre los recursos naturales.

"Solo el Estado puede promover asociaciones porque a partir de una historia de frustraciones como con el caucho, la minería, el gas, donde las empresas extranjeras succionaban las riquezas naturales, dejando de pobreza a la población boliviana, es que se adoptó esa política de Estado, de que los recursos naturales son del pueblo boliviano".

Recordó que las constituciones anteriores decían que los recursos naturales son del Estado y "ante eso venía Sánchez de Lozada y se inventaba contratos de riesgo compartido y transfería la propiedad a empresas transnacionales extranjeras".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada