14 noviembre 2016

Crece la imagen de Carlos Mesa con miras al 2019

El presidente Evo Morales ganaría las elecciones en primera vuelta con 27%, pero se vería obligado a someterse a una segunda vuelta, donde perdería frente al expresidente Carlos Mesa, en caso de que ambos fueran candidatos, según una encuesta de la empresa Mercados y Muestras para Página Siete, aplicada en las nueve capitales departamentales, El Alto y 31 ciudades intermedias.

Analistas consideran que la estrategia del Gobierno de atacar a opositores no ha hecho más que favorecer a estas personas.

La estrategia se vuelve en contra. Para el analista político, Diego Ayo, el Gobierno ha acudido a una serie de estrategias para anular a opositores, sin embargo, todos estos ataques solo han favorecido a estas personas, que posiblemente sean candidatos presidenciales en el futuro.

“Las estrategias más recurrentes, como la coima, mentiras y el amedrentamiento ya no son efectivas para el Gobierno, ahora se va tras la anulación de posibles candidatos presidenciales”, afirma Ayo.

Crece popularidad de opositores. En su análisis, Diego Ayo, afirma que los últimos ataques del Ejecutivo ha hecho que aumente la popularidad de Samuel Doria Medina y del expresidente Carlos Mesa y esto se ve reflejado en la encuesta que hace Mercado y Muestras.

“Otra conclusión clara es que, el Gobierno se encuentra en su fase decadente. Hay una correlación que existe entre la caída de precios del petróleo y la disminución de la popularidad de Morales. Fueron buenos gestores mientras había mucha plata pero al bajar los ingresos, empiezan los problemas”, refiere el analista

'El Gobierno está creando un rival a su medida'. El analista político, Francisco Solares, afirma que el Ejecutivo se encuentra en un afán de crear una percepción en la población donde obviamente exista un solo candidato que pueda aglutinar a la oposición pero que en cierto punto sea funcional al Gobierno, es decir, está creando un enemigo a su medida.

“Aquí lo interesante es que Carlos Mesa tiene que conseguirse un partido político y para ello tendrá que negociar con otras fuerzas políticas para obtener un frente que le sirva de plataforma”, señala Solares.

Para el analista, la estrategia del Gobierno favorece a ambos, al MAS y a Carlos Mesa. La idea es continuar con la polarización política, donde por un lado esté el Gobierno y por la otra una sola fuerza de oposición, donde los demás partidos se destruyan.

“El Gobierno va a tratar de unir a la oposición para destrozarla”, dice Solares en su análisis sobre la encuesta de Mercado y Muestras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada