31 mayo 2016

Ante anuncio de tomar Consulado Estados Unidos pide a Bolivia cumplir Convención de Viena

El Departamento de Estado de Estados Unidos emitió un comunicado, dirigido implícitamente al Gobierno de Bolivia, en el que recuerda que, en el marco de la Convención de Viena, tiene la obligación de proteger sus instalaciones diplomáticas y consulares. El pedido surgió tras la advertencia del Movimiento Al Socialismo (MAS) en Santa Cruz, de tomar las oficinas del Consulado estadounidense.

“Nosotros recordamos a las autoridades bolivianas su deber, bajo la convención de Viena, de proteger nuestra misión diplomática y consular y a nuestro personal”, indica un comunicado de prensa emitido en Washington.

ANUNCIO

La pasada semana, miembros de la dirección departamental del MAS en Santa Cruz, anunciaron que ayer, lunes, tomarían del Consulado de Estados Unidos en esa ciudad, como protesta por la presunta injerencia del gobierno de Obama en los asuntos de los países de la región y en apoyo a la suspendida presidenta de Brasil Dilma Rousseff.

“Ellos no son nadie para estar reconociendo y desconociendo a autoridades en (los países de) América Latina, por ese motivo nosotros vamos a pedir la renuncia del Cónsul de los EEUU y vamos a tomar ese consulado”, afirmó Cuéllar, en su adverticia sobre la toma del Consulado estadounidense en Santa Cruz, según la agencia de noticias ANF.

Este anuncio tuvo el pleno respaldo de la dirigencia nacional del MAS, expresando que “Cualquier movilización que se haga en contra de Estados Unidos siempre es coherente a los discursos que el presidente ha expuesto, porque creemos que en los últimos tiempos ha habido mucha injerencia. Eso va a gozar del apoyo de la dirección”, afirmó el dirigente masista Víctor Morales.

COMUNICADO

“Bolivia: Amenazas a la embajada y consulado”, titula el comunicado del Departamento de Estado de los EEUU. En sus partes importantes también señala que “es preocupante que estas amenazas vengan de miembros del partido del presidente Morales. Líderes del partido apoyaron verbalmente a los líderes regionales que han hecho las amenazas”.

El comunicado señala también: “Nosotros tomamos cualquier amenaza a nuestro personal y nuestras instalaciones muy enserio”, indica el Departamento de Estado.

La nota oficial del Gobierno de Estados Unidos señala, asimismo, que “la seguridad de nuestro personal diplomático y consular está entre nuestras altas prioridades. Nosotros no vamos a comprometer la seguridad de nuestro personal o sus operaciones”.

Desde 2008, los gobiernos de Bolivia y Estados Unidos no cuentan con representación diplomática oficial, es decir no tienen embajadores, después que el régimen de Morales expulsó al embajador estadounidense de ese entonces Philip Goldberg, en reciprocidad, Washington también expulsó al diplomático boliviano.

RETROCEDEN

La marcha del MAS en Santa Cruz, finalmente, no cumplió su amenaza de tomar la agencia consular de Estados Unidos porque supuestamente se planeaba un “autoatentado”.

“Nosotros hemos cambiado nuestra estrategia justamente porque se estaba planeado un autoatentado. Estados Unidos, con Jorge Tuto Quiroga, Rubén Costas y Óscar Ortiz ya habían contratado a las personas para hacer el autoatentado”, dijo Rolando Cuellar, según ANF.

El dirigente agregó que ante ese supuesto plan, los masistas movilizados en la capital cruceña determinaron no ir hasta la agencia consular de EEUU y de ese modo evitar que se responsabilice de cualquier posible hecho al presidente Evo Morales.

CONVENCIÓN DE VIENA

El artículo 31 de la “Convención de Viena sobre las relaciones consulares” establece que los locales consulares gozan de inviolabilidad, en el país donde se encuentran instalados. Es decir que son áreas protegidas por normas internacionales, por el rango representativo que tiene de una nación, en el marco del derecho internacional.

La norma cita que las autoridades del Estado receptor, en este caso Bolivia, no podrán penetrar en la parte de los locales consulares que se utilice exclusivamente para el trabajo de la oficina consular, salvo que tenga el consentimiento del jefe de la oficina consular, o de una persona que él designe, o del jefe de la misión diplomática del Estado que envía. Sin embargo, el consentimiento del jefe de oficina consular se presumirá en caso de incendio, o de otra calamidad que requiera la adopción inmediata de medidas de protección”.

Por lo tanto, si representantes oficiales no pueden ingresar sin el consentimiento previo a dichas oficinas, menos representantes no oficiales, en este caso dirigentes de organizaciones sociales o de agrupaciones políticas.

La Convención de Viena también establece que “los locales consulares, sus muebles, los bienes de la oficina consular y sus medios de transporte, no podrán ser objeto de ninguna requisa, por razones de defensa nacional o de utilidad pública”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada