05 agosto 2016

Exdefensor Albarracín condena “masacre blanca” en la Defensoría del Pueblo



El exdefensor del Pueblo y actual rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Waldo Albarracín, condenó la "masacre blanca" en la Defensoría del Pueblo y lamentó que se pretenda destruir una institución que ha costado 18 años construir y consolidarla.

“No acepto y condeno esa actitud, porque costó muchos años construir la institución con la primera defensora Ana María Romero y en poco más de una década se consolidó la entidad más emblemática e importante y no se la puede destruir en un abrir y cerrar de ojos convirtiéndola en una trinchera político partidaria”, reprochó Albarracín.

Según fuentes de la Defensoría del Pueblo al menos 60 personas fueron alejadas de la institución, entre consultores en línea que tenían contratos hasta el mes de diciembre y personal institucionalizado que ingresó en la época de Romero, Albarracín y Rolando Villena.

Para Albarracín se trata de una “masacre blanca” la que se ha producido en esa institución. Recordó que cuando asumió las funciones como Defensor del Pueblo en 2013, no destituyó a ningún funcionario, porque el diseño institucional era el adecuado.

Considera que es un “abuso y un atropello que se comete en masa, porque se está provocando una masacre blanca so pretexto de una reestructuración (…). La Defensoría no es un patrimonio de un grupo o de un partido sino del pueblo boliviano y se debería garantizar su independencia”, insistió.

Lamentó que entre la ciudadanía se esté creando una sensación de frustración respecto a la institución, porque la ciudadanía perderá la confianza en acudir a una entidad que en vez de colocar a las personas con trayectoria y conocimiento se sustituya por gente probablemente de un partido político.

David Tezanos Pinto fue designado por los dos tercios del Movimiento al Socialismo en la Asamblea Legislativa Plurinacional, antes de asumir estas funciones fue funcionario del ministerio de Justicia y luego director nacional del Servicio Nacional de Defensa Pública.

Aunque cree que lo más sensible es que en la institución donde se deben velar y proteger los derechos de las personas, ahora se esté violando sus derechos laborales incluso sin ninguna sensibilidad humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada