10 febrero 2016

¿Quién era Felipe Froilán Molina, “El Killer”?

EL KILLER"

Fue hombre de confianza del ex presidente Hugo Banzer, es acusado de ser parte del asalto a la sede de la COB en 1980, operativo en el que fue asesinado Marcelo Quiroga Santa Cruz.

Felipe Froilán Molina Bustamante fue capturado por la Policía el anterior domingo, hace una semana. “El Killer”, como se lo conoce por su sobrenombre, es acusado de asesinar al líder del Partido Socialista (PS-1), Marcelo Quiroga Santa Cruz en 1980, durante el golpe de Estado de Luis García Meza.

Fue un suboficial de las Fuerzas Armadas y seguridad personal de Yolanda Prada, viuda del ex presidente de la República y dictador Hugo Banzer Suárez.

A 36 años de la muerte de Quiroga, tras el asalto a la Central Obrera Boliviana (COB) del 17 de julio de 1980, el domingo 31 de enero fue detenido por la Policía en la zona de Cota Cota, al sur de la ciudad de La Paz, e ingresó al penal de Conchocoro a las 21.30. En ese recinto penitenciario, también se encuentran sus ex jefes de mando el ex presidente de facto Luis García Meza y el ex ministro del Interior Luis Arce Gómez.

A sus más de 60 años de edad, Felipe Froilán Molina recién podrá cumplir condena por su participación en el asalto a la Central Obrera Boliviana (COB), un 17 de julio de 1980.

El ex alcalde de La Paz y abogado Juan Del Granado, reconocido por impulsar el juicio de responsabilidades contra García Meza y sus colaboradores, recordó que “El Killer”, en noviembre de 2007, fue sentenciado por la justicia a 30 años de cárcel sin derecho a indulto y en octubre de 2010, la ex Corte Suprema de Justicia ratificó la sentencia.

“Ignoro por qué Molina estuvo libre durante todo el tiempo del juicio e ignoro que desde el 2010 no se hayan extremado los esfuerzos para capturarlo y remitirlo a Chonchocoro para que pague los 30 años de presidio sin derecho a indulto”, declaró Del Granado a Oxígeno.

En 1984, Del Granado redactó el pliego acusatorio contra García Meza y sus colaboradores para el inicio de un juicio de responsabilidades. Dijo que en ese entonces se conocía a “El Killer” sólo por un identikit.

Wálter Vásquez Michel, compañero de fórmula de Marcelo Quiroga en el PS-1, fue quien dio los datos y características de Molina aquel entonces.

“Él (Vásquez) relató que ‘El Killer’ lo paró a Marcelo Quiroga y luego de detenerlo disparó una ráfaga a mansalva, y, claro, Walter Vásquez que estaba al lado de Marcelo, lo describió a este individuo”, aseguró.

Años después, las familias de Quiroga, Carlos Flores y Gualberto Vega abrieron un juicio ordinario contra esta persona y una veintena de paramilitares.
La activista de derechos humanos, Olga Flores, hermana de Carlos Flores Bedregal, quien desapareció en la dictadura, dijo que Felipe Froilán Molina era una “persona altamente peligrosa” que se paseaba por las calles de la ciudad de La Paz sin ser detenido por la Policía.

De acuerdo con Flores, “El Killer” no sólo participó de la toma a la COB en el 80, sino también en el asesinato de Luis Espinal y en el genocidio de la calle Harrington.

Gobierno niega sustento de las FFAA

El ministro de Defensa, Reimy Ferreira, descartó que “El Killer” haya recibido sustento de las Fuerzas Armadas y atención médica en el Seguro de Salud Militar.

Olga, la hermana de Carlos Flores, uno de los desaparecidos en la toma de la COB el 17 de julio de 1980, denunció que Molina recibía pagos de las FFAA como militar retirado. “Él (El Killer) fue dado de baja hace mucho tiempo. En 1985, él desaparece de la vida pública, no tenía ningún tipo de relación, ni ningún tipo de asistencia, no recibía ni sueldo ni ningún tipo de recursos. En Cossmil, tampoco”, aseguró el ministro Ferreira.

“El Killer fue desvinculado de las Fuerzas Armadas desde hace mucho tiempo atrás”, recalcó.
La abogada defensora de “El Killer”, Carla Ascarrunz Kempff, no obstante, aclaró que su cliente no estuvo en calidad de prófugo de la justicia y que fue capturado por la Policía en cumplimiento de una sentencia condenatoria que, desde su emisión hasta la ejecución, no era de conocimiento de su cliente. Tal es así, que la orden de captura data del 26 de noviembre de 2013 y desde esa fecha, los organismos de seguridad nunca activaron su cumplimiento. La prueba es que mientras no se activaba la sentencia ni la orden de captura, “El Killer” recibía su renta de militar jubilado y gozaba del seguro de COSSMIL, además que tenía una vida normal en la ciudad de La Paz, informó la abogada entrevistada por la Erbol.

El hecho de su sustento también fue confirmado por el sobrino de Marcelo Quiroga Santa Cruz, José Antonio Quiroga, quien inclus´señaló que éste ganaba Bs 7.000.

“No sabíamos nada, ni la Policía ni las Fuerzas Armadas, ni nadie”, dijo Ferreira.

La captura se concretó tras un operativo en el que participaron unos 80 policías que ingresaron a la casa de Molina, justo cuando su hija ingresaba en vehículo. Fue encontrado en una habitación con pared falsa y reclamó por su detención a momento de ser apresado. También fueron detenidos su esposa, hija y la trabajadora del hogar.

El Gobierno abrigó esperanzas de que Molina pueda revelar datos sobre el lugar donde están los restos del líder socialista.

HABLA LA HERMANA DEL DESAPARECIDO DIRIGENTE CARLOS FLORES BEDREGAL

Flores, sobre la captura: ¿Por qué recién?

“¿Por qué recién?” se capturó al paramilitar Felipe Froilán Medina apodado “El Killer”. Esa es la pregunta que se hace Olga Flores, hermana de Carlos Flores Bedregal, otro dirigente desaparecido en la dictadura.
Carlos Flores, dirigente del Partido Obrero Revolucionario (POR), desapareció el 17 de julio de 1980 tras el asalto militar a la Central Obrera Boliviana (COB), fecha en la que fue asesinado Marcelo Quiroga Santa Cruz. Su hermana Olga lamenta que se haya detenido a “El Killer” nueve años después de la sentencia emitida en 2007.
“El Killer” fue detenido por la Policía en la zona de Cota Cota, al sur de la ciudad de La Paz, el domingo 31 de enero. Es sindicado de participar en la intervención de la sede obrera aquel 17 de julio, fecha en la que se reunía el Consejo Nacional de Defensa de la Democracia, encuentro donde participaba el líder del Partido Socialista 1 (PS-1), Marcelo Quiroga Santa Cruz, quien fue capturado ese día y de quien se desconoce su paradero hasta la fecha.
“Lo que llama la atención es que lo hayan detenido en su domicilio. Felipe Froilán Molina fue condenado en 2007, junto a Franz Pizarro Solano. El Ministerio de Gobierno y la justicia nunca lo han detenido, entonces los familiares nos preguntamos ¿Por qué recién?”, dijo Olga Flores.
En su criterio, el Gobierno cumple recién una obligación que debió haberla cumplido hace años. Flores dijo que lo que le llama la atención es que se lo atrapó en su domicilio pese a que la justicia sabía de su paradero.
“Esto yo quisiera celebrar (la detención), pero es lamentable que el caso Marcelo Quiroga Santa Cruz se lo haya manipulado y se utiliza el nombre para otros fines y no para hacer justicia”, complementó.
En 2007, la justicia dispuso 30 años de cárcel sin derecho a indulto para “El Killer”, la sentencia fue ratificada tres años después, en 2010, por la ex Corte Suprema de Justicia.
“Como prueba de esta negligencia puedo decir que el señor Froilán Molina fue atrapado en el mismo domicilio en el que vivió durante todo el juicio, que era el domicilio que él registró durante el juicio para ser notificado. Él no ha tenido necesidad de cambiar de casa, ha estado aquí todos estos años, tenía actividades fuera de su casa, incluso tenía una panadería si no me equivoco”, aseguró por su parte, José Antonio Quiroga, sobrino del fallecido Quiroga Santa Cruz.
A su juicio, "El Killer”, a pesar de estar condenado, paseaba por calles céntricas de La Paz, amenazando incluso a los familiares y sobrevivientes de la dictadura que permanecen en vigilia desde hace más de tres años frente al Ministerio de Justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada