08 marzo 2016

Mario Vargas Llosa: Derrota de Morales en consulta es una buena cosa para Bolivia

En un artículo publicado en el diario El País de España, el escritor peruano Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura, afirma que la derrota de Evo Morales en el referéndum del 21 de febrero con el que pretendía reformar la Constitución para hacerse reelegir por cuarta vez en el año 2019 es una buena cosa para Bolivia y la cultura de la libertad.

A su juicio, lo ocurrido en Bolivia se inscribe dentro de una cadena democratizadora que va golpeando al populismo demagógico en América Latina, de la que son jalones importantes la elección de Mauricio Macri, en Argentina, contra el candidato de Cristina Fernández de Kirchner y el anuncio de Rafael Correa, presidente de Ecuador, de que no será candidato en las próximas elecciones de este país.

Así también, hace referencia a la aplastante derrota —por cerca del 70% de los votos— del régimen de Nicolás Maduro, en las elecciones para la Asamblea Nacional en Venezuela y el desprestigio creciente de la presidenta Dilma Rousseff y su mentor, el expresidente Lula, en Brasil, por el fracaso económico y los escándalos de corrupción de Petrobras que presagian también un fracaso catastrófico del Partido de los Trabajadores en las próximas elecciones.

CASO BOLIVIANO

Al referirse al caso de Bolivia, sostiene que a diferencia de los gobiernos populistas de Venezuela, Argentina, Ecuador y Brasil, cuyas políticas demagógicas han desplomado sus economías, se decía de Evo Morales que su política económica ha sido exitosa.

Sin embargo, hace hincapié en que las estadísticas no cuentan toda la verdad, es decir, el período enormemente favorable que vivió Bolivia en buena parte de estos 10 años de Gobierno, con el auge del precio de las materias primas; desde la caída de estas, el país decrece y es sacudido por escándalos y corrupción.

También dice que eso explica en parte el descenso en picada de la popularidad de Morales. “Es interesante advertir que en el referéndum todas las principales ciudades bolivianas votaron contra él, y que, si no hubiera sido por las regiones rurales, las más alejadas, donde es más fácil para el Gobierno falsear el resultado de las urnas, la derrota de Evo Morales habría sido mucho mayor”, añade el escritor.

“LIBERALES”

“¿Hasta cuándo continuará el singular mandatario echando la culpa al ‘imperialismo norteamericano’ y a los ‘liberales’ de todo lo que le sale mal? El último escándalo que ha protagonizado tiene que ver con China, no con Estados Unidos. Su expareja, Gabriela Zapata, ahora presa, con la que tuvo un hijo en 2007, fue luego ejecutiva de una empresa china que ha venido recibiendo jugosos y arbitrarios contratos gubernamentales para construir carreteras y otras obras públicas por más de 500 millones de dólares”, enfatiza.

Asimismo, hace mención que el favoritismo flagrante de estos contratos ilegales, denunciados por el periodista Carlos Valverde, ha sacudido al país y los desmentidos y explicaciones del Presidente solo han servido para comprometerlo más con el enjuague. En su criterio, da la impresión de que aquella popularidad, que va apagándose, ya no bastará para que la opinión pública boliviana siga engañada, aplaudiendo a un mandatario y a un régimen que son un monumento al populismo más desenfrenado.

POLÍTICOS OPOSITORES

Otro de los párrafos del artículo de Vargas Llosa dice que Bolivia cuenta con políticos respetables, realistas y valientes que, pese a las condiciones dificilísimas en que tenían que actuar, arriesgándose a campañas innobles de desprestigio por parte de la prensa y los aparatos de represión del Gobierno, o a la cárcel y al exilio, han venido defendiendo la democracia, la libertad ultrajada, denunciando los atropellos y la política demagógica, la corrupción y las medidas erróneas e insensatas de Evo Morales y su corte de ideólogos, encabezados por el vicepresidente, Álvaro García Linera.

Finalmente, asegura que la derrota de Evo Morales en el referéndum abre una gran esperanza para Bolivia y ahora solo depende que la oposición mantenga la unidad (precaria, por desgracia) que esta consulta gestó, y no vuelva a dividirse, pues ese sería un regalo de los dioses para la declinante estrella de Evo Morales.

“Si se mantiene unida y tan activa como lo ha estado estas últimas semanas, Bolivia será el próximo país latinoamericano en librarse del populismo y recobrar la libertad”, puntualizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada