12 diciembre 2016

El MAS busca una consulta para Evo y García se baja



A tres días de comenzar el congreso ordinado del Movimiento Al Socialismo (MAS), el vicepresidente Álvaro García Linera patea el tablero. El que debía ser un encuentro para diseñar un plan para hacer viable una consulta ciudadana que habilite al binomio presidencial para las elecciones de 2019 ahora deberá tratar también la decisión de García Linera de no presentarse como candidato a la vicepresidencia otra vez. Cree que su ciclo concluyó, que su futuro está en la formación de cuadros políticos, en reideologizar a los colectivos para frenar el repliegue político que, según él, afecta a la “revolución” que promueve el MAS.

Hasta ayer, la idea era que en el congreso, que se realizará entre el 14 y 17 en Montero, se analicen los caminos para repostular a Morales. El tema sería analizado en la comisión política.

El plan empezó a gestarse después del fracaso en el referéndum para modificar la Constitución Política del Estado, del 21 de febrero, y se dieron plazo hasta 2018 y parte de 2019 para buscar todos los mecanismos legales en procura de abrir la Carta Magna para lograr otra reelección de Morales, relató el dirigente de los interculturales en Bolivia, Leonardo Loza.
“La propia Constitución nos abre muchas puertas para ratificar a nuestro presidente como nuestro candidato y vamos a sujetarnos a todos los mecanismos legales, pero pediremos permiso al pueblo boliviano para modificar la Constitución”, dijo Loza y afirmó que en el congreso nacional se analizará ese tema.

Si en ese encuentro se aprueba esa alternativa, según el dirigente, serán trazados los lineamientos para iniciar el trabajo de recolección de firmas, luego presentarlas al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y así plantear a la Asamblea Plurinacional para que, a través de una ley de iniciativa ciudadana, se consulte al pueblo la posibilidad de una reforma constitucional.

De acuerdo con la Ley 026 del Régimen Electoral, para la iniciativa popular se requiere recolectar, al menos, un 20% del padrón electoral en el momento de la iniciativa y ese porcentaje debe ser de un 15% del registro de votantes de cada departamento. El TSE verificará el cumplimiento de ese requisito.

Sin embargo, no había tanto apuro. Según la senadora Eliana Salvatierra, lo prioritario era establecer una línea de unidad partidaria, de cohesión, de revisar la agenda patriótica y de tratar de seguir el guión escrito tras los resultados del 21-F: no hablar de candidatos hasta 2018. “La decisión de Álvaro sin dudas nos genera un remezón”, dijo la senadora por Santa Cruz.

Postergar decisiones
Los diputados masistas Franklin Flores, de La Paz, y Víctor Borda, de Potosí, prefieren evitar hablar de la reelección presidencial y esperar a que el congreso del partido defina qué ruta seguir.
En ese encuentro, según Flores, se trabajará diversas temáticas en varias comisiones como la política orgánica, económica y la de la Agenda Patriótica 2025.

En el tema de la repostulación se conocerán los análisis y propuestas que realizaron tres niveles, la estructura nacional del MAS, las dirigencias departamentales y la de los movimientos sociales nacionales.
Hasta el momento, el presidente Evo Morales se ha referido a García Linera como imprescindible, como alguien que no puede ser reemplazado y como su mejor secretario, como la persona que se queda en Palacio a gobernar mientras él recorre el país entregando obras.

De momento, no se piensa en alternativas para un posible binomio sin García Linera. “Ha sido un binomio tan exitoso que nos es muy difícil imaginarnos al presidente Evo Morales sin el vicepresidente García Linera”, admitió Salvatierra. La idea era un repaso autocrítico de la gestión, afinar la Agenda 2025, definir los mecanismos para repostular al presidente a un periodo más. Ahora, también tendrán que ocuparse del futuro del ‘vice’

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada