26 julio 2016

Potosí a un año del mayor paro cívico

Hace un año se produjo la movilización cívica más extensa de la historia democrática con 27 días de paro, bloqueos y marcha por un pliego petitorio de atención al departamento de Potosí. Políticos y cívicos reafirman que no hubo atención a las demandas sociales a partir del Gobierno central.

El diputado de Unidad Demócrata (UD), Gonzalo Barrientos, en conferencia de prensa con legisladores de la Villa Imperial, dijo que el Gobierno “burló” las movilizaciones de Potosí, porque después de un año todavía no se atendieron temas como la construcción del aeropuerto departamental, la fábrica de cemento o la conservación al Cerro Rico, entre otros puntos que hacían a la agenda de 10 puntos que se planteó hace 356 días.

Barrientos también descalificó a las autoridades del Gobierno central porque, en su criterio, “el Estado centralista acumula todo el poder económico y político sin hacer gestión oportuna”, esperando solamente el tiempo de campaña proselitista para “gastar el dinero de todos los bolivianos”.

A su turno, el presidente del Comité Cívico de Potosí (Comcipo), Johnny Llally, dijo a la agencia ANF que al recordar el inicio del paro departamental de 27 días que incluso llegó a la sede de Gobierno, “ninguna de las demandas plasmadas en nuestro pliego petitorio ha sido atendida”.

Sobre el Cerro Rico de Potosí, el viceministro de Desarrollo Productivo Minero Metalúrgico, Víctor Flores, informó que la segunda fase del proyecto de relleno seco que se aplica en la cúspide de este símbolo departamental avanzó hasta 70% de los 12.500 metros cúbicos de material que se debe trasladar al sector.

27 DÍAS DE MOVILIZACIÓN

La movilización paralizó la ciudad capital, pero también las provincias de Potosí. El consecuente bloqueo de caminos cortó el paso al sur del país.

En La Paz, la dirigencia mantuvo vigilia en el coliseo universitario y se amenazó con cercos a plaza Murillo. El pedido de una reunión con el mandatario Evo Morales nunca fue atendido y se instalaron mesas de diálogo con una comisión de ministros encabezada por el titular de la Presidencia, Ramón Quintana.

Durante las jornadas de agosto, la tensión llegó a su máximo luego que un grupo de mineros hiciera estallar cachorros de dinamita en el Ministerio de Gobierno obligando a las autoridades a salir por el techo temiendo una agresión directa.

Como un añadido de esas jornadas, resaltó la presencia del can “Petardo” que se convirtió en la imagen de esa movilización. El perro, “oriundo” de la propia avenida Arce, fue convertido en “héroe” por su supuesta marcha desde Caracollo y su costumbre de ladrar y saltar ante la detonación de explosivos en las marchas de protesta.

Su fama llegó tan lejos, que incluso el mandatario Evo Morales dijo que los asesores de la oposición eran un “zorro”, en referencia al exministro Carlos Sánchez Berzaín, y un perro, aludiendo al valiente “Petardo”. (Visor Bolivia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada