09 junio 2016

Bolivia consigue socio chino para recuperar barcazas

El Gobierno de Bolivia consiguió una alianza estratégica con una empresa oriental para recuperar las barcazas chinas, que se encuentran en litigio en el Tribunal Marítimo de Qingdao (China) por una deuda que se tiene por el depósito de las embarcaciones en el astillero chino DSSC, encargado de la construcción de las naves.

La información fue proporcionada por el viceministro de Defensa y Cooperación al Desarrollo Integral, Fernando Aramayo, quien indicó que en los próximos días viajará una comisión especial a Beijing y Qingdao para evaluar el proceso que instauró la Empresa Naviera Boliviana (Enabol), en noviembre de 2012, en contra del astillero sobre la “seguridad de la propiedad”.

“Los próximos días vamos a estar una comisión importante allá en Beijing y Qingdao para ver la forma de que con unos ‘aliados’ podamos ya recuperar la totalidad del derecho propietario de las barcazas. Hemos encontrado una opción muy favorable con una empresa china (…) y esperamos en los próximos días viajar a la China (…) y ver cómo vamos a recuperar las barcazas”, afirmó Aramayo.

Respecto al arribo de la flotilla a territorio boliviano, inicialmente se anunció que se concretaría para el pasado 23 de marzo, pero llegada esa fecha se informó que sería para junio. Ahora, Aramayo no quiso precisar una fecha debido a los problemas jurídicos que se deben sortear.

“Todavía tenemos dudas de la fecha, pero de que van a llegar, tienen que llegar, es un objetivo nacional, es un objetivo patriótico que las barcazas chinas lleguen a Bolivia”, señaló.

En 2009, Enabol suscribió un acuerdo con la General Marine Business (GMB) para la construcción de la flotilla naviera, sin embargo, ésta contrató a la MSR para que lo hiciera, que determinó construir sólo los dos empujadores y subcontrato a la DSSC para que fabrique las barcazas, por lo que se le adeuda alrededor de 4,5 millones de dólares por concepto de almacenaje.

Todo el material encargado debía ser entregado hasta fines de 2010, pero no se concretó debido a que Enabol firmó con la GMB varias adendas que postergaron la entrega, a esto se suman los procesos judiciales que, hasta la fecha, imposibilitan su llegada al país.

“Teníamos una cifra inicial de un poco más de 4 millones de dólares, pero hoy estos nuestros socios parecen que están haciendo buenos trabajos y creo que va a ser menos”, dijo Aramayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada