24 abril 2016

Ciudadanía: Nuevo Defensor no necesita hablar dos idiomas

En un sondeo de opinión realizado ayer por EL DIARIO en el centro paceño, la ciudadanía opina que no es requisito esencial que el Defensor del Pueblo, designado por la Asamblea Legislativa, conozca un idioma nativo, lengua que podría ser aprendida luego, tal como señala la Carta Magna, asimismo, estima que la futura autoridad debe poseer independencia política, además de contar con idoneidad y conocimiento legal para desenvolverse en esa importante función, también consideran importante el aspecto de la ética y moral.

Una de las entrevistadas, Silvia Vallejos, que rechazó que su fotografía sea publicada, sostuvo que el futuro Defensor del Pueblo debe ser una persona preparada en cuanto al conocimiento de derechos de las personas, que se caracterice por su gentileza y sea consciente de que va a defender la voz del pueblo. No creo que sea necesario que hable dos idiomas, pero como es un requisito, me parece bien que le den un tiempo para aprenderlo, porque mucha gente capaz que presentó sus documentos fue descalificada por no hablar una segunda lengua, me parece más importante que tenga una fortaleza muy grande para enfrentarse al Gobierno.

AMÍLCAR QUENTA

“No es necesario que el Defensor sepa hablar un segundo idioma originario, debido a que él no se relacionará directamente con todos los que acudan a la Defensoría. En la mayoría de los casos lo harán sus subalternos. Creo que para su elección deberían enfocarse en otras características como es la independencia política para que se caracterice por su imparcialidad; otro requisito importante es la valentía, asimismo, creo que debe ser formado en Derecho porque con el conocimiento legal podrá identificar los delitos”.

GABRIELA COSIO

“La Iglesia no debería opinar porque somos un Estado laico. Las características del Defensor del Pueblo las debe definir la Asamblea Legislativa, como ya lo hizo. Yo pediría una persona como doña Ana María Romero de Campero, que era una persona íntegra, con la capacidad de poner a todos a ‘remojar sus barbas’, por supuesto deberá ser una persona con prestigio e integridad, y no necesariamente profesional porque existen profesionales o gente con maestría pero sin inteligencia alguna”.

JAIME AÑABAYA

“El Defensor debe ser una persona responsable, conocer la Constitución actual y también la anterior. Sobre el idioma, deberá hablar español y comprender otros dos o tres idiomas nativos, aunque no los hable. Me parece factible lo propuesto por la Iglesia, de la que yo también soy representante, el de darle un tiempo a que aprenda otras lenguas. Sobre su independencia, pienso que como cualquiera podrá tener sus inclinaciones, pero en el cargo deberá ser independiente, dejando de lado sus tendencias políticas”.

DIEGO CUADROS

“Actualmente está en debate la exigencia de un segundo idioma, que en mi concepto no es requisito para ser un buen Defensor, pero está así establecido en la Constitución Política del Estado. Pienso que los requisitos básicos para cumplir esta labor son independencia y mucho coraje, pues la nueva autoridad lo necesitará para enfrentar a un gobierno tan autoritario como este, puesto que el papel del Defensor es el de amparar al ciudadano de violaciones a derechos, cometidas por las instituciones gubernamentales”.

WALLY DÍAZ

“Pienso que la exigencia de un segundo idioma nativo es discriminatoria, porque muchas personas desconocen las lenguas originarias, no porque no quieran aprenderlas sino porque estamos estudiando otras carreras y desde niños tampoco nos las enseñaron, no me parece que sea un requisito indispensable, porque para proteger al pueblo se debe luchar por todos. Tampoco pienso que la independencia sea un requisito, porque si realmente se quiere proteger a los ciudadanos, se deja de lado cualquier tendencia”.

LOURDES MAMANI

“En mi opinión el Defensor debería ser una persona que no esté involucrada en política y sin antecedentes de haber cometido algún delito, porque de ser así esa autoridad no daría un buen ejemplo. Debe ser una persona centrada, con una familia estable, que tenga como prioridad los niños y si pertenece a una religión también eso es positivo porque es señal de que tiene buenos valores. No es indispensable que hable dos idiomas porque sin conocerlos podría estar mejor preparada que otra que domine otra lengua nativa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada