14 julio 2016

Gobierno retiene Bs 78 millones de cuentas de la Gobernación de Tarija


La ciudad de Tarija percibe menos recursos.

Casi 78 millones de bolivianos arrebata el Gobierno Central a Tarija por cobros o “débitos automáticos”, realizados a las cuentas de la Gobernación de ese departamento, violando su autonomía y estrangulando su futuro económico y su desarrollo.

La afirmación corresponde al gobernador de Tarija, Adrián Oliva, a tiempo de indicar que gran parte de las deudas fueron comprometidas por el exgobernador Lino Condori, cuyo compromiso no recibió el visto bueno de la Asamblea Legislativa.

“Yo no soy enemigo de nadie, pero ese ministro escribe desde La Paz, no conoce lo que sufren los tarijeños; no sufre”, dijo el gobernador tarijeño, Adrián Oliva sobre una nota del ministro de Economía, Luis Arce Catacora, que comunicó la ejecución de un quinto débito automático.

El Gobierno Central ya anticipó su intención de debitar 700 millones de bolivianos, lo que afectaría gravemente el presupuesto y operaciones de la gestión 2016.

Gran parte de las “deudas” fueron comprometidas por el exgobernador Lino Condori (del MAS) sin contar con la aprobación de la Asamblea Legislativa Departamental, esto significa que estos cobros por parte del Gobierno Central son ilegales. Además, gran parte de esos proyectos corresponden a enteras responsabilidades del propio Gobierno Central, señalan en la Gobernación.

DEFENDERÁ A TARIJA

Oliva dejó en claro que su gestión defenderá al departamento y convocará a las instituciones regionales, incluyendo la brigada parlamentaria para que se pronuncien sobre este tema e instó al Gobierno a dialogar “de igual a igual” sobre estos cobros que afectan el desarrollo regional.

“No se puede dar la mano con el puño apretado”, dijo al referirse a la actitud gubernamental, “en cambio yo seguiré extendiendo la mano pidiendo ayuda para todos los tarijeños, para que el gobierno devuelva a Tarija algo de lo mucho que dimos a Bolivia”, sostuvo.

El Gobernador dejó en claro que no está en el juego de la confrontación o la pelea con otras autoridades, no discrimina por caras o colores políticos ni está “cobrándose” nada. “Hoy no hacemos política, hoy es tiempo de gestión, pero tampoco permitiremos que pisoteen a este pueblo”, enfatizó.

La primera autoridad regional espera que el presidente Evo Morales no se deje llevar por malos consejeros porque él conoce la realidad de las provincias tarijeñas.

VIOLACIÓN DE LA AUTONOMÍA

El secretario de Autonomías, Edwin Flores, considera que el Gobierno busca ahogar la economía de los tarijeños y violar la autonomía departamental.

“Somos autónomos, la autonomía implica la administración propia de nuestros propios recursos, pero con este débito automático, el gobierno central nos está coartando esa atribución”, explicó.

“Se está poniendo en riesgo el futuro de los tarijeños, las diferentes instituciones regionales deben manifestarse al respecto”, concluyó el secretario.

CINCO DÉBITOS

1. Deuda al Fondo Nacional de Inversión Productiva y Social: 38 millones de bolivianos

2. Pago de computadoras Quipus: 26 millones de bolivianos.

3. Entidad Ejecutora de Medio Ambiente y Agua (Emagua): 6 millones de bolivianos.

4. Oficina Técnica Nacional OTN) favor de los ríos Pilcomayo y Bermejo: 1.3 millones de bolivianos

5. Ministerio de Salud: 6,3 millones de bolivianos,

Total: 77,6 millones de bolivianos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada