26 agosto 2016

La última captura de una autoridad de Gobierno ocurrió en 2011



El 24 de septiembre de 2011 un grupo de marchistas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) capturó y retuvo al canciller David Choquehuanca para utilizarlo como escudo humano.

Ese es el precendete más cercano de retención de una autoridad en medio de un conflicto social, como ayer ocurrió con el secuestro del viceministro de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes, con la diferencia de que el primero fue liberado y resultó ileso, mientras el segundo perdió la vida.

Choquehuanca llegó a la población de San Borja (Beni) la mañana de aquel 24 de septiembre para interceder por el diálogo con los manifestantes - con una comitiva integrada por los entonces viceministros de Coordinación Gubernamental y Coordinación con los Movimientos Sociales, Wilfredo Chávez y César Navarro, respectivamente - que se opinían a la construcción de una carretera por el parque y en ese cometido iniciaron una marcha desde Trinidad (Beni) hasta la ciudad de La Paz.

En la población de Limoncitos, punto intermedio entre las localidades de San Borja y Yucumo, en territorio beniano, Choquehuanca dio encuentro a la columna de marchistas. Un agrío debate antecedió a la toma como rehén del Canciller, quien fue sujetado por los brazos por las mujeres de la marcha y obligado a caminar para romper un cerco policial instalado entre los manifestantes y los colonizadores del sector que habían anunciado, días antes, que ni iban a pemitir el avance de la marcha.

Juntó al Canciller fueron obligados a caminar Chávez y Navarro, mientras el jefe policial Edwin Foronda abogaba por la liberación de Choquehuanca. Tres horas duró la caminata en medio de forcejeos en el intento de los marchistas de llegar hasta Yucumo.

A la altura del lugar denominado Chaparina, finalmente el Canciller logró su liberación y la marcha instaló allí sus carpas. La dirigencia indígena, como ocurrió con los cooperativistas en el caso de Illanes, negó que se haya tratado de un secuestro. Un día después, al menos 800 policías intervinieron la marcha.

Al contrario de Choquehuanca, Illanes fue secuestrado en medio de una protesta de cooperativistas contra el Gobierno, por la modificación de una ley que permite la sindicalización al interior del gremio, la mañana del jueves en Panduro a más de 180 kilómetros de La Paz sobre la carretera a Oruro, según denunció el ministro de Gobierno Carlos Romero.

Pasadas las diez de la noche del mismo día, la autoridad confirmó que el Viceministro "fue cobarde y brutalmente asesinado". (26/08/2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada