23 mayo 2016

En Brasil reabrirán caso Pinto e indagarán contratos con Bolivia

El vicepresidente de Asuntos Exteriores y de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados de Brasil, Luis Carlos Auli, anunció que pondrán en agenda de trabajo de la Cancillería brasileña el caso del exsenador opositor Roger Pinto y la transparencia de los contratos firmados con Bolivia y los países de corte socialista, por instrucciones del Partido de los Trabajadores de Luis Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff.

En comentario difundido por medios brasileños, Auli sostuvo que hay sombras de los gobiernos del PT para financiar con dinero público de los brasileños a gobierno del eje bolivariano y a dictaduras africanas.

“También espero que el nuevo gobierno tenga la prioridad de poner en su lugar, de hecho, el Plan Estratégico de Fronteras, de modo que el contrabando de drogas y armas se combata eficazmente, en acción integrada de todas las fuerzas de seguridad”, dijo en la columna periodística que publica los domingos.

Además de una nueva agenda externa, otro tema que Temer tiene que revisar con urgencia es el contrato de los médicos cubanos. Además de la presentación de estos profesionales a las leyes de medicina del país, Brasil ya no puede utilizar este servicio externalizado, como un puente para seguir financiando la dictadura cubana.

Dijo que la figura articuladora fue Marco Aurelio García, quien como coordinador del Foro de Sao Paulo, llegó a ser una especie de ministro de Lula y Dilma, defendiendo siempre con temas de interés feroces relacionados con Cuba, Venezuela, Bolivia y otros países del eje bolivariano, a la cual Brasil, en los últimos 13 años ha dado todo su apoyo, e hizo concesiones absurdas, como obras por valor de 800 millones de fondos públicos.

Admitió que bajo la nueva dirección de descontaminar el sesgo bolivariano, el Ministerio de Asuntos Exteriores tiene ahora, en nombre de la transparencia, la oportunidad de abrir los archivos vergonzosos que culminó en el “vuelo” a Brasil del senador Roger Pinto, después de que éste permaneciera 15 meses refugiado en la Embajada de Brasil en la Paz, sin que nada pueda hacer para salvarlo ante las amenazas de Evo Morales.

Recordó que el diplomático Eduardo Saboia, quien planeó la fuga peligrosa por más de 20 horas en coche, en lugar de ser elogiado por su valor y la acción humanitaria, simple y cobardemente fue castigado por el gobierno brasileño.

La diplomacia brasileña no puede permitir que los casos de senador boliviano y boxeadores cubanos permanezcan en el cuadro negro del Ministerio de Asuntos Exteriores, dice el diputado, ahora oficialista, sin precisar fecha de sus acciones que tocaría a Bolivia.

Auli, que es vicepresidente de Asuntos Exteriores y de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, anunció que pondrán en agenda de trabajo de la Cancillería brasileña el caso del exsenador opositor Roger Pinto y la transparencia de los contratos firmados con Bolivia y los países de corte socialista por instrucciones del Partido de los Trabajadores de Luis Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff.

Admitió que bajo la nueva dirección de descontaminar el sesgo bolivariano, el Ministerio de Asuntos Exteriores tiene ahora, en nombre de la transparencia, la oportunidad de abrir los archivos vergonzosos, que culminó en el “vuelo” a Brasil del senador Roger Pinto, después de que éste permaneciera 15 meses refugiado en la Embajada de Brasil en la Paz, sin que nada pueda hacer para salvarlo ante las amenazas de Evo Morales.

Recordó que el diplomático Eduardo Saboia, quien planeó la fuga peligrosa por más de 20 horas en coche, en lugar de ser elogiado por su valor y la acción humanitaria, simple y cobardemente fue castigado por el gobierno brasileño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada