12 febrero 2016

Legislativo creará comisión mixta para investigar presunto tráfico de influencias

La Asamblea Legislativa sesionará la próxima semana para conformar una comisión mixta que investigue el presunto tráfico de influencias en la otorgación a la empresa china CAMC de numerosos contratos estatales, tras conocerse que el presidente Evo Morales tuvo una relación sentimental con la gerenta comercial de esa compañía, Gabriela Zapata.

La oposición participará de la comisión, independientemente que sea en minoría, y que el MAS acepte o no la participación de veedores internacionales y de la sociedad civil para encaminar la investigación.

Ante las permanentes informaciones que continúan surgiendo sobre el tema, el mandatario pidió ayer que la Asamblea Legislativa conforme una comisión mixta entre oficialistas y opositores para investigar los casos y descartar el “mal llamado tráfico de influencias”, declaró en un breve contacto con los medios de comunicación.

Según ANF, el senador Milton Barón (MAS) informó que la Asamblea será convocada la próxima semana para conformar la comisión mixta. “Para investigar este caso, pero no hay nada qué temer, no hay nada que esconder”.

OPOSICIÓN-OFICIALISMO

La comisión estará integrada por diputados y senadores, tanto del oficialismo como de la oposición. Barón insistió que no existe “ningún tráfico de influencias, sino una franca guerra sucia de la oposición” antes del referéndum del 21 de febrero, sostuvo la autoridad.

Entre tanto, el jefe de la bancada de Unidad Demócrata Arturo Murillo confirmó que serán parte de la comisión; “no nos da miedo ser minoría y que el MAS sea mayoría, haremos nuestro trabajo”, sostuvo el legislador.

Apeló a que el MAS sea verdaderamente transparente en la investigación del caso. Lo óptimo sería que el oficialismo se abra a convocar a organismos internacionales o que permita la presencia de organizaciones de la sociedad civil como la Iglesia o gremios periodísticos, manifestó el senador.

“Creemos que por el bienestar del Presidente y por estar involucrada su expareja debiera hacerse una comisión lo más transparente”, manifestó Murillo.

El pasado 3 de febrero, el conductor de televisión Carlos Valverde denunció un presunto tráfico de influencias mediante el cual la compañía china CAMC se habría adjudicado al menos siete proyectos millonarios. El periodista atribuyó este hecho a la relación entre el Mandatario y Gabriela Zapata, quien es funcionaria en esa empresa.

Pese a que el Presidente rechazó las acusaciones de que hubiera influido o favorecido en los contratos, primero al asegurar que no venía a Zapata desde 2007, pero luego se reveló que sí se tomaron una fotografía en 2015, aunque Morales dijo después que sí hubo la foto “pero que le vio cara conocida”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada