09 octubre 2016

Encuestas previas varían por indecisión de la gente

Los resultados que en los últimos tiempos se han visto en procesos eleccionarios donde se observan ciertas preferencias de la población en encuestas previas y finalmente los resultados finales en la jornada decisiva son diferentes, se debe a los cambios y a la indecisión de la población, según estrategas electorales.

Según el politólogo Julián Ibarra y el director de la encuestadora Equipos Mori, José Luis Gálvez, los factores o posiciones de último momento, provocan los cambios en las personas al momento de emitir su voto o de dar una decisión.

Los cambios en los resultados finales no solo se han observado en Bolivia, sino también en otras partes del mundo, como el caso reciente en Colombia, con la decisión del No al acuerdo de paz en el plebiscito pasado.

Medidas. Ibarra, el analista y entendido en la materia sobre encuestas previas a un proceso electoral, señala que existen dos motivos a su parecer, el primero es el desinterés y la inseguridad de la población. "Dependiendo del tema, mucha gente opina en las encuestas por lo que ellos creen que votarán, pero como no están seguros, las declaraciones últimas de los actores en cuestión provocan los cambios en el momento de votar", dijo Ibarra. Sin embargo, remarcó que el segundo factor y a su parecer fundamental para que se dé la variación, es el incumplimiento de la ejecución de todas las normas establecidas para elaborar el levantamiento de opinión.

Asegura que muchas empresas encuestadoras no llegan a cumplir con todos los requisitos por el mismo costo elevado que demanda el trabajo de este tipo.

Trabajo. A su turno, Gálvez señaló que el panorama, país y temática dependen mucho en los resultados finales junto a la variación de encuestas.

Apunta que otra observación es sobre la persona que convoca a un referéndum o plebiscito, dado que si se encuentra en función de Gobierno, la probabilidad de resultados competitivos serán mayor. "La gente tiende a suponer que hay una segunda intención en la convocatoria y a partir de allí la actuación o declaraciones del gobernante o de los actores interesados provocan un cambio en el voto en la población", indicó. Sin embargo, ante la posición de Ibarra, sobre el incumplimiento de algunos requisitos por algunas empresas encuestadoras, Gálvez confirmó que esta situación sí se ha presentado. Aclaró que la intención de votos de las encuestas son para medir el grado de conocimiento de los votantes, el grado de apego o simpatía con los actores y aunque estén bien hechas aún así existe ciertas fallas o diferencias con los resultados totales.

Medición. Por su parte, Ricardo Paz subrayó que las encuestas previas no deben ser entendidas como una muestra de lo que se verán en los procesos eleccionarios, sino para ver la intencionalidad de votos de la población. "Es un error de concepto, las encuestas no son para prevenir el resultado electoral, por eso surge el concepto que las encuestas se equivocan, pero no es así. Además hay encuestas que se difunden hasta una semana antes de una elección, pero no se dan cuenta que los datos se levantaron hace dos o tres semanas antes, lo que se detalla que existe un tiempo en el que pueden cambiar las cosas", dijo.

Casos donde se reflejó la variación

Bolivia. En el referéndum de febrero pasado. Las primeras encuestas expuestas a la opinión, dieron como ganadora a la opción Sí, para la reelección de Evo Morales; sin embargo, en la jornada electoral oficial, ganó el NO.

Gran Bretaña. En junio pasado, se llevó en Gran Bretaña, la elección sobre la salida de la Unión Europea (UE), de esta región. Según encuestas previas, daban por descartada esta posibilidad, pero finalmente ganó la salida.

Colombia. Los resultados del plebiscito que se realizó en Colombia la semana pasada, para la firma del Acuerdo de Paz con las FARC, fue negado por la población. Sin embargo, días antes los resultados de encuestas daban ganador a la aceptación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada