04 agosto 2016

Canciller David Choquehuanca Decisión chilena es nuevo obstáculo, para construir una buena vecindad

La última determinación chilena de revocar visas diplomáticas a las autoridades bolivianas significa un nuevo obstáculo para un acercamiento entre los gobiernos de ambos estados, afirmó el canciller David Choquehuanca. Sin embargo, recalcó que, a pesar de dicha determinación, Bolivia como país pacifista, continuará con la intención de resolver todos los diferendos mediante el diálogo.

“Nosotros lamentamos la decisión adoptada por las comisiones de Relaciones Exteriores (de Diputados y el Senado chileno) de imponer visas a las autoridades bolivianas, esta imposición es un nuevo obstáculo a la construcción de la buena vecindad”, afirmó el jefe de la diplomacia boliviana.

Acto seguido, parafraseó palabras del presidente Evo Morales, en sentido de que “Bolivia siempre recibirá con los brazos abiertos a todos los hermanos y hermanas, sean autoridades o no, sean empresarios o líderes indígenas chilenos que deseen visitar el país con distintos motivos. Continuaremos con relaciones de cooperación y solidaridad y complementariedad, no solo con Chile sino con todos los gobiernos y pueblos de la Patria Grande”.

VISITA AL LAUCA

En relación a la visita del agente chileno Miguel Insulza al río internacional Lauca, el canciller Choquehuanca afirmó que saluda esta iniciativa de visitar las obras del desvío del río internacional, ya que eso “seguramente le ha permitido constatar al igual que a nosotros que el 90 por ciento de las aguas se desvían en esta época. Según una publicación de la Dirección General de Aguas de Chile, se menciona que se transvasan aguas con un caudal medio de 800 litros por segundo, desde el Lauca hacia el río San José, para el regadío del Valle de Azapa”.

Respecto a las declaraciones de Insulza, que dijo que Bolivia no aprovecha las aguas del río Lauca, Choquehuanca, expuso que la autoridad chilena conoce de Derecho Internacional y “sabe que el Lauca, al ser un río internacional, se encuentra bajo un régimen jurídico compartido, como establece el Derecho Internacional y que ambos estados deben estar de acuerdo cuando se pretende usar y aprovechar estas aguas. Se está transgrediendo el Derecho Internacional, además Insulza ha afirmado que no existe daño ambiental y la pregunta es cómo puede estar seguro”, afirmó.

MINISTRO ROMERO

En tanto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, calificó como “paradójico”, que el legislativo chileno se apure para revocar el convenio de visas para diplomáticos bolivianos, mientras que el Gobierno del Estado Plurinacional aprobó un decreto supremo para facilitar la visita de ciudadanos extranjeros.

“Se ha emitido un decreto supremo que facilita absolutamente el trámite de visa para ciudadanos extranjeros, cuando tienen diferentes finalidades: representación política, investigación académica, presencia científica, o lo que fuere”, explicó el ministro.

Romero también calificó de “desatino” la posición del Congreso chileno y ratificó que Bolivia seguirá respetando la exención de visas para diplomáticos de ese país. “No vamos a castigar ni perseguir ni discriminar a ningún ciudadano chileno”, dijo.

APUNTES

- En julio, una comitiva boliviana liderada por el canciller Choquehuanca visitó puertos chilenos para constatar malos tratos a transportistas.

- El Gobierno confirmó situación “inhumana” de compatriotas bolivianos.

- Chile emitió notas de protesta por la visita y la calificó como “abusiva” y que pretendió atentar su soberanía

- Chile determinó revocar visas diplomáticas a autoridades bolivianas.

- Bolivia pidió diálogo directo con la presidenta Michelle Bachelet y hasta ahora no tiene una respuesta oficial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada