13 octubre 2016

Nuevos edificios de Gobierno cuando hay otras urgencias


En la actualidad, se están construyendo cuatro nuevos edificios gubernamentales cuando existen otras necesidades perentorias en el orden social, principalmente. Los nuevos palacios de Gobierno y del Legislativo se erigen en la calle Colón, alterando inclusive el ornato de esa tradicional via de La Paz.

El Ministerio de Economía virtualmente está construyendo otro palacio, por su amplitud y vistosidad en la esquina de la Av. Santa Cruz y la calle Loayza. De su parte, Yacimientos Petrolìferos Fiscales Bolivianos (YPFB) no conforme con el edificio moderno que tiene de 15 pisos, está concluyendo también la construcción de otro, en el Paseo del Prado, esquina calle Reyes Ortíz.

CUESTIONAMIENTO

Acerca de estas obras, el presidente del Organismo de Control Social, Walter Sempértegui, declaró a EL DIARIO: “La construcción de nuevos edificios para la administración pública central resulta innecesaria, ante la prioridad que existe de destinar recursos económicos para atender las necesidades básicas de salud, educación y agua potable, que sí son urgentes”.

“Hablamos de un nuevo Palacio de Gobierno, de un nuevo Palacio Legislativo, otro edificio nuevo para Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para el Ministerio de Economía y Finanzas olvidándonos de las prioridades que tiene el ciudadano común, como son los hospitales, los medicamentos, entre otros”, añadió Sempértegui.

Señaló también que la construcción de las nuevas infraestructuras para la administración pública exige elevados montos, cuyo uso a diferencia de favorecer al pueblo van en desmedro de sus necesidades básicas.

“Estamos notando que hemos entrado a una nivel de crisis económica. Ya no habrá el denominado segundo aguinaldo, desde el Gobierno central se anuncia reducción en el crecimiento económico, pero realizan varias construcciones que no son de prioridad nacional, como la salud y la educación”, reiteró el representante del mecanismo de Control Social.

Al decir del presidente del Organismo de Control Social, “el país enfrenta problemas muy graves, en cuanto a cumplir con las necesidades reales del pueblo, como el derecho de acceder a los servicios básicos y una fuente de subsistencia. Aspectos que el gobierno central no estaría analizando con el debido interés”.

“Estamos olvidando lo principal y estamos construyendo cosas accesorias, edificios opulentos, que los vemos como innecesarios, más aún cuando somos un país pobre con muchas carencias y bolsones de extrema pobreza”, apuntó.

En este sentido, afirmó que los costos de estos nuevos edificios no se han puesto en conocimiento de la población, como tampoco qué ítems se están afectando para hacer estas “megaconstrucciones”, por lo que generan dudas sobre la realidad del costo de estos edificios.

“Tenemos que pensar en serio y atender esas cosas fundamentales que le hacen falta a la colectividad en general, a todo el país, mínimamente atender requerimientos en el corto y mediano plazo”, señaló.

EDIFICACIÓN DE NECESIDAD

En relación con la construcción del nuevo Palacio Legislativo, el diputado oficialista Javier Zabaleta, presidente de la Comisión de Planificación de la Cámara Baja, señaló que “esta infraestructura es de necesidad nacional”.

Explicó que el primer motivo tiene que ver con la antigüedad del actual Palacio Legislativo, que supera los 100 años. Por tanto, no puede sostener las funciones a cargo del Parlamento, por el tema tecnológico como por la atención a las regiones.

“Estamos haciendo daño a un edificio patrimonial al continuar con su uso. La idea es mudarnos a un nuevo ambiente y aliviar ese edificio para preservarlo en la historia”, señaló el diputado a tiempo de aclarar que otra de las razones es la falta de espacio para habilitar oficinas para varios diputados.

“Algunos parlamentarios no tienen oficinas ni escritorios, donde trabajar por lo pequeño de nuestros ambientes. No tenemos espacios dónde hacer reuniones ni coordinar con la población”, remarcó.

Al respecto, aclaró que la necesidad de contar con el nuevo edificio no responde al número de servidores públicos, toda vez que con relación al 2005 el presupuesto del Legislativo no ha incrementado y el número de personal ha sido reducido.

CARACTERÍSTICAS

Zabaleta aclaró que se trata de una edificación con características especiales, por lo mismo cuenta con leyes específicas que hace a su derecho propietario, presupuesto y los procedimientos administrativos que sigue el Legislativo para su construcción.

“Es un edificio con características distintas al de equipamiento, por esa razón es que se ha determinado que las normativas de edificación las apruebe el Legislativo”, señaló.

DESCONSIDERACIÓN

Este aspecto, según el representante del Organismo de Control Social, Walter Sempértegui, es un acto desconsiderado que sobrepasa la autoridad municipal por no coordinar aspectos que hacen a la autoridad local como las licencias de construcción y la presentación del proyecto. “La arbitrariedad está campeando, no es saludable para el Ejecutivo ni para los municipios”, afirmó.

No obstante, Zabaleta aclaró que la Ley Municipal de Usos de Suelos Urbanos es la norma que se mantiene, sobre la cual se concibieron los patrones de edificación, a través de una consultoría, cuya normativa está definida por la Asamblea Legislativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada