03 marzo 2016

En Sucre Condenan a prisión a diez exautoridades

Después de casi ocho años de proceso penal, el Tribunal de Sentencia de Padilla, en Sucre, dictaminó seis años de cárcel para 10 de los 14 acusados de planificar la vejación y agresión racista, en la capital, en contra de campesinos el 24 de mayo de 2008.

Los agresores fueron acusados de asociación delictuosa, instigación a delinquir a la violencia y el racismo, lesiones graves, vejaciones y torturas, además de coacción agravada.

Las imágenes de campesinos humillados en la capital del país, en ese entonces, no solamente causaron impacto e indignación en la población en general, sino que recorrieron el mundo. Los hechos ocurrieron cuando Bolivia culminaba un conflictivo proceso constituyente.

Jaime Barrón, Jhon Cava, Savina Cuellar, Fidel Herrera, Aydeé Nava, Epifanía Terrazas, Jamil Pillco, Antonio Jesús, Álvaro Rios y Franz Quispe fueron sentenciados a seis años de cárcel.

Cristian Flores y Juan Carlos Zambrana fueron sentenciados a 3 años, 3 meses y 3 días de cárcel.

Flavio Huallpa Flores fue absuelto del delito de tentativa de homicidio y Rodrigo Anzaldo fue absuelto del delito de fabricación, comercio o tenencia de sustancias explosivas asfixiantes.

“Existe una condena con una pena de seis años para la mayoría de los acusados. Se podría decir que es una sentencia que refleja la realidad, justicia en cuanto reconoce que lo ocurrido el 24 de mayo de 2008 está recibiendo una respuesta del Estado”, señaló el fiscal superior de la Fiscalía General del Estado, Lizandro Álvarez.

Después de una accidentada audiencia de sentencia debido a la recusación de uno de los jueces ciudadanos, Teófilo Armingol Avendaño Barrón fue suspendido del juicio por voto unánime por haber emitido un criterio de valor a favor de los acusados.

El Tribunal quedó con dos jueces ciudadanos, Erlinda Sardán y Juan Carlos González, y el juez técnico de Padilla.

Los 14 acusados calificaron el juicio de político y sostuvieron que el Gobierno propició la agresión. Remarcaron que no hay pruebas en su contra y adelantaron que apelarán.

Según relataron los abogados defensores, la fecha de apelación se fijaría para el 18 de marzo, fecha en que se anunciará la lectura de la resolución íntegra.

Hasta entonces, la sentencia no será ejecutoriada, por lo que ni exautoridades ni activistas irán a la cárcel, informó el periódico Correo del Sur.

El fallo indica que la pena debe cumplirse desde el 2 de marzo del presente año en el penal San Roque.

La exalcaldesa de Sucre, Aydeé Nava, una de las sentenciadas, señaló apenas terminada la audiencia de sentencia que continuará su defensa por tratarse de un maltrato más del Gobierno.

“Nunca vamos a rendirnos, por eso estoy aquí presente defendiendo, toda la familia está sufriendo. He sido maltratada por este Gobierno, este Gobierno es racista, por eso persigue a los que piensan diferente”, expresó.

El fiscal Álvarez explicó que el 24 de mayo de 2008, trabajadores campesinos fueron vejados, torturados y humillados en la ciudad de Sucre, cuando aguardaban la llegada del presidente Evo Morales.

Para ese día el Gobierno tenía previsto entregar tractores y otros beneficios a los campesinos; sin embargo, una violenta movilización encabezada por el Comité Interinstitucional impidió que se desarrolle el acto en el estadio Patria.

En esa jornada, grupos violentos de universitarios e integrantes del denominado Comité Interinstitucional atacaron a campesinos a quienes golpearon y humillaron.

Bajo amenaza, los campesinos fueron obligados a gritar “abajo Evo Morales, arriba Sabina Cuellar”, por entonces la Gobernadora.

Posteriormente los campesinos fueron conducidos a la plaza principal de la ciudad, en donde por la fuerza quemaron whipalas. Obligaron a los campesinos, de rodillas y con el torso desnudo, a gritar “Muera Evo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada