21 junio 2016

El paro fue parcial, sectores productivos y transporte no suspendieron actividades

La masiva movilización de la Central Obrera Boliviana (COB) llegó ayer a la sede de Gobierno desde Caracollo, abriéndose paso y haciéndose notar con el estruendoso ruido de cachorros de dinamita, que acompañaron a los marchistas en apoyo a los trabajadores de la ex Empresa Nacional Textil (Enatex).

La Central Obrera Boliviana (COB) convocó a un paro nacional en apoyo a los extrabajadores de Enatex, que exigen la derogatoria del decreto que cierra su fuente laboral.

El lunes 13, los trabajadores fabriles y afiliados de la COB marcharon desde Caracollo, y luego de siete días llegaron a la sede de Gobierno. Ayer, la marcha, a la cabeza de la COB, descendió a la ciudad de La Paz con miles de afiliados a su ente matriz; mineros, trabajadores en educación y salud, entre otros.

A nivel nacional, se realizaron marchas y protestas en todas las ciudades capitales del país. En Sucre, Santa Cruz, La Paz, Oruro, Cobija, Cochabamba, Tarija y Potosí, en respaldo a su ente matriz, que anunció con anticipación la movilización.

DINAMITA E INGRESO

La COB, como cabeza de la movilización de fabriles, a su llegada a la Ceja de El Alto se abrió paso con el uso de dinamita, realizado por mineros, y bajaron así, por la carretera antigua, hasta el centro de la ciudad de La Paz. El susto y molestia de la población fue evidente. Sin embargo, los marchistas continuaron su descenso.

Al promediar el mediodía y, luego de una caminata de más de ocho horas, los movilizados llegaron a la sede de Gobierno; en un inició se pretendía ingresar por la avenida Montes y recorrer la avenida Mariscal Santa Cruz. Sin embargo, los marchistas despistaron a la Policía Boliviana y trataron de llegar a la plaza Murillo y tomaron la calle Ingavi y bordeando los ocho puntos que bloquean el kilómetro cero; que se encontró fuertemente resguardado por efectivos del orden.

Las autoridades nacionales calificaron al paro convocado por la COB como parcial, ya que el aparato productivo del país no paralizó actividades, tampoco el sector del transporte público.

DERECHO LABORAL

“El Gobierno y sus ministros están aplicando una ley maldita del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, denominada Estatuto del Funcionario Público, que se refiere a la Ley Nº 2027; no es posible que un ministro desconozca los derechos de los trabajadores y sea anti obrero (Ministro de Trabajo), él fue asesor de la COB y hoy verdugo de los trabajadores”, dijo el principal dirigente de la COB, Guido Mitma, en su ingreso a la ciudad de La Paz.

Repudió también la actitud del Gobierno ante la presentación y desentendido del pliego petitorio que hizo conocer el ente sindical. “Hoy tocó a los trabajadores de Enatex, mañana será a los empleados de Ecobol y estamos seguros que el Decreto Supremo 2765 es peor que el 21060, entra en riego el obrero y también los recursos naturales de todos los bolivianos”.

Mitma aseguró que de no abrogarse el DS 2765, “las movilizaciones y las protestas seguirán su curso y serán corrientes, los trabajadores no nos vamos a quedar de brazos cruzados, vamos a defender las fuentes laborales”.

ENATEX

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Víctor Quispe, manifestó: “Somos una interminable fila de trabajadores fabriles que han salido y paralizado actividades, hoy a la cabeza de la Central Obrera Boliviana (COB). Esa medida (decreto) del Gobierno debe ser anulada y esa es nuestra principal petición, ya que se afecta a todo el sector trabajador del país y no solo a los trabajadores de Enatex”.

El dirigente anunció que si no hay una respuesta del Gobierno llevarán adelante un ampliado nacional para definir la radicalización de las medidas de presión en los 9 departamentos.

Luego de su ingreso a la sede de Gobierno, los marchistas terminaron con un mitin en la plaza San Francisco, donde evaluaron las movilizaciones a nivel nacional y determinaron reunirse para asumir otras medidas de protesta.

PROPUESTA

Los extrabajadores de Enatex piden la abrogación del decreto que cierra la fábrica para no perder sus trabajos. La propuesta del Gobierno, a través del ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, es modificar el Decreto Supremo 2765 en su artículo 10; sin embargo, ratificó que no se abrogará el mismo.

Además, argumentó que más de 700 exempleados cobraron ya su finiquito, y que una suma mínima resta que cobren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada