30 abril 2016

Conflicto de personas con discapacidad Gobierno y dirigentes afines al MAS firman acuerdo y continúa división

El Gobierno y los representantes “orgánicos” de las personas con discapacidad firmaron ayer un acuerdo de 42 puntos. En tanto, los discapacitados movilizados continuaban su vigilia en Plaza Murillo, tratando de pedir audiencia con el presidente Evo Morales.

El conflicto con las personas con discapacidad nuevamente marcó la agenda de los medios de comunicación. La movilización de las instituciones civiles que protagonizaron una marcha de solidaridad puso de manifiesto la indignación pública por la desatención oficial a su demanda.

Al medio día de ayer, la tensión de las personas con discapacidad era más evidente, la vigilia de realizaron intentó nuevamente romper el cerco policial de seguridad para ingresar al kilómetro “0”, por la calle Junín.

Las personas con discapacidad tuvieron su movilización tuvieron como refuerzo la presencia de estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés y de organizaciones civiles, que se unieron a la marcha de solidaridad.

Sin embargo, y en varias oportunidades, la fuerza de la Unidad Táctica Operaciones tuvo que utilizar agua para dispersar la marcha y el intento de ingresar a kilómetro cero en busca de diálogo con el primer mandatario.

ACUERDO OFICIAL

De forma paralela, en el Fondo Nacional de Desarrollo Rural (FNDR), el Gobierno instaló por segundo día una mesa de diálogo con las personas con discapacidad afines al gobierno, que no están movilizadas y que aparecen en todos los spot publicitarios del oficialismo.

Al promediar las 13:00, se convocó a conferencia de prensa, porque el Gobierno habría logrado un acuerdo con las personas con discapacidad.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, informó que el Gobierno accedió a mejorar las áreas en el ámbito de la educación, salud, empleo, vivienda entre otros. Aparte, criticó la violencia con la que actuaron las personas con discapacidad que están movilizadas, exigiendo el pago de un bono mensual de 500 bolivianos.

Por su parte, Roberto Nacho, representante de las personas con discapacidad que aparece en los spots publicitarios del Gobierno, indicó que la firma del acuerdo se realizó previa consulta a sus bases y destacó que muchos puntos pactados se ejecutarán de inmediato.

Entre los acuerdos se puede citar la creación de un sistema de información nacional socioeconómica y de salud que permita contar con un registro y seguimiento de los beneficios que reciben.

RECHAZO DE

MOVILIZADOS

Entretanto, el líder de las personas con discapacidad que marcharon por un bono de 500 bolivianos mensuales desde la ciudad de Cochabamba, David Cayo, aseguró que ese convenio no vale para ellos y aseguró que radicalizarán sus medidas.

“Vamos a continuar acá y repudiamos que se haya tomado en cuenta a personas con discapacidad del oficialismo, pedimos al Presidente que nos escuche”, dijo.

Además, anticipó que cuatro personas entrarán en huelga de hambre y que enviarán una carta a Organización de Naciones Unidas y al Papa Francisco para que a través de sus buenos oficios puedan intervenir en las medidas de presión que asumieron, en busca de tener una mejor calidad de vida.

“Estamos pidiendo a la ONU y al Vaticano que nos escuchen porque nuestra demanda es legal y la problemática de vida de las personas con discapacidad es real, necesitamos nuestro bono de 500 bolivianos para vivir bien”, concluyó.

Hasta el cierre de esta sección, permanecía la tensión de las personas con discapacidad que buscan ingresar a la plaza Murillo para hablar con el mandatario.

Para el lunes, se tiene prevista una movilización por las principales calles paceñas, de instituciones civiles en apoyo de las personas con discapacidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada