23 mayo 2016

El Vice denuncia la presencia de una “burguesía mafiosa”



El vicepresidente Álvaro García Linera denunció la presencia de una "burguesía mafiosa” en el país y que fue identificada luego de que se revelara los nombres de empresarios bolivianos en los Papeles de Panamá.

"Esta es la fotografía de una burguesía mafiosa, es un retrato ‘offshore’ de una burguesía política mafiosa que vive en Bolivia pero no invierte en Bolivia, que toma a Bolivia únicamente para saquear y robar”, dijo el vicepresidente García Linera en una reunión con las seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, realizada el sábado por la noche en el municipio de la Lauca Ñ.

Para su disertación, García Linera presentó un papelógrafo de la supuesta "burgesía mafiosa” y se hallaban los logotipos de Panamericana, El Día de Santa Cruz y Página Siete, y los nombres del expresidente Hugo Banzer Suárez; de políticos como Mánfred Reyes Villa, Tuto Quiroga, y empresarios como (Raúl) Garáfulic (padre), (Miguel) Dueri, Justiniano Paz, Moreno Gil, Urenda - Justiniano, Olivo Gamarra y Mauricio Ipiña.

Sobre Página Siete, el Vicepresidente repitió las palabras del ministro Juan Ramón Quintana y lo incluyó en el "cártel de la mentira”. En este grupo estarían El Deber, ANF, ERBOL y otros cuatro periodistas y políticos calificados como de la "derecha”.

Página Siete "tiene dos personas: Olivo Gamarra, que es accionista, y Ipiña Nagel, que es secretario del directorio de Página Siete. Estos ternuritas tenían participación en esta cantidad de empresas fuera del país”, revelados por los Papeles de Panamá.

"Este Olivo Gamarra fue accionista de Página Siete hasta el 2015, durante cinco años. Siendo accionista de Página Siete tenía su empresa en Panamá”, dijo.

"Otros dueños de Página Siete (sin especificar el nombre, fue) miembro del directorio de ENTEL durante la privatización. Es decir, son sus brazos operativos de Sánchez de Lozada. Página Siete es el periódico de Sánchez de Lozada. Él esta en Estados Unidos pero su empresa offshore es Página Siete a través de estos señores Garáfulic”, agregó.

"Juan Eduardo Olivo Gamarra, vinculado al caso Catler (caso que involucra a la petrolera YPFB y Santos Ramírez) en el tema de tráfico de influencias en 2006. ¿Quién es? Candidato de Tuto Quiroga. Ese su candidato de Podemos, es accionista de Página Siete”, declaró.

Las acusaciones ya fueron hechas a inicios de mayo. El presidente del directorio de Página Siete, Raúl Garáfulic, respondió que "el señor Eduardo Olivo dejó de ser accionista de Página Siete en fecha 3 de agosto de 2015, fecha en que compré a él y a otros accionistas sus participaciones accionariales, lo cual permitió consolidar mi posición de control societario”.

Garáfulic aclaró que Ipiña "además de ser secretario del directorio de Página Siete (...) tiene un respetable bufete de abogados que ofrece una gama de servicios, entre ellos, la gestión de empresas extranjeras, al igual que muchos otros bufetes de abogados bolivianos, lo que no es un delito ni una irregularidad. Estos servicios legales no tienen relación alguna con el funcionamiento del periódico ni con su estructura societaria”.

A pesar de que ni Página Siete como empresa y pese a que ninguno de sus ejecutivos tienen nada que ver con los Papeles de Panamá, el vicepresidente Álvaro García Linera exhibió el sábado la imagen de este diario.

El día que se conoció el caso de los Papeles de Panamá, García Linera confesó que lo analizó hasta las tres de mañana y al día siguiente gran parte de su conferencia de prensa lo dedicó a este periódico. Cuando se le preguntó sobre ENTEL, que aparece en la lista, dijo que no tuvo tiempo para revisar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada