07 agosto 2016

Protesta de tarijeños con cacerolazos en aniversario

Mientras el vicepresidente Álvaro García, iniciaba ayer la sesión de honor de la Asamblea Legislativa y daba paso al mensaje presidencial, una gran cantidad de ciudadanos tarijeños tomaron las calles aledañas al Hotel Los Parrales, donde se desarrollaban los actos oficiales, para realizar una marcha de protesta con cacerolas vacías y le exigieron al Gobierno central dar pronta solución a la crisis económica de ese departamento.

Desde temprano, ayer los tarijeños salieron con banderas de la tricolor en una mano y en la otra, cacerolas de todo tamaño para concentrarse en la plaza Loma.

Mientras las autoridades bolivianas participaban de la Sesión de Honor de la Asamblea Legislativa por los 191 años de la independencia del país, los tarijeños organizados ya daban gritos de protesta.

Esperaron el momento preciso del inicio de la sesión de honor que fue a horas 10.15, momento que gran parte de la población tarijeña, a la cabeza del Comité Cívico de Tarija, empezó a marchar por las principales calles.

ATENCIÓN

De acuerdo a reportes de medios tarijeños, la convocatoria fue multitudinaria y pacífica donde se exigió al presidente Evo Morales más atención en materia económica para el departamento.

El exlegislador, Roy Moroni, en contacto telefónico con una emisora radial, reportó que la marcha convocada por el Comité Cívico de Tarija intentó ingresar hasta el lugar donde se desarrollaban los actos principales, pero la policía evitó ello, en ese momento el ambiente se tornó tenso; sin embargo, la normalidad retornó luego que los marchistas decidieron continuar por otro rumbo.

“Tenemos que seguir luchando, peleando para que este gobierno tenga oído. Pedimos a los tarijeños que nos unamos porque de lo contrario Tarija quedará postergada como Potosí”, dijo uno de los marchistas.

Entre los personajes políticos que fueron visibles en la marcha estuvo el líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, quien apoyó el pedido de la población tarijeña.

Pero la protesta tarijeña también se reflejó a través de las redes sociales donde no solamente los pobladores de la región afirmaron que se encontraban en la marcha, sino que desde otros puntos del mundo subieron fotografías con cacerolas vacías como forma de apoyo a sus similares que se encontraban en territorio boliviano.

De ese modo Tarija vivió una jornada de marcha de cacerolas vacías en pleno aniversario de la Independencia de Bolivia.

SIN EL GOBERNADOR

Otro de los aspectos destacados y criticados por el Gobierno fue la ausencia del gobernador de Tarija, Adrián Oliva, quien no participó de ninguno de los actos oficiales y prefirió acompañar la celebración en Bermejo, en la frontera con Argentina.

En la semana, la primera autoridad departamental informó a Erbol, que estaba pensando conmemorar esta fecha cívica en una región fronteriza, donde a su juicio se hace patria de verdad.

La ausencia de Oliva se da en un momento de tensión entre la Gobernación de Tarija y el Gobierno central, por el tema de los recursos económicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada