25 septiembre 2016

Un viaje de 68 dirigentes sociales a Panamá le costó al Estado más de medio millón de bolivianos

Más de medio millón de bolivianos, 593.354 bolivianos, gastó el Estado en el viaje de una delegación de 68 dirigentes y delegados de organizaciones sociales que participaron de una Cumbre de los Pueblos que se realizó de manera paralela a la VII Cumbre de las Américas en Panamá en abril de 2015.

Para dicho viaje, el Ministerio de Relaciones Exteriores autorizó el desembolso de 236.493 bolivianos para los viáticos de los representantes de los movimientos sociales y las organizaciones sociales de la sociedad civil. Cada persona recibió poco más 3.000 bolivianos por tres días y medio.

Se contrató una aeronave C-130B para realizar la ruta La Paz-Santa Cruz-Panamá-La Paz, el vuelo tuvo un costo de 296.677 bolivianos. Este monto se distribuyó de la siguiente manera: 30.303 bolivianos para viáticos de una tripulación de siete personas; 141.421 para el combustible de ida a Panamá y 124.952 bolivianos para el retorno.

El total de recursos económicos para el viaje de la delegación alcanzó a 593.354 bolivianos, de acuerdo al informe escrito que respondió la Cancillería a la diputada de Unidad Demócrata, Jimena Costa, quien formuló una serie de preguntas respecto a dicho viaje.

Costa consideró que existe un "un uso clientelar" de los recursos para los dirigentes de las organizaciones sociales afines al partido gobernante. "Son viajes que los mantienen contentos a los dirigentes, para viajar por el mundo", cuestionó la asambleísta.

Manifestó inconcebible enviar a un evento internacional una delegación de 68 personas. "Es absolutamente innecesario. Una docena hubiera estado por demás", dijo.

Lamentó el uso discrecional de los recursos económicos, cuando cada dirigente a título de viáticos por 3,5 días recibió un monto equiparable o mayor a un salario mínimo de un trabajador.

En el informe, el Ministerio de Relaciones Exteriores explica que este despacho es el rector de las relaciones internacionales y de la política exterior para la defensa de la soberanía, independencia e intereses del Estado, mediante la aplicación del principio de la diplomacia de los pueblos por la vida.

"Toda vez que la organización de la cumbre pagó los costos de hospedaje, el monto de viáticos asignados por la Cancillería alcanzó únicamente al 70% total", ampara la decisión en el artículo 10 del Reglamento de Pasajes y Viáticos para representantes de las organizaciones sociales, personalidades, intelectuales y notables del exterior de Bolivia, de acuerdo a la Resolución Biministerial Nº 002-2014 de junio de 2014.

Respecto a la contratación de la aeronave C-130B, la misma Resolución prevé que cuando una delegación es mayor a 20 representantes, se coordinará con el Ministerio de la Presidencia para la "utilización de medios de transporte para el traslado de las personas".

El Gobierno justifica que el viaje de la delegación responde a cumplir una serie de resoluciones de las diferentes cumbres que alientan el fortalecimiento de la sociedad civil y de las organizaciones. Añade que dicha cumbre aprobó que los pueblos apoyen la demanda marítima boliviana.

Pero Costas cuestiona y pregunta ¿cuáles son las ventajas de esta nutrida delegación? Que todos quedan felices y contentos con semejantes viajes", sostiene, porque en resultados no hay convenidos ni proyectos de los que el Estado se beneficiará.

Los representantes que viajaron a Panamá son de la Confederación de Campesinos, la Confederación de Mujeres Bartolina Sisa, Confederación Indígena del Oriente Boliviano, Confederación de Comunidades Interculturales, COB, asimismo, del sector minero, fabril, constructores, de la Confederación de Luz y Fuerza, Teléfonos y Aguas, delegados del magisterio urbano y rural.

Trabajadores universitarios, salud, artesanos, estudiantes de secundaria, de la organización de Mujeres Juana Azurduy, de la micro y pequeña empresa, delegados de los adultos mayores, trabajadores municipales, vendedores de periódicos, productores cocaleros, entre otros, también figuran entre los que viajaron.

La ANF solicitó en dos oportunidades información acerca de los viajes de las organizaciones sociales. Entre 2012 y 2015 se destinó más de 4,4 millones de bolivianos, para viajes a diversos países: Austria, Colombia, Estados Unidos, Brasil, Venezuela, Guatemala, Chile, México, Noruega, Perú, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada