22 mayo 2016

TSE espera documento para someterlo a referéndum Estatuto Autonómico paceño postergado

Luego que en el referéndum del 20 de septiembre de 2015 los habitantes del departamento paceño rechazaran el Estatuto Autonómico, los integrantes de la actual Asamblea Departamental no tienen avances en la elaboración del nuevo documento a pesar del compromiso de acelerar un documento reformulado.

El asambleísta departamental del Movimiento Al Socialismo (MAS), Gustavo Torrico, reconoció que el Estatuto Autonómico de La Paz no tiene avance alguno en su reelaboración.

“Para ser sinceros, hasta el próximo año, no creo que ni siquiera empecemos y no es por falta de voluntad política, sino que, al rechazar el Estatuto Autonómico, se rechazó toda su construcción, no fue solo una parte o dos artículos”, declaró el asambleísta a EL DIARIO.

Explicó que el anterior Estatuto Autonómico fue rechazado debido a la campaña que realizaron algunos sectores de la sociedad que no participaron en la elaboración del documento.

RECHAZO

Según Andamios, revista del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que salió a la luz pública el 17 de mayo de este año, el proyecto del Estatuto Autonómico de La Paz es caracterizado en general como estéril, repetitivo y centralista, motivo por el cual explicaría el rechazo del documento.

“Fue un proyecto de estatuto autonómico sin proyección, que mira con detenimiento hacia ‘atrás’ pero no hacia ‘adelante’, perdiendo la audacia necesaria que todo acto que se sitúa fuera del ‘centro’ debe mostrar ante un departamento que cambió drásticamente su perfil en las últimas décadas”, señala.

De acuerdo a Vladimir Ameller, quien escribe en la primera parte del documento en referencia al estatuto paceño, entre las pocas cuestiones que se debatieron con profundidad, pero que son temas centrales debatibles, están: la creación de empresas públicas departamentales, la disposición transitoria como fuente de generación de recursos departamentales en un plazo máximo de 180 días para iniciar las gestiones de traspaso de la administración de los recursos de la autopista que conecta la ciudad de La Paz y El Alto.

Otro de los temas centrales es el proyecto de creación de impuestos, la representación política de las naciones y pueblos indígenas originario campesinos, entre otros.

REFERÉNDUM

El 20 de septiembre de 2015, un total de 1.332.364 electores del departamento paceño votaron por el Estatuto Autonómico. De igual forma, 3,8 millones de ciudadanos fueron convocados a referendo en los departamentos de Chuquisaca, Cochabamba, Oruro, Potosí y, por supuesto, La Paz, además de los municipios de Huanuni y Totora Marka en Oruro, Tacopaya y Cocapata en Cochabamba y Charagua en Santa Cruz.

Según el TSE, en La Paz más del 68,08% de la población rechazó las propuestas de los estatutos y cartas orgánicas, mientras que el 31,4% lo aceptó.

ES COMPLEJO

Vladimir Ameller escribe que, una de las primeras hipótesis por el cual la “gente votó por el NO fue porque el régimen de las autonomías es complejo y su comprensión limitada, inclusive para los especialista o quizá porque el ‘hardware’ institucional autonómico, a cinco años de su nacimiento, no halla un ‘software’ que le permita reaccionar con eficiencia y calidad de gestión pública y el tipo de servicios y bienes que debe ser provistos al ciudadano”.

En la oportunidad, el vicepresidente Álvaro García afirmó que la derrota del SÍ en la consulta ciudadana, en La Paz y otros cuatro departamentos más, fue porque la gente “se inclina y reivindica la presencia de un Estado fuerte y centralizado. El mensaje que dio la población fue contundente”.

De acuerdo a Óscar Wilde, quien también apunta en Andamios, quienes realizaron el documento se limitaron a redactar un documento y no realizaron todos los esfuerzos para materializar un pacto político, social y fiscal para el departamento.

En esa línea –complementa Wilde– la elaboración de un estatuto autonómico debería ser un proceso participativo, de construcción social, política y política pública.

En ese sentido, sugiere que en lugar de generar políticas públicas con leyes, se debería trabajar en un proceso en sentido contrario. “Lo que necesita el país es construir efectivas políticas de Estado (y no de Gobierno) que puedan definir los objetivos, las medidas, las metas y los compromisos de un territorio en un determinado contexto y tiempo”.

El TSE concluye que el proceso autonómico no debe ser reducido a la aceptación o rechazo de un proyecto, sino que la autonomía será efectiva cuando beneficie y genere valor público para la vida de la gente.

SIN FECHA ESTABLECIDA

Respecto a la realización de un futuro referéndum para la aprobación e cartas orgánicas y estatutos autonómicos en el país, el vocal del TSE, José Luis Exeni, dijo a EL DIARIO que todavía está pendiente, en sala plena, el tratamiento de la fecha para llevar adelante un nuevo proceso de consulta ciudadana.

“Esperaríamos que sea este año pero vamos a esperar una fecha, debe ser solo un referénd para todos quienes cumplan los requisitos”, declaró Exeni.

Aclaró que los requisitos son claro, deben tener la declaración de constitucionalidad del estatuto o carta orgánica.

Asimismo, el TSE recibió algunas solicitudes, en relación a las autonomías indígenas como también cartas orgánicas; sin embargo, todavía deben ser tratadas en la sala plena de esta instancia, puntualizó Exeni.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada