13 julio 2016

Proyectos del Silala requieren asignación en presupuesto del TGE

Con el fin de sentar soberanía en el cantón Quetena Chico, del departamento de Potosí, lugar donde se encuentran las aguas del Silala, legisladores tanto del oficialismo como de la oposición plantean diferentes proyectos en la zona, entre ellos la dotación de terrenos a bolivianos que quieran vivir en el lugar, instalar una embotelladora y la asignación de un financiamiento del Tesoro General del Estado (TGE) para ejecutar dichos planes y otros que puedan ser propuestos por distintas fuentes de los sectores públicos y privados.

Los legisladores afirmaron, por separado, que es importante priorizar los trabajos en la zona fronteriza con Chile, a fin de dar utilidad a ese recurso hídrico, en beneficio de los bolivianos, para impedir que Chile no los siga aprovechando, presuntamente porque consideran que los bolivianos no lo aprovechan.

PROPUESTAS

El diputado de Unidad Demócrata (UD), Gonzalo Barrientos, sostuvo que es importante impulsar una ley que autorice el empleo de recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) para aplicarlos en Quetena Chico, de ese modo que pueda ser concretado cualquier plan que se proyecte impulsar en la región.

“Necesitamos una ley en la cual se asigne un porcentaje del Tesoro General del Estado para que, a corto, mediano y largo plazo, se tenga un presupuesto permanente y de esta manera, mediante la planificación necesaria, se tenga un plan integral de desarrollo del Silala, como el mejor medio de sentar la soberanía territorial y el aprovechamiento de sus recursos”, declaró a EL DIARIO el diputado opositor.

En criterio de Barrientos, los proyectos que plantean tanto las autoridades locales del departamento potosino, como las sugerencias de los legisladores, deben ser concentrados todos en un plan integral que beneficie a Quetena Chico.

La semana pasada, el gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, anunció la construcción de un hotel turístico y que para ello se requiere de un presupuesto de 15 millones de bolivianos, aproximadamente; manifestó también la intención de embotellar las aguas del Silala para su distribución nacional, además de otros proyectos básicos, como la electrificación y el mejoramiento de las vías camineras.

En cuanto al aprovechamiento de las aguas dulces provenientes del Silala para el consumo humano, el diputado Víctor Borda, del Movimiento Al Socialismo (MAS), afirmó que una vez que termine el receso Legislativo planteará su brigada al pleno del legislativo tres proyectos.

POBLAR

El primero consiste en poblar la región de Quetena Chico, donde se encuentra el Silala; esto se conseguiría a través de la dotación de tierras, de manera gratuita, por parte del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), para las personas que quieran habitar en la región.

“Esta dotación, obviamente, se la realizaría cumpliendo cierta requisitos exigidos por ley, fundamentalmente para que se pueda poblar ese sector”, explicó a EL DIARIO.

El segundo consiste en proyectos de riego y microriego en las zonas en las cuales serían trabajados, en coordinación con las autoridades locales y la Gobernación de Potosí.

Una vez que pueda establecerse una población en la región, el tercer proyecto tendrá que ser puesto en marcha y consistiría en instalar una planta embotelladora de agua.

“Una embotelladora para que pueda generarse actividad comercial (…) La ley contempla establecer como prioridad nacional la construcción de una planta de embotellamiento, seguramente el presupuesto lo tendrán que ver el Gobierno y la Gobernación”, sostuvo Borda.

La propuesta de sentar soberanía en la región Quetena Chico es coincidente entre los parlamentarios del oficialismo y de la oposición, además de investigadores y de los escasos pobladores de comunidades cercanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada