16 junio 2016

Sectores movilizados dicen que Evo no los escucha y los traicionó

Sectores movilizados en la actualidad coincidieron ayer en que el presidente Evo Morales no escucha sus demandas, a pesar de que en un principio dijo que iba a "gobernar escuchando al pueblo”. Manifestaron su rechazo e insatisfacción ante las políticas que ejecuta de manera unilateral. Algunos calificaron al Jefe de Estado como "traidor”.

"El Gobierno tiene que sentarse con nosotros, con los discapacitados, fabriles, gremiales y profesionales, todos necesitamos ser escuchados y atendidos. O los ministros no le comunican nada al presidente Evo Morales o de repente es él quien no quiere escuchar”, dijo el presidente de la Coordinadora Nacional de Transporte Pesado, Juan Yujra.

Su sector rechaza las "millonarias” multas aplicadas por Impuestos Nacionales y la modificación al proyecto de deudas tributarias que está en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP). A finales de mayo ellos mantuvieron un paro con bloqueo de caminos en todo el país.

Los trabajadores despedidos de Enatex cumplen hoy 25 días de huelga de hambre y exigen que se deje sin efecto el Decreto Supremo N° 2765 que ordena el cierre de esta empresa estatal. "Nos sentimos totalmente traicionados, no nos escucha. Él odiaba a los neoliberales y ahora estamos en la misma situación”, reclamó el secretario de hacienda de la otrora Enatex, Aldo Delgado.

Otro sector que se movilizó recién el lunes en el país es el de los gremiales, que piden que se modifique el Código Tributario, que se encuentra en la ALP, porque afecta su economía y hay "multas millonarias que jamás podrán pagar”. "De un gobierno llamado socialista nunca nos hubiéramos esperado una medida así, que nos afecte”, afirmó el secretario ejecutivo nacional de los gremiales de Bolivia, Francisco Figueroa.

Los que se mantienen firmes en la lucha desde hace más de un mes -alrededor de la plaza Murillo- son las personas con discapacidad, que piden un bono mensual de 500 bolivianos. "Esperábamos que nos escuche, enviamos varias notas, pero el Presidente aún no nos recibe”, dijo el dirigente de La Paz, Jorge Flores.

El descontento no sólo viene de estos sectores, sino también del sector de los profesionales. Luego de que se quitara el título en provisión nacional al abogado Eduardo León, exdefensor de Gabriela Zapata, y sobre las conclusiones de la Cumbre Judicial, el Colegio Nacional de Abogados está en emergencia. "Nos atemorizan fundamentalmente en casos en los que está involucrado el Estado. Hoy somos nosotros, mañana serán los periodistas”, advirtió César Cabrera, presidente del Colegio Nacional de Abogados.

En 2006, el gobierno de Morales inició su gestión con un gran apoyo de la mayoría de los sectores civiles y de las organizaciones sociales, tanto que se consolidaron en la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam). Sin embargo, con los años varios sectores han decidido alejarse de dicha instancia. Entre los más leales se encuentran las Bartolinas, los campesinos y los interculturales.

La misma Central Obrera Boliviana (COB) analiza seriamente romper su alianza con el partido oficialista porque vulnera los derechos de los trabajadores. Este lunes la COB y los fabriles marcharán contra el Gobierno y habrá un paro de 24 horas. "Nos sentimos abandonados y traicionados, por eso nos movilizamos”, agregó Yujra.

Punto de vista
Ludwig Valverde Politólogo

El Gobierno perdió la capacidad de resolver conflictos
Primero, todos coinciden, de mayor a menor medida, en que el Gobierno ha ido perdiendo credibilidad a partir del caso del Fondo Indígena, se ha agudizado con el caso Zapata en el referendo del 21 de febrero. Es un desgaste del Gobierno y su relación con diversos sectores de la sociedad civil, a causa de la credibilidad que ha sido afectada por temas de corrupción.

Segundo, el Gobierno perdió la capacidad de gestionar de manera positiva los conflictos. Vemos un mal manejo de los conflictos con distintos sectores, se ha encerrado en posiciones muy testarudas. Ha perdido la habilidad de resolver los conflictos para transformarlos en un ambiente pacífico de constante acuerdo y coordinación con sectores sociales.

El MAS enarbola ser gobierno de las organizaciones sociales, pero todos estos sectores, los medios de comunicación, los abogados no se sienten representados por este grupo. La gente duda del proyecto de transformación que el MAS ha ido planteando para el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada