01 mayo 2016

Los discapacitados pintan con sangre carteles contra Gobierno

Las personas con discapacidad procedieron ayer a sacarse sangre para pintar carteles en rechazo a la invitación del Gobierno y a la aprobación de acuerdos con un sector afín. Mantienen su demanda de una renta de Bs 500 al mes.

"Los compañeros con su sangre van a escribir su repudio contra el Gobierno por no tener atención para nosotros, ha llegado una carta del Ministerio de la Presidencia y (el representante de) cada departamento se está sacando sangre para rechazar", manifestó el dirigente nacional del sector David Cayo.

Con algunas consignas como "Renta o muerte", las personas con discapacidad procedieron a pintar los carteles, en el punto de vigilia ubicado en la intersección de las calles Indaburo y Junín, a una cuadra de la plaza Murillo.

Los movilizados se mantienen en la vigilia desde el miércoles sin poder ingresar al Kilómetro Cero (plaza Murillo). Deben afrontar las bajas temperaturas durante las noches del crudo invierno paceño. Sin embargo, personas solidarias les brindan su apoyo con algo de abrigo y comida.

Organizaciones de padres de familia, funcionarios del Colegio Médico, la Federación de Maestros Urbanos de La Paz y el Comité Cívico Pro La Paz expresaron ayer su solidaridad a los discapacitados.

"El día martes vamos a estar con ustedes, movilizándonos", manifestó José Luis Álvarez, dirigente de los maestros.

Hernando Rivero Pabón, presidente de los cívicos paceños sugirió crear un Viceministerio que analice el tema de los discapacitados, además de que "los productores de coca paguen un impuesto que permita sostener la renta" para los demandantes.

Los movilizados insisten en reunirse con el presidente Evo Morales para encontrar una solución a sus demandas, petición que aún no encuentra respuesta.

Pedido

El Ministerio de la Presidencia envió una carta de invitación a los discapacitados. La nota pide elegir un representante para conformar una comisión técnica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada