17 mayo 2016

Queman 42 puntos del acuerdo entre discapacitados y Gobierno

Las personas con discapacidad que se encuentran en la vigilia quemaron ayer el acuerdo de 42 puntos que el Gobierno acordó de forma diferenciada. Aseguran que la Asociación de Sordos recibió 5.000 bolivianos para firmar convenio.

En la vigilia que permanece desde el 26 de abril en la calle Junín e Indaburo de la ciudad de La Paz, ayer las personas con discapacidad prendieron fuego a papeles que mostraban que el Gobierno había firmado convenio en base a 42 puntos.

El representante del sector, David Cayo, dijo a que la única solución es sentarse a dialogar, pero que lo ideal sería reunirse con el presidente Evo Morales, “queremos sentarnos a una mesa de diálogo donde se pueda analizar nuestro pedido”.

Informó, además, que el domingo por la tarde su sector pidió un cuarto intermedio para descansar, porque muchos no se encontraban en condiciones de seguir. Sin embargo, el Gobierno anunció que nuevamente el sector había roto el diálogo.

Según Cayo, los ministros no quisieron tocar el tema del bono de Bs 500, pese a que se planteó una carta abierta sobre sus exigencias, entre ambas partes.

“No se ha roto el diálogo, sino que se abandona porque nosotros estamos predispuestos al diálogo, si hablaríamos de la renta de 500 bolivianos, o una renta mensual” indicó.

Además, en horas de la mañana rechazaron los acuerdos a los que se arribó en días pasados entre dirigentes de un sector de las personas sordas con el Gobierno.

Cayó manifestó: “Se ha decidido esperar una nueva invitación del Gobierno. Se va a ir al diálogo, según los puntos del Decreto 29608, sobre inserción laboral, se podría elevar a rango de ley y se establecerían sanciones a quienes no cumplan, eso es algo nuevo”, explicó.

Apuntó que se podría facilitar el pago de impuestos a las empresas privadas que contraten a personas con discapacidad. Esto es un avance porque quiere decir que unos 20 mil compañeros podrían acomodarse laboralmente para lograr su manutención.

Mientras tanto, la ministra de Salud, Ariana Campero, volvió a remarcar, en entrevista con medios estatales, que el bono que exige “un sector de los discapacitados” es inviable y descartó que se vaya a dialogar más sobre este tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada