06 junio 2016

Mujica: Ninguna adicción es buena, sólo el amor

“No creo que la droga ni ninguna adicción sean buenas, no creo que la marihuana ni el alcohol sean buenos, la única adicción buena es el amor, las demás son todas plagas” fue una de las memorables frases del expresidente de Uruguay, José Mujica, en una de sus varias intervenciones que tuvo durante su maratónica visita de tres días a Bolivia entre conferencias magistrales, entrevistas y condecoraciones.

No obstante, el líder uruguayo de 81 años, fue el artífice de que en su país se legalice el consumo de marihuana con argumentos totalmente válidos. Y no podría ser de otra manera en un país donde, según el mismo Mujica, el aborto también es legal; es un estado laico donde “hubo un Presidente que corrió a todas la religiones” y la prostitución es legal desde 1914. También por esa época se abrió una universidad para mujeres.

¿Y cómo justifica Mujica su política de legalizar las drogas? Explica que el primer mercado de droga, el que da la plata, es Estados Unidos y que valdría más combatir allá donde se hace el dinero, América Latina sólo pone los muertos como en México, Honduras y Guatemala.

“Creo que hay un rotundo fracaso con la política represiva, cada vez hay más presos y cada vez circula más la droga porque es un negocio estupendo. Hace 80 años que el mundo está reprimiendo el consumo de marihuana, esto hay que tomarlo como un problema de salud tratar a la gente como a enfermos”, recomienda Mujica.

Desde la perspectiva del líder uruguayo, no se puede terminar con las drogas, pero sí con el narcotráfico. “Estados Unidos tiene una política cínica. Hay estados en ese país donde uno encuentra lugares con listas firmadas por médicos que recomiendan consumir marihuana para dolores de cuello o lo que fuere. Con ese pretexto se vende y compra la droga. Hay estados dentro de Estados Unidos donde la marihuana está legalizada”, concluye Mujica.

El expresidente uruguayo asegura que él prefiere venderle la marihuana a la gente en una farmacia. “Si un muchacho tiene un número determinado de cigarros por mes, y si quiere consumir más, le digo que se tiene un problema médico por atender”.

“¿Voy a meter a la cárcel a un muchacho por tres cigarros de marihuana? Me parece que es como perseguir la prostitución, es mejor reconocer las cosas y luego operar”, comenta.

Lo otro, el narcotráfico, sirve simplemente para asegurar ganancias a unos cuantos. “De cada tres presos uno es por drogas. Es como la ley del alcohol en los años 20. El tema está abierto y toda la sociedad debe escucharlo y debatirlo”, recomienda Mujica.

El aborto

Consultado sobre el tema del aborto, el expresidente contextualiza y dice que Uruguay es un país raro, pequeño, y el primero en dar a la mujer el derecho a esa opción.

“En esa época fundó una universidad femenina para que las familias conservadoras se animarán a mandar a las ‘nenas’ a estudiar, sino no las enviaban”, explica.

Mujica recuerda que en esa época había apertura cultural, incluso hubo un presidente uruguayo laico que en 1904, escribía “dios”, así con minúscula, corrió a todas las religiones y convirtió a su país en un estado laico.

“Tenemos enseñanza gratuita desde principios del siglo pasado. Con todos estos antecedentes es natural que en mi país reconozcamos el aborto. Porque el aborto existe y siempre existió. No nos gusta el aborto, y a la mujer que tiene necesidad de hacerlo tampoco le gusta”.Se puede decir ‘no me gusta y dar argumentos’ pero ahí está y afecta a las mujeres, sobre todo a las más pobres y las que tienen “padres conservadores que no aceptan que el amor nos convoca y es irresistible”.

Lo que se quiere, dice Mujica, es brindar un apoyo. “Primero intentamos persuadir a que no lo haga, pero nunca las dejamos solas. Si mantiene su decisión, la entendemos y así evitamos que tenga que intervenir una curandera y tratamos de salvar la vida de la mujer lo mejor posible”.



“NO SOY POBRE”

“No soy pobre”, asegura contundente Mujica. “Pobre es el que necesita mucho. He aprendido a vivir llevando mi equipaje. Diez años he estado preso en condiciones que si en la noche me ponían un colchón estaba contento”.

Para Mujica, las cosas tienen valor relativo: hay que tener techo, comida y pocas ataduras materiales para tener tiempo libre y hacer las cosas que a uno le gustan y si se tiene mucha plata no se puede. “Tengo dos piezas, el baño y una cocina con mi compañera. Lo atendemos nosotros. Como todo viejo, tengo que levantarme por lo menos tres veces a orinar en la noche. Si tuviera a alguien de servicio tendría que llevar una bata y se complica todo. Mejor es vivir con sencillez, no preciso más porque la vida me enseñó que si la felicidad no la consigues con poco y está acá adentro, no la vas a conseguir con cacharros materiales”.
- See more at: http://www.lostiempos.com/actualidad/nacional/20160606/mujica-ninguna-adiccion-es-buena-solo-amor#sthash.mEAZndaH.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada