05 agosto 2016

Cívicos tarijeños ratifican medidas a horas de festejos

El Gobierno instó ayer a las instituciones de Tarija a desplegar manifestaciones de patriotismo el 6 de Agosto, en vez de anunciar un “cacerolazo” para empañar el homenaje central a los 191 años de la independencia de Bolivia.

En tanto, ayer los cívicos tarijeños ratificaron la convocatoria a una marcha de protesta para mañana reclamando atención del Gobierno a demandas económicas departamentales.

Según la edición digital del diario tarijeño Nuevo Sur, ayer “después de una hora de espera los secretarios de la Gobernación (de Tarija) y su equipo técnico se retiraron de la casa cívica por la ausencia de los tres ministros de Estado, que se dijo asistirían ayer para dialogar y encontrar alternativas de solución a la “crisis” económica en el Departamento”.

El presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera encabezarán los actos centrales de la fiesta patria en Tarija, a donde arribarán la Asamblea Legislativa Plurinacional en pleno y delegaciones del interior y exterior del país.

Teodoro Castillo, presidente del Comité Cívico de Tarija, dijo al Nuevo Sur que apoyarán el cacerolazo convocado por los cívicos juveniles, “pero esta marcha de protesta y de reclamo no llegará hasta el hotel Los Parrales ni cerca al desfile, no queremos ocasionar problemas a la ciudadanía, podrían haber personas infiltradas que quieran provocar confrontación”, aseguró.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, respondió a las medidas anunciadas por los cívicos, “el 6 de Agosto no se está festejando un acto político o un acto aislado que esté vinculado solamente al Gobierno. El 6 de Agosto es una fiesta patria, es una fiesta de todos los bolivianos vinculada a la presencia de todas las autoridades. Lo único que queremos es que Tarija sobresalga”.

El ministro dijo que el Gobierno está dispuesto a cooperar con las autoridades locales para solucionar los problemas de presupuesto que tiene por la caída del precio internacional del petróleo.

Aguilar aclaró que no estaba programada ninguna reunión con la Gobernación de Tarija.



CAMPESINOS RECHAZAN MARCHA

Según la agencia de noticias del Gobierno, ABI, el sector campesino de Tarija rechazó ayer la convocatoria a un “cacerolazo” que hizo el Comité Cívico para el 6 de Agosto en esta ciudad, epicentro de los actos centrales de homenaje a los 191 años de la fundación de la nación.

“Nosotros criticamos esos anuncios de protesta, debemos dejar tranquilo al departamento estos días”, dijo el dirigente Santos Valdés. “Nosotros igual debíamos movilizarnos en contra de la Gobernación, pero dejamos las medidas de presión para el 10 de agosto”, confirmó el representante de los campesinos, sector que se declaró en emergencia por la suspensión del subsidio de 6 mil bolivianos anuales que recibían de la Gobernación de Tarija.

“¿Quién va venir a Tarija si te reciben con cacerolazos? ¿Se han puesto a pensar eso los cívicos? ¿Qué imagen darán a nivel internacional? Tiene que haber una reflexión del Comité Cívico”, dijo el asambleísta Erwin Mansilla (MAS).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada