08 enero 2017

Ven falta de voluntad para concretar las extradiciones

La falta de voluntad y el no cumplimiento obligatorio de los requisitos, son los factores por los que hasta la fecha Bolivia no logra concluir con sus pedidos de extradiciones.
Desde el mandato del presidente Evo Morales que suman más de 10 años, no se ha observado que el país tenga éxito en los pedidos de extradición que ha hecho a otros países por personajes determinados en diferentes casos.

Observaciones. Especialistas jurídicos, analistas y políticos coinciden por separado al señalar que al Gobierno de Morales muy poco le interesa el regreso de personas a las que se le ha pedido su extradición.
Según la oposición, se debe a que el Gobierno se encuentra desinteresado del regreso de personas que a decir de ellos, podrían convertirse en la piedra del zapato del Movimiento Al Socialismo (MAS), en la política.

Son varios los casos, donde Bolivia ha solicitado extradiciones, pero que no han podido concretarse.

El primer y uno de los casos más mencionados es del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y de su ex viceministro Gonzalo Sánchez Berzaín, que se encuentran en Estados Unidos.

A esto se suma las últimas salidas del país de dos personas que están involucradas en el caso de la aeronave LaMia y que están dentro de un proceso judicial vigente, en conjunto con Brasil y Colombia.

En el Código de Procedimiento Penal de Bolivia está establecido el sistema y el procedimiento que se debe seguir para cumplir con un acto de extradición.

Puntuaciones. Para el constitucionalista y jurista especialista en temas internacionales, Saúl Paniagua, existen dos problemas por los que Bolivia en más de una década no ha logrado concretar todas las extradiciones que ha pedido.

La primera tiene que ver con las garantías que Bolivia debe presentar a los países que está pidiendo la extradición de determinada persona.

La segunda que a decir de él, no es menos importante que la primera, es la falta de voluntad del Gobierno de Evo Morales, para determinados personajes.

Indicó que dentro de las normas establecidas, uno de los puntos es que Bolivia debe dar garantías que la persona extraditada no será sometida a actos degradantes o incorrectos. Es decir que tiene que demostrar que su sistema penitenciario es correcto y adecuado. "Lamentablemente sabemos que no tenemos un sistema penitenciario correcto, tenemos muchas anormalidades en ese sentido, porque nuestro sistema penitenciario está colapsado y si no demostramos lo contrario nadie puede ser extraditado", manifestó Paniagua.

Al mismo tiempo, cuestionó la labor de los responsables del Ministerio de Relaciones Exteriores, por no actuar de forma constante respecto a los casos donde se solicitó la extradición. "Bolivia tiene que demostrar que las causas no son de razones políticas y tal vez por eso el Gobierno boliviano no logra concretar sus extradiciones por la negligencia que existe", añadió.

Interés. Para el analista político y especialista en asuntos internacionales, Steven Herrera, las extradiciones de Bolivia no pueden concretarse por las líneas políticas en las que se ven o se originan los casos. "Tiene mucho que ver con la letra de las normas y los tratados que hay respecto a la extradición, dependiendo del caso, son diferentes los factores que han impedido esta acción", dijo.

Mencionó que la mayoría de los casos en donde Bolivia ha pedido la extradición, los personajes que han atravesado diferencias con el mismo Gobierno de Morales, lo que denota una clara posición política. "Se habla de la voluntad de las autoridades del ejecutivo, en algunos casos tal vez para el Gobierno no es urgente tenerlos de regreso y por eso se han ido estancados los pedidos, porque el mismo Gobierno no ha sido consecuente con su pedido", señaló el politólogo Herrera.

Políticos. Desde la oposición también se cuestionó la labor del Gobierno boliviano, señalando que existe la falta de voluntad de las autoridades para poder concluir con un proceso de extradición.

La diputada opositora del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Norma Piérola, indicó que esto sería una decisión política del Gobierno de Morales.

Al Gobierno le conviene mantener alejadas a estas personas que pueden descubrir algún hecho de corrupción o revelar irregularidades en su contra dependiendo del caso. "Las autoridades del Gobierno se sienten libres porque no hay nadie que diga cosas que a ellos les incomoda. Por eso el Gobierno les siembra delitos para poder así sembrar estabilidad para ellos mismos, porque los acusados están lejos y tienen acusaciones en su contra", remarcó Piérola.

Defensa. De manera contraria, el diputado oficialista del MAS, Edgar Montaño, negó que exista una falta de voluntad por parte del Gobierno para poder concretar las extradiciones que se han solicitado desde hace varios años en algunos casos.

Indicó que a su parecer la oposición es la que más ha influido para evitar que se logre tener buenos resultados en este tema. "Siempre hemos visto los esfuerzos del Gobierno para que vuelvan estas personas al país y cumplan con sus procesos o respondan a las denuncias que tienen, pero no puede ser así porque vemos a la oposición que se dedica a ir a hacer campaña con las autoridades para evitar que sean extraditados", mencionó Montaño.

Asegura tener confianza en que en esta gestión, Bolivia logrará tener respuestas sobre los pedidos de extradición que se han hecho a otros países.

El Día intentó conocer detalles del trabajo de extradición que realiza Bolivia, mediante la Cancillería, sin embargo se indicó que los responsables del departamento de Asuntos Jurídicos de esta cartera de Estado que es la encargada de manejar estos detalles, se encontraban con mucho trabajo y que sería para en la semana siguiente.

Explicación
Norma que menciona la extradición

Código de Procedimiento Penal
Capítulo II
Extradición
Artículo 149.- (Extradición).
La extradición se regirá por las Convenciones y Tratados internacionales vigentes y subsidiariamente por las normas del presente Código o por las reglas de reciprocidad cuando no exista norma aplicable.
Artículo 150.- (Procedencia).

Procederá la extradición por delitos que en la legislación de ambos Estados, se sancionen con penas privativas de libertad cuyo mínimo legal sea de dos o más años y tratándose de nacionales cuando el mínimo legal sea superior a dos años.

Artículo 151.- (Improcedencia).
No procederá la extradición cuando:
1. Existan motivos fundados que hagan presumir que la extradición se solicita para procesar o castigar a una persona por causa de sus opiniones políticas, raza, sexo, religión, nacionalidad, origen étnico, o que será sometida a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes;
2. En la República haya recaído sentencia ejecutoriada, por el delito que motiva la solicitud de extradición; y,
3. De conformidad con las leyes del Estado requerido o requeriente, el delito que motiva la solicitud de extradición haya prescrito o haya sido amnistiado, o la persona requerida haya sido indultada.

Norma
Polémica ley aprobada en Estados Unidos

El entonces presidente de EEUU, Barack Obama, aprobó en mayo del 2016, la 'Ley transnacional de tráfico de drogas". La nueva norma vuelve ilegal la"fabricación o distribución" de sustancias controladas de clasificación I y II "con conocimiento o teniendo un motivo razonable para creer" que puedan ser importadas ilegalmente a Estados Unidos. Las hojas de coca son consideradas una sustancia controlada de clasificación II de acuerdo a las leyes estadounidenses. Gracias a la nueva ley, un productor puede ser considerado parte del circuito del narcotráfico y ser sancionable en EEUU.
Por este hecho hubieron varios pronunciamientos en Bolivia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada