14 abril 2016

Contundente fue el paro cívico en Cochabamba

Con bloqueos y movilizaciones, sectores afiliados al Comité Cívico acataron ayer un paro de 24 horas, exigen a las autoridades la atención inmediata a un pliego petitorio de 12 puntos entre los que dan un plazo de diez días para que la Fiscalía concluya las investigaciones sobre el puente Independencia y se proceda a su demolición.

Bloqueos en las principales calles, avenidas y puentes de la ciudad caracterizaron la jornada irregular que vivió ayer Cochabamba por la medida asumida por el Comité Cívico y respaldada por el transporte federado, comerciantes, médicos, universitarios y funcionarios de la Alcaldía de Cercado quienes suspendieron sus actividades.

“Podemos decir que el paro ha sido contundente en Cochabamba, es tiempo que nos hagamos respetar y escuchar”, afirmó el presidente del Comité Cívico, Juan Flores, en horas de la tarde.

Según declaraciones de Flores, la medida se determinó exigiendo que las autoridades locales y nacionales atiendan un pliego petitorio de 12 puntos entre los que figuran: Que el Gobierno garantice el suministro de agua a toda la población sin distinción de zonas, dotación de nuevos ítems de salud, rechazo a la construcción del Tren Metropolitano, nacionalización de las empresas Elfec, Comteco y Coboce, recuperación de la laguna Alalay, Coña Coña y el rio Rocha.

El Comité Cívico también pide: que los impuestos sean cobrados equitativamente, elaborar un nuevo estatuto autonómico con la participación del pueblo, que el Gobierno redistribuya los recursos en base a los datos el último Censo Nacional. Que en diez días, la Fiscalía concluya las investigaciones sobre el colapso del puente Independencia y se proceda a su demolición; solución definitiva al tramo de El Sillar, un informe sobre los preparativos de los juegos Odesur que se realizarán en Cochabamba el 2018 y finalmente, un plan de emergencia para la sequía en Cochabamba.

“Consideramos que durante muchos años, las demandas de los cochabambinos han estado postergadas”, acotó.

En este marco, el subcomandante departamental de la Policía, coronel Marco Encinas, informó que más de 20 puntos de bloqueo se instalaron en el centro de la ciudad y rutas intermunicipales e interdepartamentales durante toda la jornada en la que no se registraron mayores incidentes.

“Tenemos más de 20 puntos de bloqueo en todo el departamento, la ciudad, el valle alto y bajo”, precisó.

Los puntos de bloqueo que se instalaron en la avenida Blanco Galindo que conecta a Cochabamba con el occidente del país obligaron a que se suspendan las salidas de flotas a los departamentos de Oruro y La Paz.

Similar situación se vivió en la carretera hacia Sacaba, ruta que utilizan las flotas para los viajes al departamento de Santa Cruz que también fueron suspendidos.

“No estamos vendiendo boletos a ningún departamento por los bloqueos que hay debido a este paro”, confirmó José Antezana, desde la terminal de buses.

La Alcaldía de Cercado suspendió la atención al público, mientras que en otras instituciones, trabajaron en horario continuo.

Tampoco se pasaron clases en las unidades educativas fiscales y particulares debido a la falta de transporte público.

En dirigente del transporte federado, Mario Orellana, calificó el paro como “contundente” y aseguró que si en los próximos días las autoridades no dan una respuesta favorable al pliego petitorio, se analizaría con las bases determinar un paro cívico indefinido posteriormente.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien llegó a Cochabamba y el gobernador Iván Canelas calificaron la medida como “política”, y señalaron que nunca recibieron ninguna carta por parte del Comité Cívico donde se expongan sus demandas actuales.

“Ningún Ministerio recibió carta ni gestión de los dirigentes cívicos pidiendo atender alguna problemática o solicitud de reunión”, aseguró la autoridad en conferencia de prensa.

Mientras que el Gobernador, indicó que las actividades en las instituciones públicas, excepto la Alcaldía de Cercado, fueron normales y el paro solamente se sintió porque el transporte libre y federado replegó sus vehículos y suspendió el servicio a la población que tuvo que caminar, tomar taxis o manejar bicicleta para llegar a sus trabajos.

“Si no hubiera sido el transporte, esta medida de presión no hubiera tenido ningún tipo de contundencia”, aseveró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada