24 junio 2016

COB evalúa adoptar otro paro de 72 horas la próxima semana


Los bloqueos y las movilizaciones se registraron en la jornada de ayer, en diferentes puntos de la ciudad de La Paz.

Los trabajadores fabriles, maestros urbanos, trabajadores en salud y el sindicato de trabajadores de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) bloquearon las principales calles de la ciudad de La Paz, exigiendo la abrogación del Decreto Supremo 2765, que cierra Enatex y despide a más de 800 trabajadores. La Policía usó de agentes químicos contra profesores y empleados de salud que realizaron bloqueos.

El paro de 48 horas, convocado por la Central Obrera Boliviana, se sintió en la ciudad de La Paz por los bloqueos registrados en varias vías, en las que las fuerzas del orden tuvieron que actuar.

Al respecto, el subcomandante de la Policía de La Paz, Abel de la Barra, informó que las calles y avenidas en la urbe paceña están expeditas y que se desplegaron uniformados para garantizar la seguridad y la libre circulación de la población.

DISPERSADOS

Los maestros y trabajadores en salud fueron gasificados a temprana hora por la Policía en el sector de la portada, en dónde empezaron los bloqueos. La fuerza pública utilizó gases lacrimógenos para dispersar la movilización; un gran número de movilizados llegó a la sede de Gobierno.

De los sectores movilizados, resaltaron las protestas del sector de los trabajadores fabriles, maestros urbanos, trabajadores en salud y del sindicato de trabajadores de la Universidad Pública de El Alto (UPEA).

El paro se determinó luego de que en la víspera fracasó el diálogo entre la dirigencia de la COB y el Gobierno.

DETERMINACIÓN

El ejecutivo de la COB, Guido Mitma, explicó ayer que el Comité Ejecutivo convocó para el lunes a un ampliado nacional en La Paz, para proceder a la evaluación del paro de las 48 horas y proyectar el de 72 horas, que sería cumplido el miércoles, jueves y viernes de la siguiente semana.

Además, la COB decidió radicalizar las medidas de protesta e instruyó a sus afiliadas departamentales y regionales alistar un paro de 72 horas, exigiendo al Gobierno ya no sólo atender el caso de Enatex, sino la totalidad del pliego laboral que presentó al presidente Evo Morales.

Explicó que también se emitió una instructiva para que las centrales obreras departamentales y regionales realicen hoy viernes ampliados de emergencia, con asistencia de delegados de la COB, para evaluar todas las denuncias de incumplimiento de parte del Gobierno.

“No puede tolerarse ni aguantar que el Gobierno arremeta contra los compañeros, la lucha debe ser de todos los trabajadores”, dijo.

Este comentario fue formulado luego de conocer una operativo de gasificación de parte de las fuerzas policiales a un punto de bloqueo, en una avenida troncal que une las ciudades de La Paz y El Alto.

LAS BASES

El dirigente de la confederación de trabajadores en salud Boris Villegas informó que el sector acató de manera disciplinada el paro de 48 horas y expresó la disposición de ir más allá, incluso de las 72 horas, debido a que hay una permanente desatención a las demandas laborales.

De su parte, el dirigente fabril Vitaliano Mamani informó que las centrales obreras departamentales realizaron independientemente su medida de presión, de acuerdo con las características de cada región.

SALUD

La primera reacción de la movilización la tuvo la ministra de Salud, Ariana Campero, quien convocó a conferencia de prensa y calificó la movilización de “insensible e indolente”.

“Las medidas del paro, que han asumido diferentes sectores afiliados a la COB, creemos que es una actitud indolente, insensible y atentatoria contra la salud de la población boliviana, de que el sector en salud no atienda a los pacientes”, dijo.

Según reportes del Ministerio de Salud, la Caja Nacional de Salud (CNS) acató el paro, en los nueve departamentos, mientras que en la Caja Petrolera de Salud (CPS) la atención fue de manera normal, excepto en La Paz.

Además, los trabajadores en salud de Santa Cruz, Cochabamba, La Paz, Pando y Potosí se sumaron a la medida, pero de manera parcial. La autoridad aclaró que “día no trabajado es día no pagado” ya sea se trate de administrativos o auxiliares del sector de trabajadores de salud.

GOBIERNO

Por su parte, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, calificó la movilización de “ficticia” y “aislada” de la sociedad, y aseguró que solo se movilizaron y protestaron 500 personas.

“Partir de una caracterización del conflicto resulta difícil, porque poniendo de testigo al pueblo boliviano, podemos darnos cuenta que no se trata de un paro propiamente tal, sino de una movilización ficticia, aislada en horas de la mañana”, dijo el ministro de Gobierno.

En cuanto a las entidades financieras al igual que los centros de abasto y las vías fundamentales dijo que estuvieron expeditas.

En La Paz se registraron pequeñas movilizaciones y bloqueos esporádicos en la zona de la Portada, altura de la avenida Naciones Unidas por extrabajadores de Enatex y fabriles, vía que después fue habilitada por la Policía.

De la misma manera, en la avenida Montes, a la altura del ingreso a la autopista, unas 80 personas del magisterio bloquearon, pero fueron disuadidas por las fuerzas del orden.

En la plaza Isabela Católica se registró un intento de bloqueo por los trabajadores de la Seguro Social, que buscaron marchar con otros sectores.

En Cochabamba, Oruro, Chuquisica y Potosí aseguró que, a excepción de algunos, se registraron bloqueos y movilizaciones esporádicas.

EDUCACIÓN

A su turno, el ministro de Educación, Roberto Aguilar Gómez, informó que solo el uno por ciento de las unidades educativas del país suspendió sus actividades por efecto del paro de 48 horas convocado por la Central Obrera Boliviana (COB).

“En La Paz no hubo una sola unidad educativa que hubiera suspendido actividades. De igual manera, en Oruro, Cochabamba, Chuquisaca, Beni y Santa Cruz las labores educativas han sido absolutamente normales”, dijo Aguilar.

En otros distritos del país, la autoridad educativa informó que en la ciudad de Potosí suspendieron actividades 63 unidades educativas, un equivalente al 36% del total de unidades educativas de la ciudad capital, en tanto que en la ciudad de Cobija se ha reportado que han paralizado actividades 17 unidades educativas, que constituyen un 5% del total del departamento.

“En el área rural del país la actividad ha sido 100 por ciento normal”, puntualizó el Ministro de Educación.

Asimismo, Aguilar Gómez ratificó que maestra o maestro que no acuda a su unidad educativa en cumplimiento de su deber será sancionado con el correspondiente descuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada