05 julio 2016

Naciones Unidas reporta reducción del 1% en los cultivos de coca en Bolivia durante 2015



La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) reportó hoy una reducción mínima de los cultivos de la hoja de coca en Bolivia (1%) en 2015 respecto de 2014. En este periodo, el organismo comprobó la existencia de 20.200 hectáreas del arbusto, solo 200 menos que el año anterior.

Los resultados corresponden al Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca en Bolivia presentado la mañana de este martes por la UNODC (por su sigla en inglés) y que anualmente entrega al gobierno boliviano.

Las cifras no son alentadoras puesto que en gestiones pasadas la reducción del cultivo había sido mucho mayor.

En 2014, el país había registrado una disminución de 2.600 ha del cultivo de la hoja (11%), una cifra que el propio organismo ponderó. Los superficie cultivada se redujo de 23.000 ha registradas un año antes a 20.400 ha. No obstante, el organismo destacó que la cifra presentada esta mañana (20.200 hectáreas) “es la más baja desde que la UNODC inició el monitoreo de cultivos de coca en Bolivia en 2003.

"Imágenes satelitales y verificaciones en campo revelaron leves reducciones en los Yungas de La Paz, de 14.200 a 14.000 hectáreas, y en el Trópico de Cochabamba, de 6.100 a 6.000 hectáreas, es decir, 200 y 100 hectáreas, respectivamente, entre 2014 y 2015. Ambas regiones representan el 99% de la superficie de cultivos de coca. En las provincias del Norte de La Paz se detectó un incremento de 130 a 150 hectáreas", reseña parte del informe.

Aunque precisa que hay "subestimación de la producción de hoja de coca en los Yungas de La Paz", por lo que recomienda "realizar estudios periódicos de productividad de la hoja de coca, para calcular con mayor precisión su producción en el país".

En 2010 los cultivos de hoja de coca llegaban a 31.000 hectáreas, cifra que en 2011 bajó a 27.200, en 2012 a 25.300, 2013 a 23.000 y 2014 a 20.400 ha, de las que solo 200 fueron erradicadas hasta 2015.

El informe de la UNODC también precisa que el 93% de la comercialización de coca “tuvo lugar en el mercado autorizado de Villa Fátima (La Paz), mientras que el restante 7% lo fue en el de Sacaba (Cochabamba), siendo Santa Cruz el destino más frecuente.

Para el representante de la UNODC en Bolivia, Antonino De Leo, “la mejor forma de obtener reducciones sostenibles de los cultivos ilícitos ha sido la combinación de programas de erradicación y de desarrollo alternativo y cuando los programas de desarrollo alternativo se han concebido en marcos de desarrollo más amplios e integrales”.

En su informe, la UNODC recuerda que la normativa nacional vigente “establece que la producción de coca no podrá exceder a 12.000 hectáreas de cultivos de coca”. (05/07/2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada