10 julio 2016

Dos poblaciones de Bolivia y Chile Playa Verde y Cancosa separadas por frontera, unidas por necesidad

Entre los inmensos desiertos secos, desolados y fríos que dominan la frontera entre Bolivia y Chile, se levantan dos poblaciones: Playa Verde en Bolivia y Cancosa en Chile, que a pesar de la diferencia entre estados, banderas, himnos y convicciones, las une la simple necesidad de tener a alguien cerca. Son dos pueblos fronterizos donde, según testimonio de los residentes de la región de Sacaya donde se encuentra Playa Verde, viven en “completa armonía”. EL DIARIO conversó con ellos.

A raíz del reportaje que publicó El Decano de la Prensa Nacional titulado “Sacaya, otra fuente hídrica en frontera que va a Chile”, los ciudadanos Juan Ayaviri Flores y Víctor Ayaviri Ticona, ambos oriundos de “Frontera Sacaya” región que pertenece a la provincia Daniel Campos del departamento de Potosí y es el límite fronterizo con Chile, llegaron hasta oficinas de esta casa periodística para ofrecer su testimonio y corroborar que en la región existe otra fuente de agua dulce conocido como Sacaya, que tiene proporciones incluso más grandes que los manantiales del Silala, pero que en contraste los pocos habitantes de la región no cuentan con los servicios de primera necesidad.

RELACIÓN

Lo único que les divide es la línea fronteriza. Se trata de las poblaciones de Playa Verde (Bolivia) y Cancosa (Chile), mismas que según testimonio de Víctor Ayaviri los pobladores tienen una relación armoniosa.

“Nosotros no tenemos una controversia social. Nosotros tenemos una política muy armoniosa con los habitantes de Cancosa (…) Antes venían en sus caballos. Nos visitaban. Actualmente los carabineros de Chile nos van a visitar a la escuela. Estamos a metros de la frontera, además es una zona ganadera y el ganado (chileno) cruza al lado boliviano y viceversa. El ganado no conoce de límites”, relató Ayaviri Ticona.

La relación cercana entre estas dos poblaciones data prácticamente desde la creación de ambas y uno de los principales motivos de la cercanía además de la cuestión geográfica es que ambas se abastecen de los alimentos u otras necesidades básicas que tengan.

“Nos entrevistamos todos los días, nos encontramos, nos saludamos bien. Nosotros podemos ir a Cancosa (Chile) tranquilamente, porque allá nos conocen, nos reciben. Los carabineros nos dan vía libre porque antes (en Cancosa) había sólo una tienda que abastecía a toda la frontera”, relató Ayaviri Flores.

En la actualidad las poblaciones de Sacaya tienen más acceso a la población de Llica que es una de las más pobladas y es capital de la provincia Daniel Campos.

SOBERANÍA

“Nosotros como bolivianos estamos sentando soberanía en esa parte fronteriza del territorio boliviano. Allá se iza la bandera y no se arría hasta que se termine, nosotros nos compramos las banderas y las ponemos hasta que se acaben. Lo mismo hacen (los pobladores) en Cancosa, Chile”, afirmó Ayaviri Flores.

LA POBLACIÓN

Según el testimonio de los Ayaviri, Sacaya es la región donde se encuentran los manantiales de agua dulce y que alberga a varias comunidades como Murmuntani que es la población principal a donde pertenece Playa Verde.

Una de las características de la población de Playa Verde es que la bandera boliviana siempre está flameando en el mástil de la Unidad Educativa Elizardo Pérez la misma que cuenta con cinco estudiantes de distintas edades y un profesor que les imparte clases.

Playa Verde es una comunidad conformada por apenas dos familias y que está prácticamente aislada de las demás urbes porque no cuenta ni siquiera con un sistema de radiocomunicación, medio por el cual las poblaciones alejadas aún se comunican. Según Ayaviri Flores, hace seis años que este servicio fue cortado.

A pesar que los postes y cables para brindar energía eléctrica ya fueron instalados en la región, las comunidades de la región de Sacaya como Playa Verde no cuentan con este servicio.

“Lo único que falta es subir la palanca porque los cables de energía eléctrica pasan por Playa Verde hasta el último lugar de la frontera que se llama ‘Salida’, es la última vivienda que se tiene en territorio boliviano”, relató Ayaviri Flores.

En esa región, según los Ayaviri, existe un puesto militar avanzado denominado Bella Vista que se encuentra entre los hitos 44 y 45 y que es el que se encarga de vigilar el límite fronterizo con Chile.

NECESIDADES

Como lo mencionó EL DIARIO en anteriores publicaciones, Sacaya, es una región fronteriza con Chile que se caracteriza por su clima frío pero también porque tiene un recurso hídrico que es poco aprovechado por los habitantes de la región que no cuentan con servicio de agua potable.

Sin embargo, los residentes del lugar aseguraron también que sus autoridades elaboraron un proyecto para proveer de agua potable a todas esas comunidades y demandaron de las autoridades del gobierno central, departamental más atención.

Asimismo los Ayaviri destacaron la labor de El Decano de la Prensa Nacional que rescata las necesidades de las regiones más lejanas y olvidadas del país.

“EL DIARIO siempre ha luchado por las fronteras, por los lugares más inhóspitos de Bolivia lo cual para nosotros que somos del lugar es muy importante”, dijo Ayaviri Flores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada