20 abril 2016

Personas con discapacidad a 50 kilómetros de su meta


Se espera la llegada de la caravana para el 25 de abril.

La marcha de las personas con discapacidad se encuentra a 50 kilómetros de la ciudad de La Paz, avanza lentamente en medio de necesidades y las inclemencias del tiempo. La población se solidariza y ayuda, otros les niegan apoyo.

En contacto telefónico con EL DIARIO, el representante de la Confederación de Personas con Discapacidad de Bolivia, David Cayo, informó que la caravana avanza lento y ayer, por las inclemencias del tiempo, llegó a la comunidad de Ayo Ayo, aproximadamente a 50 kilómetros de la ciudad de La Paz.

“Lamentablemente hoy (ayer) no hemos podido avanzar mucho, por las inclemencias del tiempo, pero estamos buscando hoy llegar hasta el Tolar y avanzar un largo trecho”, expusó el informante.

La marcha permaneció en Patacamaya, luego del fracaso del tercer intento de diálogo con autoridades del Gobierno. Sin embargo, a pesar del clima frio de la carretera, a causa de las lluvias, las personas con discapacidad llegaron a la población paceña de Ayo Ayo.

EL DIARIO acompañó un extenso trecho a los discapacitados en su marcha, llegando a constatar el viacrucis que tiene que padecer los marchistas para trasladarse por sus medios o con sus sillas de ruedas.

Cumplen casi un mes de caminata, al haber partido el 21 de marzo desde la ciudad de Cochabamba, en demanda al Gobierno de un modesto bono mensual de Bs 500, en vez de los Bs 1.000 que reciben anualmente. Además, de la carnetización y la revisión de la calificación de discapacidad.

Los marchistas decidieron llegar el día lunes a la ciudad de El Alto y el martes descender a esta capital. Abriga la confianza de que el presidente Evo Morales se compadezca de recibirlos, para que atender sus demandas. Están seguros de que la primera autoridad del país los podrá escuchar.

El representante de los discapacitados reconoció y agradeció la ayuda externa de solidaridad y aseguró que no tiene ninguna finalidad política en su accionar, y que tampoco recibieron financiamiento alguno para su movilización.

“Hay mucha gente que nos está apoyando, brindando su aliento y solidaridad. Queremos informar que hasta el momento hemos recibido apoyo y resguardo, en todas las comunidades rurales, nos abrieron sus puertas para poder descansar”, dijo el delegado de los marchistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada