03 mayo 2016

Gobierno cierra diálogo nacional y acusa a discapacitados de querer tomar el Palacio

El Gobierno nacional cerró las puertas al diálogo nacional con los discapacitados, les convocó a sumarse a las mesas departamentales y los acusó de intentar desestabilizar al Gobierno ingresando a la plaza Murillo y tomando el Palacio presidencial.

"Parece que hay sectores políticos de oposición que están intentando aprovechar este movimiento con otros fines, ese planteamiento de tomar la plaza Murillo a como dé lugar ya tiene un sentido político, y no reivindicativo, un sentido desestabilizador antes que una legítima demanda social", dijo el viceministro de coordinación con los movimientos sociales, Alfredo Rada.

Los discapacitados movilizados, que llegaron a La Paz el lunes de la semana pasada en marcha desde Cochabamba, habían anunciado el envío de una nueva carta para pedir una reunión con el presidente Evo Morales, sin embargo, la respuesta de Rada es que el diálogo ahora debe realizarse en mesas departamentales.

"El diálogo baja a niveles departamentales, convocamos a que se puedan sumar a las mesas de diálogo porque ahí se va a ver la implementación de los acuerdos", dijo la autoridad en conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno.

Explicó que el acta suscrita la semana pasada incluye 42 puntos que dan una solución integral al sector de los discapacitados, que va desde la inserción laboral, el acceso a salud, educación, vivienda y otras reivindicaciones.

Sin embargo, el sector movilizado no estuvo presente en el diálogo al que se refiere la autoridad y en la negociación no se abordó su principal demanda, es decir, el bono de 500 bolivianos mensuales.

Respecto a las declaraciones de Rada, el dirigente de los discapacitados de La Paz, Jorge Flores, dijo que el sector desconoce los acuerdos alcanzados con un sector de discapacitados que no los representa y que se continuará con la lucha "hasta las últimas consecuencias".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada