19 abril 2016

Periodistas, abogados y activistas aspiran a la Defensoría del Pueblo

El periodista John Arandia, el abogado de las víctimas de octubre Rogelio Mayta, la abogada del caso Patricia Flores, Paola Barriga y la exdirigente de las esposas de policías, Guadalupe Cárdenas, entre otros, presentaron sus documentos ayer, en el último día de inscripción de aspirantes al Defensor del Pueblo.

Un total de 163 candidatos y candidatas fueron inscritos, de los cuales 99 son varones y 64 mujeres, aspirantes que se presentaron dentro del plazo otorgado ante la Comisión de Constitución de la Asamblea Legislativa. Los aspirantes aseguraron que defenderán la “independencia del Defensor” que, a su juicio, es fundamental, puesto que sin ese principio no es posible una entidad al servicio de los derechos humanos.

JOHN ARANDIA

Arandia fue hasta el año pasado jefe de prensa de la red Cadena A y salió de ese medio de forma sorpresiva, aparentemente por presiones del Gobierno. Llegó a las 12.32 horas para presentar sus documentos en la Comisión; aseguró que lo hace “sin ningún apoyo político”.

Destacó la importancia de la institucionalidad del Defensor del Pueblo, el tema del consumidor y la libertad de expresión, pero sobre todo se mostró interesado en llegar a un punto en el cual la gente pueda vivir y practicar sus derechos humanos. Finalmente, reconoció a los anteriores defensores, su lucha por los derechos que hoy gozamos y a los que pondrá su granito de arena para “vivir mejor”.

ROGELIO MAYTA

Aspira también al puesto Rogelio Mayta, quien fue uno de los defensores y apoderado de las víctimas de octubre de 2003, vinculado a las organizaciones de derechos humanos en el país.

“Sin esa independencia no funciona el Defensor del Pueblo. Creo que tengo un testimonio de vida que ha estado sujeto a la defensa de los derechos humanos (…). No tengo militancia partidaria, sino con los derechos humanos”, afirmó Mayta, luego de inscribirse.

PATRICIA BARRIGA

En tanto, Paola Barriga, abogada en el caso de la niña Patricia, asesinada hace 16 años, espera ser designada en la Asamblea Legislativa por su trayectoria vinculada a la defensa de los derechos de las personas. Negó que su paso por el Ministerio de Gobierno la convierta en una persona afín a esa administración.

“La Defensoría del Pueblo necesariamente debe estar dirigida por alguien imparcial, los derechos humanos deben proteger a toda la sociedad y no tener color político”, declaró Barriga; llegó a la comisión con algunas organizaciones que la respaldan.

GUADALUPE CÁRDENAS

Con custodia policial, Guadalupe Cárdenas se presentó para registrar su postulación a la Defensoría del Pueblo. La mujer está detenida preventivamente por difundir un video en el que acusa a varias autoridades de asesinatos, vinculaciones con el narcotráfico y otros.

“He sido detenida ilegalmente por decir la verdad, no vivimos en democracia, sino en dictadura y persecución (…). Y es fundamental defender los derechos de los bolivianos”, sostuvo.

Otros nombres conocidos en la lista son de la feminista María Galindo; la exmagistrada del Tribunal Constitucional Silvia Salame y el exdirector de Régimen Penitenciario Ramiro Llanos.

Entre otros muchos con y sin experiencia, pero con la firme voluntad de aportar, se puede citar a Marcelo Aramayo, docente universitario en Pedagogía y sociólogo de profesión presidente del Comité Cívico Popular y dirigente de la “guerra del agua” en Cochabamba.

Para el catedrático, lo más importante es horrar el espíritu, la esencia y la naturaleza de la Constitución Política del Estado (CPE) y todas las leyes que están dirigidas a la protección de la niñez, la adolescencia y la mujer. No tiene vinculación política alguna, pero cuenta con el apoyo de la Central Obrera Departamental de Cochabamba, gremialista y otros sectores.

Otro postulante es Dulfredo Mollo, agrónomo, autor de artículos de prensa y de un libro cuya ideología y línea es la vida como fundamento común. Dijo que trabajará en pilares elementales, como el de la relación e interdependencia que deben generar vida, los valores morales y espirituales. Señaló que los derechos humanos tiene que estar direccionados a la vida como principio y fundamento.

También está Claudio Américo Romero, criado en la Aldea del Padre Alfredo, en Santa Cruz, en la que actualmente trabaja. De formación abogado y consejero de la tercera edad. Defiende los derechos plasmados en la CPE

Dijo que defenderá los derechos fundamentales a la vida, salud, educación a la protección ciudadana, la presunción de inocencia, considerando que la población carcelaria con detención preventiva pasó de un 75% a un 85% y otros sectores vulnerables, cuyos derechos deben ser respetados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada