01 febrero 2016

Referédum del 21 de febrero La agresividad verbal en campañas polariza al país

El país en la última semana se vio polarizado aún más, debido a la creciente agresividad verbal en la campaña tanto del oficialismo como de la oposición, rumbo al referéndum del 21 de febrero. Los primeros buscan la reforma parcial de la Carta Magna para postular nuevamente a Morales y García en los comicios del 2019 y los opositores que intentan frenar ese objetivo, porque a su juicio intenta “perpetuar en el poder a ambos mandatarios”.

La guerra de insultos entre autoridades del Órgano Ejecutivo y líderes opositores tensionó aún más las diferencias partidarias entre ambas fuerzas partidarias, dejando preocupada a la población por la intensidad de esos ataques.

MINISTRO ROMERO

En esa línea, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, advirtió ayer que la “guerra sucia” de la oposición, marcada por una supuesta serie de mentiras, se multiplicará en las dos últimas semanas, antes del referéndum.

“No descartamos que la guerra sucia se multiplique en estas dos semanas, especialmente sobre todo porque las encuestas son claras y las tendencias de opinión son favorables”, advirtió en entrevista con medios estatales.

Agregó que cuando los políticos dejan de tener propuestas y alternativas electorales, recurren al insulto, agresión y calumnia, que se deriva en una “guerra sucia”, sin respeto al pueblo boliviano.

ALUVIÓN DE CRÍTICAS

Sin embargo, los actuales mandatarios que mantienen su fuerte presencia en actos públicos, insisten en pedir directamente el SÍ a la reforma constitucional, lo que les ha valido un aluvión de críticas y objeciones de la oposición, y hasta del propio Órgano Electoral.

Después de conocerse los resultados de algunas encuestas que dan una leve victoria del NO sobre el SÍ, la campaña oficialista recurrió al temor, alertando sobre una presunta crisis política y económica en el país, si se rechazara la reforma constitucional.

“El Gobierno se está jugando el todo por el todo en este referéndum”, lo que queda explicado por la estrategia de “espantar al país, si pierde la consulta, con imágenes apocalípticas sobre lo que podría pasar”, subrayó el analista Jorge Lazarte.

OPOSICIÓN

La diputada opositora Norma Piérola aseguró que presentaron 17 denuncias contra el Gobierno ante el TSE sobre violaciones a normas electorales, pero que las mismas fueron rechazadas en su totalidad por este organismo.

En tanto, el senador Óscar Ortiz, del Movimiento Social Demócrata (MSD), mencionó que está demostrado que la permanencia prolongada en el poder causa corrupción, sumándose a ello el uso indebido de la ley en beneficio de pocos.

RESPETO A LAS LEYES

Para el legislador, la democracia está basada en el respeto a las leyes y a la Constitución Política del Estado, que es la ley de leyes, a la que toda autoridad jura cumplir cuando asume un cargo, tal como lo hizo el Presidente en tres oportunidades.

Acotó también que todas las constituciones del mundo tienen como uno de sus principales fines limitar el tiempo de función de sus gobernantes y otra de sus previsiones es precisamente limitar el tiempo en que debe permanecerse en el poder de forma continua.

Explicó que esta norma debe ser acatada por todos los regímenes democráticos, incluido nuestro país, porque lo contrario significa que la concentración de poder que surge por el excesivo tiempo en el Gobierno origina la tentación de prorrogarse en el cargo.

En ese contexto, mencionó que las constituciones no sólo limitan el tiempo del ejercicio público, sino también las continuas reformas a la Carta Magna para que sean utilizadas solo en beneficio de quienes están gobernando.

“Estas reformas se realizan para futuras administraciones y no para las actuales que deben regirse en el marco en el que fueron electos, porque, de lo contrario, estarían engañando a los ciudadanos que los eligieron, por la utilización abusiva del poder”, precisó.

El senador Ortíz recordó también que la norma que establecía permanecer un solo período en el gobierno, ya fue vulnerada por el actual régimen, que insiste en su postulación para las elecciones generales de 2019.

PROSELITISMO EN LAS CALLES

Entretanto, en la ciudad de La Paz, militantes del partido de Gobierno, opositores y colectivos ciudadanos salieron el fin de semana en marchas callejeras. Los que apoyan la opción de la reforma formaron largas columnas de militantes del MAS y funcionarios públicos que vistieron poleras blancas y otras verdes, con el logotipo del NO, colores muy distintos al tradicional azul del partido gobernante, que en esta campaña perdió terreno.

Las caravanas de automóviles que acompañaron a esos recorridos arengaban la relección del Presidente y Vicepresidente, como preámbulo de las tres semanas que quedan para las campañas proselitistas.

A su vez, los colectivos ciudadanos que impulsan la opción del NO coparon las plazas de la zona norte y salieron también en marcha, que en algún momento coincidió en el mismo lugar con los oficialistas, aunque sin llegar a amagos de agresión física, pero sí a rechiflas mutuas.

En la ciudad de El Alto, los simpatizantes del NO a la reelección de recorrieron la avenida Bolivia y se apostaron en las plazas principales de algunas zonas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada