21 marzo 2016

Javier Escalera, amigo, confidente y chofer de Evo, fue clave en el caso del hijo de Zapata



La vida de Javier Escalera Calisaya dio un vuelco drástico desde que su nombre apareció como uno de los testigos que firma el testimonio de reconocimiento del supuesto hijo del presidente Evo Morales y Gabriela Zapata.

Según informaron a ANF fuentes cercanas a Escalera, éste compartió a algunos de sus allegados que no sólo firmó como testigo sino que se encargó de fijar día y hora para el reconocimiento en el registro civil y contó que toda la documentación fue registrada en cuatro libros notariados. Además, "En muchas ocasiones fue el que depositó las pensiones familiares que Morales pagaba a Zapata".

Se conoce que el propio Evo Morales le pidió buscar el registro civil a Escalera para hacer el reconocimiento del niño que ahora es objeto de una polémica. La propia Gabriela Zapata, en una entrevista con ANF, declaró que Morales procedió de esa manera.

Fue imposible hablar con Escalera. Hace pocos días se escuchó el audio de un contacto que un canal de televisión logró establecer con él. Dijo que no leía periódicos, no veía televisión y tampoco tenía internet, en síntesis, que no sabía nada. "Ha recibido algunas llamadas pidiéndole que no hable", dijo una fuente a ANF.

Quienes lo conocen lo describieron como una persona "leal a toda prueba, hombre de guardar secretos". Conoció a Evo Morales hace más de dos décadas. Forjaron su amistad siendo vecinos en la zona sur de Cochabamba.

"Evo Morales alquilaba un cuartito en las proximidades de la laguna Alalay, en la zona sur, allí vivía cuando no estaba en el Chapare", contó la fuente que también informó de la relación entre Javier Escalera y Evo Morales. Juntos practicaron el futbol e integraron un equipo para disputar los trofeos de la liga zonal. También entrenaban raquet, el otro deporte que hace algunos años practicaba Morales.

La amistad forjada en el barrio donde vivían se transformó en una relación laboral muy cercana. Escalera fue chofer de Morales desde que éste era dirigente de los cocaleros, luego cuando se trasladó a La Paz para ejercer la diputación y, más tarde, cuando asumió la presidencia. Además, fue militante del MAS.

"Fue una de las personas más allegadas a Evo Morales, el único que conocía sus cuestiones más íntimas, pues escuchaba todas sus conversaciones y conocía al detalle todas sus actividades", dijo una fuente a ANF.

Actualmente está alejado del Presidente. "El entorno de Evo Morales los distanció hace ya varios años, tejieron muchas intrigas que terminaron malogrando su relación. Actualmente no tiene relación con Evo, frente a las intrigas él prefirió alejarse".

Alguna vez comentó que el alejamiento fue difícil. "Escalera conoció a Evo cuando tenía unos 19 o 20 años. Hoy debe tener 40. Se forjó según los ideales que creía encarnaba su líder".

Escalera siguió su camino, retornó a Cochabamba, retomó sus actividades en el taller de mecánica de su propiedad y abandonó las filas del partido de Gobierno. Hace poco más de un año fue electo dirigente de la OTB de Villa Exaltación, superando en votos al candidato del MAS, David Herrada.

Lo describieron como una persona "muy leal, humilde y tranquila". Está casado, tiene dos hijos y vive como cuando conoció a Evo Morales, en una modesta vivienda. "Es muy trabajador, humilde y amiguero. Le dicen "el banana", de cariño".

Del otro testigo del reconocimiento del supuesto hijo de Morales, no se sabe mucho, salvo que su nombre (José Silvio García Soria) figura en las listas del Ilustre Colegio de Abogados de Cochabamba, ICAC, con el número de registro 1425.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada