26 febrero 2016

MAS registra una de las menores votaciones en 12 años en Potosí

El Movimiento Al Socialismo (MAS) registró una de las más bajas votaciones en 12 años de participación en elecciones y referendos en el Departamento de Potosí, el domingo 21 de febrero en el referendo constitucional para la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE).
Antes de este último resultado, el partido de Evo Morales logró el 57,8 por ciento de apoyo en las elecciones generales de 2005 y ese porcentaje fue subiendo hasta llegar a su pico más alto en el referendo revocatorio de mandato en el que Morales obtuvo 185.317 votos que corresponden al 84,9 por ciento de los votos válidos.
El porcentaje con el que la población potosina ratificó a Evo Morales en la presidencia (84,9 %) no se repitió más y en el referendo constitucional de enero de 2009, el pueblo potosino aprobó la nueva Constitución Política del Estado con el 80,1 por ciento de los votos válidos.
En la elección general de diciembre de 2009, Evo Morales volvió a ganar en Potosí, pero esta vez con 243.855 (78,32 por ciento) porque el padrón electoral del Departamento de Potosí había crecido y, si bien tuvo más votos que en 2005, el porcentaje de apoyo fue más bajo que en el revocatorio de mandato.
Los potosinos se decantaron por la propuesta del MAS de aprobar la autonomía departamental, por lo que el 17 de diciembre de 2009 apoyaron el Sí 249.606 electores, que equivale al 78,32 por ciento.
En las elecciones subnacionales de 2010, el partido oficialista ganó 36 de las 40 alcaldías y se adjudicó la Gobernación con Félix Gonzales, quien se anotó el 66,8 por ciento de apoyo del electorado.
En la elección general de 2014, el candidato del MAS, Evo Morales, se impuso en Potosí pero con el 69,49 por ciento de apoyo que era menor al que consiguió en la anterior consulta para elegir al presidente.
En la última elección subnacional, el MAS siguió manteniendo su supremacía en las alcaldías al ganar 33 de 40 y consolidó una amplia victoria de Juan Carlos Cejas a la Gobernación con 162.494 votos que representan el 62,21 por ciento de los votos válidos.
El primer gran tropezón del partido de gobierno ocurrió el 20 de septiembre de 2015, cuando perdió la pulseta por aprobar el estatuto autonómico al conseguir 93.705 votos (31,93 %) con la opción Sí, frente a 175.454 (53,26 %) de la opción No que fue promovida por los dirigentes cívicos por mandato de las organizaciones sociales tras un conflicto que duró 27 días con paro y bloqueo de caminos.
Esa fue la menor votación lograda por el MAS, pero se aclaró que la consulta llegó tras el conflicto de los 27 días y la gente estaba molesta por cómo terminó la movilización.
La más dura prueba del MAS fue el 21 de febrero, cuando no pudo lograr la modificación del artículo 168 de la Constitución para la repostulación de Evo Morales y Álvaro García.
El gobernador señaló que pese a los datos del referendo mantienen su fuerza en municipios rurales en los que ganaron mayoritariamente pero habría incidido muy fuerte el voto citadino y de ciudades intermedias en la consulta del pasado domingo. También anotó que el paro del pueblo potosino y la actitud política de dirigentes cívicos primó para que se dé ese resultado.
Militantes del MAS señalaron que su derrota se debe a la mala información respecto a la atención gubernamental a Potosí y la guerra sucia desatada en las redes sociales y en los medios de comunicación social.
El senador de Demócratas, Edwin Rodríguez, sostuvo que el MAS logró su mayor nivel de apoyo hace siete años y de allí en adelante fue bajando sistemáticamente hasta estar en el lugar en el que hoy se encuentra, en caída libre por la falta de atención al Departamento, la soberbia de los gobernantes y la corrupción campante.
El dirigente cívico José Emilio Elías explicó que la derrota del domingo se debe a la unidad del pueblo potosino y la falta de atención a las justas demandas de la población que en 2010 y 2015 se enfrentó al gobierno demandando justicia y desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada