03 marzo 2016

Paola Zapata: “Recibimos amenazas todo el tiempo”

La exdiputada Paola Zapata denunció ayer que una semana antes de la detención de su hermana Gabriela Zapata, ella y su familia recibieron amenazas de muerte, sin embargo, dijo que no se siente intimidada por esta situación y por lo contrario señaló que defenderá a su familia ante las denuncias que realizó el vicepresidente Álvaro García.

“Lo que ha presentado el Vicepresidente es un organigrama de una familia criminal, relacionada con varios políticos. Primero que él se está olvidando del respeto al derecho de pensar diferente (…). En segundo lugar, se está mareando la perdiz y desviar la atención de lo que verdaderamente importa que es la corrupción y el tráfico de influencia”, dijo la hermana mayor de Gabriela.

Agregó que el Vicepresidente “tiene que ir hasta el Ministerio de la Presidencia, hasta la propia presidencia para hacer ese tipo de investigaciones. En esta familia no van a encontrar absolutamente nada, tendrán que buscar en Palacio de Gobierno y en el Ministerio de la Presidencia, en el despacho de la primera dama”.

Por otra parte, Paola describió a su hermana Gabriela como una mujer fuerte, de carácter, por lo mismo su familia siempre ha “respetado la vida privada de Gabriela, hemos respetado las decisiones y acciones que ella ha tomado. Además Gabriela siempre desde muy jovencita ha dejado de forma clara y de forma vehemente que ella era la única dueña, responsable y soberana de su vida”.

Sobrina

Remarcó que su familia ni ella conoce al supuesto hijo de Gabriela y el Presidente pero “de la niña que sí yo puedo hablar es de mi sobrina, ella ahora es la verdadera víctima de todo esto. Ella está invisibilizada, nadie habla de ella. En este momento está abducida en una casa con gente extraña, no le permiten al padre acercarse, la niña corre peligro en manos de gente extraña. Nosotros queremos recobrar a mi sobrina, no hemos podido rescatar a Gabriela pero sí queremos rescatar a mi sobrina que es lo que queda de Gabriela”.

Contó que hace varios años hubo un distanciamiento entre Gabriela y su familia, incluso dijo que dejó la casa de sus padres joven cuando tenía entre 17 y 18 años, sin embargo, cuando se casó con Hugo Carvajal, la relación mejoró. “En ese momento es que la familia se ha vuelto a encontrar, hemos vuelto a rehermanarnos y la familia ha vuelto a tomar sentido”.

“A esa niña (hija de Gabriela) sí la he cargado en mis brazos, a esa niña la queremos, la conocemos, es una niña muy linda, muy inteligente”, señaló y agregó que cuando se divorció otra vez Gabriela se distanció. “Desgraciadamente dos años que ni mis padres ni yo podemos ver a la niña y su padre probablemente no la ve hace tres años”, dijo.

Paola dijo que al lado de la oficina de Morales se cometían “irregularidades y no puede ser que el Presidente no lo sepa, están intentando distraer la atención de la verdadera situación del verdadero problema inculpando a gente inocente”.

Reveló que una semana antes de la detención de Gabriela su familia recibió amenazas de muerte “todo el tiempo desde que ha reventado esta situación. Tengo un hermano menor que ha sido acosado y ya hemos hecho las denuncias”.

Agregó que no permitiría que “hagan política carroñera con mi familia y estoy dispuesta a defender a mis padres y a mis hermanos menores”.

Dijo que pesar del distanciamiento apoyan a Gabriela y espera que ella les permita reencontrarse. Agradeció a Pilar Guzmán por estar cerca de su hermana aunque no sea la tía consanguínea pero sí sentimental.

“Nosotros estamos apoyando a Gabriela, se han cometido muchos abusos con ella primero que ha sufrido un feminicidio virtual; segundo que se le ha secuestrado a título de detenerla; y tercero que se le ha metido a un penal para acallarla y se están violando sus derechos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada