07 octubre 2016

China asegura $us 4.858 MM de crédito para más de 15 obras

El canciller chino Wang Yi, quien llegó ayer a La Paz, informó que su Gobierno otorga un crédito de 4.858 millones de dólares al país, con los que se garantiza la ejecución de 15 proyectos industriales y carreteros, entre ellos El Mutún, la doble vía El Sillar, el HUB de Viru Viru, la hidroeléctrica Rositas y varios tramos carreteros. China también condonó 800 mil dólares de deuda de Bolivia.



Analistas señalan que la deuda con China es una de las más altas y demuestra que Bolivia tiene solvencia para endeudarse. Cuestionan que vengan “atados” a contratos con firmas chinas por lo que resaltan la importancia de que los planes a encarar con ese crédito cuenten con estudios técnicos que aseguren su solvencia.

El canciller chino se reunió previamente con el presidente Evo Morales, en Palacio de Gobierno, posteriormente fue condecorado con el Cóndor de Los Andes, en la Cancillería del Estado.

En ese acto, transmitido por Bolivia TV, Morales informó sobre el crédito chino y señaló que fue otorgado “sin condicionamiento político”.

Sobre la condonación de deuda dijo que se trata de al menos 5.440.000 yuanes chinos, que equivalen a unos 815.075 dólares.

Morales detalló que los proyectos que serán financiados con el crédito chino son la siderúrgica del Mutún (Santa Cruz), la construcción de la carretera que atraviesa el tramo El Sillar (Cochabamba), el tramo El Espino-Charagua-Boyuibe (Beni), el tramo a Santa Rosa de la Roca-Puerto Villazón-Remanzo (Beni y Santa Cruz) y la carretera Trinidad-Guayaramerín-Puerto Ustarez y río Mamoré (Beni), reportó ABI.

Además, del tramo Ixiamas-Chive (La Paz y Pando) y Charazani-Apolo-Tumupasa (La Paz) y el tramo Bombeo-Parotani-Melga-Colomi-Parotani (Cochabamba) y Chive-Porvenir (Pando).

Asimismo, Morales manifestó que ese crédito también financiará un proyecto de seguridad ciudadana, el denominado HUB de Viru Viru y la Hidroeléctrica Rositas (en Santa Cruz), entre otros.

El Presidente también informó que China colaborará en el proyecto de tren bioceánico y dará un apoyo financiero para los micro y pequeños empresarios del país. “Sobran razones para expresar nuestro máximo reconocimiento y respeto al hermano Presidente de China, mediante su canciller”, manifestó.

Según el expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Armando Méndez, la deuda adquirida con China es históricamente una de las más altas a la fecha, comparado con anteriores Gobiernos y gestiones.

Afirmó que se constituye en un indicador de que Bolivia es económicamente solvente para endeudarse. “Demuestra que Bolivia tiene posibilidades de hacerlo porque la deuda está en baja. No nos olvidemos que a Bolivia le condonaron la deuda el año 2005 más o menos”, dijo.

Resaltó la importancia de que los proyectos a ser financiados cuenten con estudios técnicos sólidos como garantía para asegurar que sean solventes. “Ésa es la única forma para asegurar que esos proyectos van a ser capaces de generar los recursos suficientes para repagar la deuda y los intereses”, explicó.

Por su parte, el analista económico, Alberto Bonadona, añadió que los créditos de China son de fácil acceso porque vienen atados a contratos con empresas chinas y con intereses más altos que otras ofertas de países industrializados.

Sostuvo también que los créditos chinos son comprometidos para proyectos que no muestran rentabilidad y que carecen de algunos aspectos técnicos.

Al respecto, el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, declaró a Erbol que está preocupado por la falta de transparencia de empresas chinas, encargadas de grandes obras públicas en el territorio cruceño. Mencionó a la Camce, relacionada con Gabriela Zapata y sancionada por no cumplir con la vía férrea Bulo Bulo-Montero, y también se refirió al caso de la siderúrgica del Mutún porque a su juicio no quedó clara la modalidad de contratación de la empresa Sinosteel.

Las relaciones de China y Bolivia datan de hace 31 años, pero alcanzaron su más alto nivel entre 2006 y 2013.

China se ha convertido en uno de los más importantes socios de Bolivia, donde empresas públicas y privadas chinas encaran obras de infraestructura, entre otras, aeropuertos, carreteras, puentes y plantas de procesamiento de mineral, entre otras.


Evo espera reunión con Temer

La Paz | Abi.- El presidente Evo Morales dijo ayer que aguarda retomar relaciones bilaterales con el nuevo presidente de Brasil, Michel Temer, para garantizar la ejecución del tren bioceánico, que beneficiará -a su juicio- a seis países de la región.

“Esperamos retomar relaciones con el nuevo presidente de Brasil para garantizar el tren bioceánico de integración”, manifestó en un acto en el que condecoró al canciller chino Wang Yi en su visita oficial a Bolivia.

A inicios de septiembre, Morales llamó a consulta al embajador en Brasil, José Kinn, luego de condenar “el golpe parlamentario” a Dilma Rousseff, quien fue destituida de la presidencia de su país, sustituida por Temer.

El lunes, el Mandatario afirmó que, a pesar de la situación política de Brasil, las relaciones bilaterales con ese país continúan, porque hay mucho por hacer.

El proyecto del tren bioceánico incluye a Perú, Bolivia y Brasil; pero beneficiaría a Paraguay, Uruguay y Argentina. El trazo inicial comienza en el Puerto de Santos (Brasil), pasa por Bolivia y concluye en el Puerto de Ilo (Perú), uniendo el Atlántico con el Pacífico.

La inversión, según fuentes oficiales, alcanza a 14.000 millones de dólares y Alemania, China e India están interesadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada