02 abril 2016

Caso Porvenir Leopoldo Fernández rechaza la pena de 30 años por ser política

El exprefecto de Pando Leopoldo Fernández rechazó el pedido de 30 años de condena en su contra, que efectuará el representante del Ministerio Público. Reiteró que es política, porque la justicia se halla sometida a los designios del Gobierno.

Según la exautoridad, el pedido del fiscal Julio Cesar Guerrero carece de argumento, porque su defensa demostró en reiteradas audiencias, con pruebas testificales y documentales, que no tuvo responsabilidad alguna en la denominada masacre de Porvenir.

“No existe ningún tipo de prueba del fiscal Guerrero, que sustente la acusación en mi contra”, dijo Fernández, al reiterar que demostrará la verdad de los hechos, bajo el argumento de que en su condición de Prefecto era “imposible” que planifique la confrontación entre bolivianos.

Cuestionó la investigación que se llevó adelante porque, en su criterio, el Ministerio Público no tiene evidencia en su contra y reconoció que lo único que hizo fue ordenar cavar unas zanjas para evitar que los vehículos que transportaban a comunarios que obedecían órdenes oficiales, lleguen hasta la capital y provoque un enfrentamiento.

Con este argumento, rechazó los delitos que calumniosamente se le endilgan: Asesinato, Terrorismo y Homicidio, que forman parte de la acusación formal del Fiscal de materia presentó en la acusación.

“No tengo nada que probar porque soy inocente, el Fiscal asignado al caso, es el que tiene que demostrar de los que me acusa”, expresó en tono molesto, por las irregularidades en las que incurren los operadores de justicia, en las indagaciones que no realizan para recoger la verdad de los hechos.

Desde su defensa, se reiteró en varias oportunidades que el actual ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, que en 2008 fungía en el mismo cargo, fue quien ordenó y ejecutó el estado de sitio, hizo comprar armas en Brasil y organizó un supuesto enfrentamiento.

ACUSACIÓN

Para, Mary Carrasco, abogada de las víctimas de la supuesta masacre de Porvenir, expresó su conformidad con el pedido de 30 años de presidio que hizo el Ministerio Público, porque considera que se está haciendo justicia en este proceso.

“La condena de 20 años de cárcel es para el delito de terrorismo, pero este caso es diferente, porque el acusado Leopoldo Fernández también tiene en su contra delitos de asesinato y homicidio, por su grado de responsabilidad, que era precautelar la seguridad del lugar, de ahí que el Ministerio Público incrementó la pena a 30 años de presidio”, afirmó Carrasco.

Afirmó, además que la misma sentencia de 30 años se ha pedido para: Juan Marcelo Mejido, Herman Justiniano, y Evin Ventura; mientras que otros están en calidad de prófugos. Después de ocho años la justicia está apunto de dictar sentencia.

ANTECEDENTES

El 11 de septiembre de 2008, murieron Pedro Oshiro M., Celedonio Bazualdo G., Jhonny Cari S., Wilson Castillo Q., Alfonso Cruz Q., Arnoldo Gonzales I., Wilson Mejía M., Bernardino Racua C., Díter Tupa M., Alfredo Robles C., Félix Roca T., Ramiro Tiñini A. y Luis A. Rivero S, tras promover enfrentamientos con funcionarios de la Prefectura y cívicos de Pando, en el municipio de Porvenir.

La justicia atribuyó las muertes y los hechos violentos a Leopoldo Fernández, quien cuenta con detención domiciliaria en La Paz, acusado por los delitos de asesinato, terrorismo, homicidio, asociación delictuosa y lesiones graves y leves. Estuvo recluido cinco años en la cárcel de San Pedro, en La Paz. Por su delicado estado de salud, se le concedió últimamente detención domiciliaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada