06 agosto 2017

Achacachi festeja de luto y decreta paro cívico y bloqueos


Los vecinos de Achacachi decidieron poner en sus domicilios la tricolor nacional con crespones negros, como una forma de recordar el saqueo que sufrieron en febrero de este año por ponchos rojos que defendían al alcalde Édgar Ramos. Además, los cívicos se reunieron al finalizar la tarde de ayer, donde decidieron iniciar un paro y bloqueo de caminos durante la jornada de hoy, justo el día cuando se realiza la parada militar en esa zona.

Según la red Erbol, el presidente del Comité Cívico, Elsner Larrazábal, explicó que el luto expresado en los crespones negros es en homenaje a dos personas adultas mayores, que -según la población- se enfermaron y fallecieron por el shock que les provocó la violencia. Señaló que los vecinos de Achacachi recuerdan la violencia, los destrozos y el saqueo como "febrero negro".

En febrero de 2017, los vecinos exigieron la renuncia del alcalde Édgar Ramos con movilizaciones que se tornaron violentas, puesto que se prendió fuego a la casa de la autoridad municipal y su vehículo. Sin embargo, los ponchos rojos, seguidores de Ramos, reaccionaron con el saqueo de comercios de Achacachi y la quema de la casa del líder vecinal Esnor Condori.

La dirigencia cívica aseguró en la jornada de hoy que durante este 7 de agosto habrá movilizaciones y bloqueos en Achacachi; sin embargo, aclaró que no se busca perjudicar la realización de la parada militar (en el sector cercano de Kjasina).

La parada militar
Kjasina está a un kilómetro de la doble vía La Paz-Achacachi, que se está construyendo. La parada militar será el inicio de los actos castrenses en el área rural del país. “Al año se tiene planeado hacerla en la Chiquitania”, confirmó uno de los militares que trabajaban en el diseño del denominado Campo de Marte. Al menos dos compañías de soldados del Regimiento de Infantería 8 Ayacucho, acantonada en Achacachi, trabajaban allí.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, explicó que el acto en Kjasina empezará a las 10:00 y contará con la presencia del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera. En ese evento participarán un promedio de 30.000 ponchos rojos y cerca de 8.000 efectivos militares; además desfilarán los pueblos indígenas y sectores sociales.

Los participantes estarán organizados en tres grupos: el primero, del servicio pasivo; el segundo, los activos, que serán unos 15.000 soldados; y finalmente otros 20.000 reservistas, que son los jóvenes y adultos que pasaron por los cuarteles.

El objetivo de la parada
La parada militar que se realiza cada 7 de agosto en regiones distintas del país busca establecer relaciones con los reservistas y con la población civil frente a un eventual ataque.
En el mundo militar se maneja tres enfoques diferentes como son la guerra tradicional, la acción de comando (pequeñas élites entrenadas) y la guerra popular basada en una alianza entre las Fuerzas Armadas y los sectores populares, explicó Ferreira y afirmó que se recurrió a la realidad histórica de las Fuerzas Armadas bolivianas en los que se destacaron por su rol en las guerrillas por la independencia.
“Se ha demostrado el compromiso de los ponchos rojos con la patria, porque fueron los primeros sectores que se levantaron contra la venta de gas por Chile y todo lo que tenía que ver con colonialismo”, afirmó la autoridad de Gobierno al referirse a la participación de ese sector en la parada militar que se realiza hoy en Achacachi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario