07 febrero 2016

Contradicciones en el caso que involucra al Presidente

En múltiples contradicciones quedó sumergido el caso que involucra al presidente Evo Morales en la relación sentimental que tuvo con Gabriela Zapata Montaño, por haber dado lugar a un presunto “tráfico de influencias”, debido a que ella es ejecutiva de una empresa china que en los últimos años suscribió con el Gobierno varios contratos de negocios.

Morales, en conferencia de prensa que convocó en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra el viernes último, admitió que, efectivamente, fue pareja de Gabriela Zapata, citando que la conoció en 2005 y que tuvieron un hijo en 2007, quien murió y que poco después se distanciaron completamente, al punto de que dijo que ignoraba lo que hacía, pero por la publicidad que tuvo el caso, averiguó sobre Zapata, quien en presente estaría casada. En ese año estuvieron juntos en la entrada de Carnaval de Oruro, lo que se constata en una foto que se incluye en esta página.

MENSAJE

Pese a lo expuesto por el Presidente, en las redes sociales difundió Gabriela Zapata, en su cuenta de Facebook, aparentemente, un mensaje a Morales en enero pasado, congratulándole por cumplir sus 10 años de Gobierno, el cual concluye con estas palabras: “Creemos en ti, estamos contigo hasta el fin”.

En el referido contacto que tuvo el mandatario en Santa Cruz, negó enfáticamente que el romance hubiera dado lugar al “tráfico de influencias”, por el hecho de que ella es ejecutiva de una empresa china que, en los últimos años, suscribió contratos de negocios con el Gobierno. En apoyo de su afirmación, expuso que de ser evidente ello, no se hubiera ejecutado una boleta de garantía de esa empresa, porque incumplió el contrato que firmó para construir el tramo ferroviario Bulo Bulo-Montero, en el departamento de Santa Cruz.

CRÍTICA A MANOSEO

Acerca del niño de la pareja, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, dio cuenta que está vivo, por lo que condenó que se lo involucre en el caso. En entrevista que le hizo la red televisiva Uno expresó que se hallaba “horrorizado por el manoseo de la dignidad, de la inocencia de un niño de ocho años”.

La versión del presunto “tráfico de influencias” fue presentada por el periodista Carlos Valverde la noche del miércoles último, en el programa de televisión “Todo por hoy”, que transmite en Santa Cruz. Sustentó este punto de vista porque Gabriela Zapata es ejecutiva de una empresa china que tiene suscritos contratos con el Gobierno actual para ejecutar distintos proyectos de desarrollo.

Valverde exhibió el certificado de nacimiento de un niño, que dijo sería hijo del actual mandatario. Acto seguido, exigió una explicación a las autoridades de Gobierno sobre los vínculos de la mujer y los contratos millonarios para obras de infraestructura en alianza con empresas chinas, porque en su criterio existía tráfico de influencias.

EMPRESARIA

Gabriela Zapata, a sus 29 años es una empresaria que, hasta ahora, aparecía sólo en las páginas sociales de los diarios. Es abogada de profesión y benefactora de niños enfermos y de escasos recursos. Es la gerente comercial de la empresa china desde 2013.

El presidente Morales sostuvo en su conferencia de prensa que Gabriela Zapata, cuando era su pareja, no ejercía función empresarial alguna. Dijo que desempeña el cargo ejecutivo de aquella empresa china desde 2013 y que antes de este año es cuando se firmaron contratos con esa firma.

CONTRATOS

El consorcio chino se adjudicó la planta industrial de azúcar y sus derivados en San Buenaventura (La Paz), la planta industrial de sales de potasio en Uyuni (Potosí), el proyecto múltiple de Misicuni (Cochabamba), la construcción de vía férrea Montero a Bulo Bulo (Santa Cruz) y la dotación de material para la exploración de pozos petroleros, según cita una separata de la propia empresa china, publicada este 31 de enero. Los contratos superan los tres mil millones de bolivianos.

Entretanto, los parlamentarios de oposición han señalado que solicitarán un informe sobre los contratos con la empresa china.

Al respecto, los asesores legales de la empresa china anunciaron que iniciarán acciones penales contra el periodista que la involucró en el supuesto caso de tráfico de influencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada