15 febrero 2016

Vicios y violación a Constitución fundamentan campaña del No

El voto por el No en el próximo Referendo Constitucional Aprobatorio es promovido por 15 de las 37 organizaciones sociales y políticas habilitadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Algunas organizaciones son el Movimiento Tercer Sistema, liderado por el gobernador de La Paz, Félix Patzi, y la Plataforma Ciudadana Bolivia Dice No, que tiene entre sus simpatizantes al senador de Unidad Demócrata (UD) Óscar Ortiz y la diputada del mismo partido Shirley Franco.

A una semana de la realización del referendo, los que respaldan el No intensifican sus actividades proselitistas, respaldándose en argumentos -casi comunes- en contra del Gobierno de turno, como la corrupción, concentración de poder, tráfico de influencias, caudillismo.

Además de apuntar esos vicios, que según ellos corroyeron a los gobernantes de turno, su campaña se centra en la defensa a la Constitución Política del Estado (CPE).

Los que impulsan el No señalaron que el triunfo de esta opción en el proceso de participación ciudadana del próximo 21 de febrero significará dejar un precedente en el ámbito legislativo, para que a futuro otro gobernante no apunte a extenderse en el periodo de su mandato.

FUNDAMENTOS

Más argumentos que manejan para que la población responda No a la pregunta del referendo ¿Está usted de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la Presidenta o Presidente y la Vicepresidenta o Vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua? se sintetizan a continuación:

1º CORRUPCIÓN

Los tres opositores coinciden en que la primera razón por la que la población debe votar por el No en el referendo del 21 de febrero es la corrupción que existe al interior del Gobierno del presidente Evo Morales.

Uno de los casos que develó la existencia de corrupción en el Gobierno es el del Fondo Indígena, que involucra a unos 3 mil dirigentes que integran un frente afín al Gobierno, Pacto de Unidad, señaló Félix Patzi.

Los dirigentes de este Pacto de Unidad, que reúne a campesinos, indígenas y mujeres campesinas "fueron inducidos a corromperse con dinero estatal".

Depositaron unos 900 millones de dólares en las cuentas personales de esas organizaciones para la ejecución de proyectos, sin embargo, la mayoría "son fantasmas", acotó la diputada Shirley Franco.

La causal, según Patzi, es la "actitud racializada" que hay en algunos mandos del Gobierno, lo que promovió que en la última década sumas millonarias de dinero se concentren en manos de dirigentes.

2º JUDICIALIZACIÓN

Otro de los argumentos es la “judicialización de la política”, según Shirley Franco.

Los opositores coinciden al asegurar que en el Gobierno de Evo Morales, la justicia es usada como un “instrumento de persecución política”.

Franco citó el caso del exministro de Gobierno Guillermo Fortún, quien falleció en medio del asedio judicial del Movimiento Al Socialismo (MAS), por haber usado 18 millones de bolivianos de la partida de gastos reservados. También habló del expresidente del Servicio Nacional de Caminos (SNC) José María Bakovic, que tiene 67 juicios por corrupción. Ambos son procesados pese a que están muertos.

Franco criticó que autoridades de turno, como la dirigente de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas "Bartolina Sisa", Juanita Ancieta, o la exministra de Desarrollo Rural Nemesia Achacollo, acusadas en “la millonaria estafa del Fondo Indígena”, estén libres irrestrictamente y ejerciendo todavía cargos políticos.

3º caudillismo

Votar por el Sí en el referendo significaría respaldar una política caudillista, aseguraron los opositores.

“La constatación empírica, en Bolivia y otros países, a lo largo de la historia, nos hace concluir que toda eternización de una persona en el poder siempre degenera en la tiranía”, aseveró el gobernador Félix Patzi.

Ejemplificó que en México, el dictador Porfirio Díaz gobernó entre 1876 y 1911. Díaz fue elegido democráticamente, luego ejerció el cargo con despotismo y para que renuncie cientos de personas murieron.

Franco aportó que si Morales gobierna dos décadas, impedirá que toda una generación de jóvenes conozca el acto simbólico de traspaso de mando. “Hay jóvenes que a los 18 años conocieron a Evo Morales como presidente y hasta los 38 años no conocerán a otro presidente”.

En respaldo, Ortiz añadió que el país no tiene que depender de una sola persona y dijo que no hay excusas para dejar en manos de jóvenes mejor preparados la historia de Bolivia.

4º jurisprudencia

Para los opositores, el Referendo Constitucional también pone en riesgo la seguridad jurídica de Bolivia.

Y es que, si gana el Sí, cualquier otro mandatario podría intentar perpetuarse en el poder, considerando que hay jurisprudencia legal.

El peligro de la perpetuación en el poder es que los gobernantes lleguen a considerarse indispensables para el país.

Para frenar este tipo de tiranía, los liberales europeos generaron una institucionalidad basada en el principio de la alternancia, al igual que indígenas que aplicaban de forma obligatoria la rotación.

“Aunque el poder embriaga a los hombres y acaban creyéndose imprescindibles, nuestro voto puede volver a hacernos iguales a todos los bolivianos”, puntualizó la Plataforma Ciudadana Bolivia Dice No.

Ortiz, en afinidad con su Plataforma Ciudadana Bolivia, apuntó que la corrupción y los grupos de poder generalmente son resultado de los mandatos ilimitados.

5º poder

La concentración de poder en manos de unas cuantas personas es también observada por las organizaciones que respaldan el No.

Para Franco, las familias en las que se concentra el poder “son intocables e impermeables por la imagen de Evo Morales”.

Esta es una de las consecuencias que desencadena la gestión prolongada de Morales.

Equiparon al Presidente con un aristócrata que, respaldándose en familiares o amigos íntimos, explota y avasalla al pueblo, bajo el pretexto de resguardar el bien común.

Un ejemplo de ello, dijo, es el caso de la expareja de Evo Morales Gabriela Zapata.

Actualmente, Zapata trabaja en la empresa china CAMC y la oposición asegura que esta compañía fue favorecida con siete proyectos estatales valuados en 566 millones de dólares.

Seis de los siete contratos firmados con la empresa china CAMC fueron por invitación directa y solo uno mediante licitación internacional.

6º deudas

Otra de las razones que esgrime la oposición para votar por el No es el aparente mal manejo económico que realizan los gobernantes de turno.

La diputada Shirley Franco dijo que el Gobierno de Evo Morales no supo aprovechar la bonanza económica. Por ejemplo, cuando las materias primas tenían un precio alto en el mercado internacional se debió apostar por la diversificación e industrialización.

A pesar de que el Gobierno dice que Bolivia tiene una economía saludable, respecto a la década pasada, el precio del pan se triplicó, argumentó.

El precio elevado de los productos de la canasta familiar es producto de que la economía boliviana fue manejada con fines electorales y prebendas.

Añadió que actualmente cada boliviano nace con una deuda de 10 mil dólares, considerando que recientemente el país adquirió una deuda millonaria con el banco chino Eximbank.

7º Violación de la CPE

La violación a la Constitución Política del Estado (CPE) es otra de las razones por las que la oposición llama a votar por el No en el referendo.

Según Félix Patzi, la modificación de un artículo de la CPE significará ingresar en un proceso regresivo, considerando que la CPE fue aprobada a través de una consulta ciudadana.

Shirley Franco dijo que el MAS está subestimando al 64 por ciento de bolivianos que aprobó la CPE, en 2009. “Están violando la Carta Magna que juraron cumplir y hacer cumplir”.

Óscar Ortiz añadió que si los que no estuvieron de acuerdo con la CPE en 2009 están obligados a respetarla, lo están mucho más los que la redactaron y propusieron, es decir el Movimiento Al Socialismo.

Insistieron en que el referendo solo favorece a dos personas que quieren dar continuidad a su mandato: Evo Morales y Álvaro García Linera.

8º Valores

Otra de las justificaciones por las que la oposición convoca a la población a votar por el No es la recuperación de los valores éticos en la conducción del Estado, aseveró el gobernador de La Paz, Félix Patzi.

El Gobierno de Evo Morales no logró evacuar un pacto social, debido a que aplica una política sin códigos ni límites, indicó la diputada de Unidad Demócrata Shirley Franco.

Desde su punto de vista, la única premisa que rige es “divide y vencerás”.

Para Patzi es urgente recuperar la reivindicación manifiesta como lo hicieron en diferentes etapas de la historia boliviana líderes como Túpac Katari, Pedro Ignacio Muiba, Pablo Zárate Willka, Bartolina Sisa, Luis Espinal Camps, Juana Azurduy Bermúdez, Eduardo Leandro, Nina Quispe, Nilo Soruco Arancibia, Adela Zamudio Ribero y el cacique Kumbay, entre otros personajes.

9º Normas

Para la oposición, el Gobierno de Morales no solo ejerce control sobre ciertos poderes públicos, sino también sobre las normas. He ahí otra de las razones que respalda su campaña por el No.

La diputada Shirley Franco argumentó que hace dos años el oficialismo presionó para la habilitación de Evo Morales a una segunda reelección. Mientras que en 2015 forzaron una interpretación electoral para que las transmisiones de entrega de obras no sean consideradas como proselitismo.

“(...) esto pone en evidencia la irresponsabilidad y parcialidad del Órgano Electoral con el oficialismo”, añadió.

En respaldo, Félix Patzi dijo que los procesos electorales en el país están en tela de juicio, debido a que -por ley- está prohibida la emisión de resultados parciales y los conteos rápidos, procesos que son útiles para la población.

10 Narcotráfico

La oposición manifestó que el Gobierno de turno no ejerce control sobre el delito del narcotráfico.

Descuidar este ámbito durante tantos años provocó que los delitos de trata y tráfico, homicidios, asesinatos y demás incrementen en el país.

Los opositores indicaron que es negligencia del Ministerio de Gobierno y de la Presidencia.

“Cuanto más tiempo Bolivia siga actuando como país de producción y transbordo de drogas, mayor será la probabilidad de que los grupos del crimen organizado evolucionen en organizaciones transnacionales sofisticadas”, señaló Jeremy McDermott, en un artículo al que hace alusión la oposición.

Sugirieron que se ejerza mayor control de la producción de coca en sectores como el trópico de Cochabamba, donde mayor respaldo tiene el binomio Evo Morales Ayma- Álvaro García Linera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada