24 septiembre 2016

MNOAL-ONU: El legado pendiente de Chávez y de Gadafi

Rubén Ramos

Como cuando, en Belgrado en 1961 del siglo pasado, se estableció la “Iniciativa de los Cinco” marcando el inicio de las relaciones entre los pueblos del Tercer Mundo, la responsabilidad del Movimiento No Alineado (MNOAL) sigue siendo hoy, lo que el Presidente Chávez y el Coronel Al Gadafi reclamaran en la ONU antes de que la alianza sionista euro-estadounidense-israelí-saudí se ensañara con sus magnicidios contando con la complicidad de esa organización.

El MNOAL: Sus antecedentes


1. En lo que atañe a sus antecedentes, tanto teóricos como políticos, éstos podrían rastrearse en la obra de dos de los principales mentores del revisionismo marxista: Edward Bernstein y Karl Kautsky. Contemporáneos de mediados del siglo XIX y militantes del partido socialdemócrata alemán (SPD). Sus ideas fueron actualizadas en el siglo 21 por Anthony Giddens para servir de base a la llamada “Tercera Vía” proclamada por el ex-primer ministro británico “Tony” Blair en un libro escrito con ese nombre junto a Manuel Santos el actual presidente de Colombia. Blair, quien actualmente es lobista de las más grandes transnacionales energéticas que operan en África y en Oriente Medio, está vinculado a las redes del narcotráfico y la corrupción en Ruanda, los Balcanes, Afganistán y en su propio país. Fue el incondicional soporte de George W.Bush para la invasión a Irák y enviado especial de la ONU para Medio Oriente y para “mediar” en el conflicto Palestino-Israelí.

2. Otro antecedente, quizás menos contaminado, se encuentra en la obra y el activismo de William Edward Burghardt Du Bois, de origen negro, nacido en 1868 en Massachusetts, EEUU y muerto en 1963. Educado en Harvard, la universidad líder del ultra-conservadurismo estadounidense y de la Red Ivy. Burghardt Du Bois, sin embargo, formó y lideró el “Movimiento del Niágara” junto a otros activistas de origen negro. Consideraba que el capitalismo era la principal causa del racismo y abogó por la igualdad de derechos para los negros, el pacifismo, los derechos civiles, el sufragio femenino. Formó parte de la delegación de tres personas que en representación de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP) participó en la Conferencia de San Francisco de 1945 que dio nacimiento a la ONU. (Du Bois había sugerido la denominación “de color” en lugar de "negra", para incluir a las "personas de piel oscura de todas partes"). La delegación de la NAACP quería que la ONU apoyara la igualdad racial y pusiera fin al colonialismo. Para este efecto se dice que elaboró una propuesta que sostenía que "el sistema colonial de gobierno es antidemocrático, socialmente peligroso y la principal causa de las guerras". La propuesta recibiría el apoyo de China, la Unión Soviética e India, pero fue ignorada por las otras grandes potencias y no se la tomó en cuenta en la redacción de los Estatutos de las Naciones Unidas, según da cuenta su biógrafo David Levering Lewis.
Después del nacimiento de las Naciones Unidas, Du Bois publicó Color and Democracy, un libro donde se dice atacó a los imperios coloniales y, sobre el que el escritor y conferenciante estadounidense Harry Allen Overstreet habría dicho (también, según Lewin): "Contiene la dinamita suficiente para hacer estallar a todo el sistema vicioso en el que hemos confortado nuestras almas blancas y forrado los bolsillos de las generaciones de los capitalistas saqueadores”.
3. Un tercer antecedente, más cercano en el tiempo y al MNOAL es la Conferencia Afro-Asiática de Bandung en Indonesia en 1955. Reunió a 29 Jefes de Estado de la generación postcolonial y a líderes que aportaron al establecimiento de los “Diez principios de Bandung”. Inscritos en el marco “non sancto” de la ONU, los principios son más un pronunciamiento de fé que de acción u orientado al logro de resultados. Cabe recordar, sin embargo, que en Bandung se dieron cita los gobernantes de países hermanos que, entrada la década de los 60’ se verían enfrentados en guerras con millones de muertos. Todas instigadas por Estados Unidos so pretexto de asegurar su seguridad frente a la amenaza comunista y ocultando su verdadero objetivo: desmembrar la unión alcanzada en Bandung e instaurar en Asía y África los llamados “Estados fallidos” para asegurarse la monopolización de sus recursos naturales y la exacción de sus economías. Recordar igualmente que, ya desde antes de la Conferencia de Bandung, la CIA estadounidense perpetró numerosos operativos terroristas para impedir su realización, hacerla fracasar y acusar de todo esto a la Unión Soviética. Uno de estos operativos fue la voladura, en pleno vuelo, del avión en el que suponía viajaba el primer ministro de la República Popular China, Zhou Enlai.

Los principios de Bandung


Transcribo los Diez Principios de Bandung con el propósito de advertir su sentido, proyección y límites y de cómo desde 1955, las 18 Conferencias Cumbres del MNOAL han reiterado lo mismo en un afán por hacer del signo lingüístico de sus Declaraciones la lógica sustitutiva de la realidad y de la historia.

1. Respeto por los derechos fundamentales del hombre y para los fines y principios de la Carta de las Naciones Unidas.
2. Respeto para la soberanía y la integridad territorial de todas las naciones.
3. Reconocimiento de la igualdad de todas las razas y de todas las naciones, grandes y pequeñas.
4. Abstención de intervenciones o interferencia en los asuntos internos de otros países.
5. Respeto al derecho de toda nación a defenderse por sí sola o en colaboración con otros Estados, en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.
6. a) Abstención de participar en acuerdos de defensa colectiva con vistas a favorecer los intereses particulares de una de las grandes potencias.
b) Abstención por parte de todo país a ejercitar presión sobre otros países.
7. Abstención de actos o de amenaza de agresión y del uso de la fuerza en los cotejos de la integridad territorial o de independencia política de cualquier país.
8. Composición de todas las vertientes internacionales con medios pacíficos, como tratados, conciliaciones, arbitraje o composición judicial, así como también con otros medios pacíficos, según la libre selección de las partes en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.
9. Promoción del interés y de la cooperación recíproca.
10. Respeto por la justicia y las obligaciones internacionales.

Los fundadores

Cinco años después de Bandung, en 1961, en la Primera Cumbre de Belgrado, celebrada entre el 01 al 06 de septiembre de 1961 quedó constituido el Movimiento de Países No Alineados. Asistieron a la Cumbre representantes de 25 países. Entre estos el de Cuba como único país de América Latina y el Caribe. Los de Bolivia, Brasil, Ecuador asistieron como observadores.

Es importante subrayar que eI Movimiento había tenido su impulso inicial en 1960, durante el XV período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la ONU que admitió a 17 nuevos países de África y Asia.

En cualquier caso, se atribuye a los gobernantes que participaron en la redacción de los Principios de Bandung, y a otros que se sumaron, la calidad de fundadores del MNOAL: De Egipto, Gamal Abdel Nasser; de India, Sri Jawaharlal Nehru; de Indonesia, Ahmed Sukarno; de Ghana Kwame Nkrumah; de Yugoslavia, Josip Broz Tito.

En un artículo mío de mayo del 2012 titulado “Movimiento No Alineado: Memoria para el presente”, doy cuenta del pensamiento y la obra de estos fundadores y del aporte que significa para el MNOAL el pensamiento del líder de la resistencia Vietnamita Ho Chi Min, el del Coronel Al Gadaffi y el de la Revolución Peruana que lideró Juan Velasco Alvarado. Se puede leer en http://alizorojo-rr.blogspot.pe/2012/05/movimiento-de-paises-no-alineados.html

En cuanto a la Declaración de Belgrado, ésta se puede consultar en internet. Al leerla se tiene la certeza de que lo que por entonces se “observaba”, se “consideraba”, se “reconocía”, se “rechazaba”, se “afirmaba” no sólo no ha perdido permanencia sino que se ha hecho más grave, extensivo y cruel. El imperialismo, el colonialismo, la opresión mantienen plena vigencia; la ciencia, la tecnología, los medios para el desarrollo económico, siguen en manos privadas y mucho más concentradas; la soberanía, la autodeterminación, la independencia, el control de los recursos naturales, el desarme nuclear, el equilibrio económico, siguen siendo metas inalcanzables. Cuba sigue bloqueada; la ONU sigue regulando todas las desgracias en el planeta beneficiando a las dinastías económicas, financieras y militares de las potencias que le dieron origen.

El legado postergado de Chávez y de Al Gadafi frente a la ONU

El MNOAL, ha tenido, desde su constitución, una trayectoria oscilante entre la construcción de su filosofía y su perspectiva de acción. Esto, que podría identificarse como “neutralidad pasiva”, le ha hecho el juego a la actuación terrorista que la ONU realiza conjuntamente con las fuerzas de la OTAN bajo conducción estadounidense.

Precisamente por lo que significan la expansión de este poder EEUU-ONU-OTAN; la persistente contradicción existente entre la Carta de la ONU y sus Estatutos; la composición y actuación de su Consejo de Seguridad y su poder de veto; la elección de su Secretario General, es que el Presidente Chávez y el Coronel Al Gadaffi denunciaron su obsolescencia e inutilidad y plantearon la urgencia de su refundación. Se trata del legado de dos de los líderes históricos que señalaron, a los pueblos del Tercer Mundo, representados en el MNOAL, el camino a seguir para alcanzar democratizar la ONU. Un legado que se resiste a ser alienado. A ser sustituido por la teatralidad de las Cumbres y por la apariencia de sus Declaraciones.

Lo que propuso el Presidente Chávez

El 20 de septiembre del 2006, en un discurso memorable, el Presidente Chávez de la República Bolivariana de Venezuela recordaba lo que había precisado un año antes en la misma sede de las Naciones Unidas:

“Hoy está confirmado plenamente y yo creo que aquí casi nadie en esta sala pudiera pararse a defenderlo, que el sistema de Naciones Unidas, nacido después de la Segunda Guerra Mundial colapsó, se desplomó, no sirve. Ah, bueno, para venir acá a dar discursos, a vernos una vez al año, sí, para eso sí sirve, y para hacer documentos muy largos sí, para eso sirve y muchos discursos; pero nos han convertido a esta Asamblea en un órgano meramente deliberativo, sin ningún tipo de poder para impactar de la más mínima manera la realidad terrible que vive el mundo. Aceptémoslo con honestidad, el Sistema de Naciones Unidas no sirve. Por eso nosotros volvemos a proponer, Venezuela vuelve a proponer aquí hoy, este día 20 de septiembre que refundemos las Naciones Unidas, expandiendo el Consejo de Seguridad en sus categorías permanente y no permanente; aplicando métodos eficaces y transparentes de solución de los conflictos; suprimiendo el mecanismo antidemocrático del veto; fortaleciendo las atribuciones del Secretario General”.

Lo que propuso el Coronel Al Gadafi

El discurso de Al Gadafi fue pronunciado el 01 de octubre del 2009 con ocasión del 64 periodo de sesiones de su Asamblea General.

“Estamos a punto de enjuiciar a las Naciones Unidas; la antigua Organización llegará a su fin y surgirá una nueva”. Sentenció.

Y lo hizo en atención a un minucioso examen de las contradicciones entre lo que se dice en el Preámbulo de la Carta de Naciones Unidas y sus Estatutos; entre lo que hace su Asamblea General y lo que se reserva el Consejo de Seguridad; entre la categoría de los miembros de este órgano y el derecho a veto que se arrogan los llamados “miembros permanentes”. Pero igualmente, en atención a las constataciones respecto del desempeño de la ONU desde su fundación hasta hoy frente a las guerras, las masacres, los genocidios, las invasiones, las injerencias, el terrorismo.

Al Gadafi, proponía el reto que le corresponde a los pueblos del Tercer Mundo frente a una Organización supranacional que, habiendo sido creada en su nombre, sólo ha servido para acentuar el colonialismo y extremar las ambiciones imperialistas de Estados Unidos a través de la guerra, la destrucción de culturas y civilizaciones y el terror; para hacer prácticamente irreversibles el hambre, la ignorancia, la marginación, la usurpación de tierras y de riquezas naturales, las migraciones forzadas y los desplazamientos poblacionales, la violencia, la corrupción, la delincuencia, el mercantilismo, el consumismo, el desarraigo y la desidentificación.

En otro artículo que publicaré aquí mismo con el título de Al Gadafi: Legado al MNOAL, usted podrá leer la síntesis del discurso del Coronel Al Gadafi (subtitulado). Su sereno enjuiciamiento, sus sentencias, y sus propuestas para remontar la ominosa trayectoria de la ONU en 71 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada